[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Domingo

La importancia de la privacidad digital


Jorge Gabriel Jiménez
Sociedad de Plumas

foto-articulo-Domingo

En la era digital y del Internet de las cosas, prácticamente toda la información almacenada en nuestros dispositivos electrónicos y la que es compartida mediante Internet por correos electrónicos, llamadas en línea, mensajería instantánea, redes sociales y archivos compartidos, está a disposición de las personas para un sinnúmero de intenciones. Estos datos vinculados a las comunicaciones o metadatos incluyen los números de teléfono desde los cuales se reciben y realizan llamadas, horario, lugar aproximado desde donde se llevaron a cabo y la localización de la conexión a Internet. Esta información puede ser utilizada para fines comerciales, estafas, difamación en línea o para mantener a una persona vigilada y facilitar una amenaza o ataque directo. Los ciudadanos debemos luchar para que estos metadatos no sean utilizados para fines no legítimos.

La Constitución guatemalteca protege la intimidad y la vida privada de la persona, lo cual incluye el respeto de todos los sucesos y circunstancias que constituyen la vida personal y que deben mantenerse reservados del público, salvo que la persona consienta lo contrario. Y por si lo anterior fuese poco, la Constitución también contiene una sólida protección a la inviolabilidad de las comunicaciones de cualquier tipo. A pesar de esto, las interceptaciones ilegales a las comunicaciones son una constante. Se conoció por distintos medios de prensa que el gobierno anterior, específicamente la Dirección General de Inteligencia Civil –Digici–, está siendo investigado por llevar a cabo interceptación de comunicaciones fuera del marco de la ley a periodistas, políticos y activistas. Esto se suma a que el gobierno inició a negociar con Hacking team, una compañía de tecnología que vende herramientas de vigilancia a gobiernos que no respetan los derechos humanos.

La vigilancia de comunicaciones por parte del Estado es legal si persigue un fin legítimo en una sociedad democrática y cumple los requisitos de idoneidad, necesidad, proporcionalidad y debido proceso. Interceptar llamadas telefónicas o correos electrónicos para la averiguación de un delito grave es –por supuesto– legítimo. Este tipo de evidencia ha ayudado a que el Ministerio Público pueda investigar una serie de casos de alto impacto. Sin embargo, es necesario que estos procedimientos de investigación sean transparentes. La única forma de saber que la limitación al derecho a la privacidad digital no está sirviendo para vigilar a periodistas, activistas o políticos, como ha ocurrido en otros países de la región, es contar con datos estadísticos del número de interceptaciones realizadas y cuántas de ellas son utilizadas como prueba en juicio y notificarle a la persona que fue vigilada si las interceptaciones no fueron utilizadas como prueba en juicio. De lo contrario, instituciones como la Digici continuarán utilizando estas herramientas legales en detrimento de los ciudadanos.

Además de lo anterior, mantener el derecho al anonimato digital es fundamental para asegurar otros derechos como la libertad de opinión y expresión. De la misma forma que las personas tienen derecho a mantener en secreto los libros que leen y con los que se forman opinión, también tienen el derecho al anonimato en Internet. Por otra parte, el cifrado de las comunicaciones debe continuar como una práctica legítima que permita la libre comunicación entre las personas. Las nuevas autoridades que tomaron posesión recientemente, tienen la obligación de proteger estos derechos y no limitarlos en perjuicio de los guatemaltecos.

Algunos argumentarán que están dispuestos a sacrificar su privacidad digital en aras de la seguridad, pero como dice Edward Snowden, “Argumentar que no te importa el derecho a la privacidad porque no tienes nada que esconder, es lo mismo que decir que no necesitas el derecho a la libre expresión porque no tienes nada que decir”.

Sociedad de Plumas es una red de colaboradores comprometidos con promover en las páginas editoriales el balance, el contraste y la propuesta constructiva.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Geldi Muñoz Palala/elPeriódico
Habilitan Puesto de Control Interinstitucional en Pasaco
noticia José Manuel Patzán
Trabajadores detenidos cerca de narcoavioneta recobran su libertad
noticia Gonzalo Marroquín Godoy / ENFOQUE
¿Increíble? ¡NO!, era de esperarse…

El término ‘transparencia’ –dejar ver las cosas– es positivo en la gestión pública; el de ‘corrupción transparente’, explica el nivel de cinismo al que hemos llegado.



Más en esta sección

Transmisión EN VIVO de la toma de posesión de Joe Biden y Kamala Harris

otras-noticias

CIEN recomienda fortalecer al Ministerio de Gobernación

otras-noticias

Capturan a hermano de vicepresidenta del Congreso en Huehuetenango

otras-noticias

Publicidad