[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Domingo

La ética ciudadana ante la corrupción política


Jorge Mario Rodríguez Martínez

foto-articulo-Domingo

La ciudadanía guatemalteca debe comprender que la empresa de construir una nueva sociedad no fructificará si no se visualizan los vínculos que inducen la degeneración de la política desde los marcos de la vida social que rigen su vida cotidiana. La crisis de ingobernabilidad y corrupción que afecta a este país no es una infección sistémica que acaece a un sistema social de suyo viable. Una sociedad no puede albergar estructuras excluyentes sin asumir la corrupción en los mismos vínculos que la constituyen. Dichas relaciones asumen procesos históricos en los que la degradación moral es funcional para consolidar un sistema social excluyente, injusto e ineficiente. En términos generales, las estructuras sociales excluyentes exigen el eclipse de la conciencia ciudadana. No es extraño constatar, pues, que la actual crisis política es, ante todo y sobre todo, una crisis ética. Para comprender esta tesis es necesario ir más allá de la política

Cada suscripción es un grito en contra de la corrupción y la impunidad

Este contenido es exclusivo para miembros de nuestra Suscripción Digital y Suscripción Digital + Impreso. Iniciar sesión Suscribirme hoy

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Estuardo Artiga
Bantrab es patrocinador oficial de la Selección Nacional de Fútbol
noticia EFE
Nicaragua congela precios de gasolinas
noticia afp
Portugal y Cristiano no quieren ninguna sorpresa


Más en esta sección

Triste día del deportista en Guatemala

otras-noticias

Cambios post-pandemia

otras-noticias

Periodismo en resistencia

otras-noticias

Publicidad