[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Domingo

Morales, un dolor de cabeza para los analistas


Jonatán Lemus
Sociedad de Plumas

foto-articulo-Domingo

En múltiples ocasiones se ha criticado al presidente electo Jimmy Morales por su falta de experiencia política. Su corta trayectoria genera muchas incertidumbres, sobre todo con respecto a su manejo de temas tan sensibles para el país como las finanzas públicas y la relación con el Legislativo.

Sin embargo, el excesivo enfoque en las debilidades de Morales como candidato, y ahora como presidente electo, no ha permitido apreciar lo valioso de su logro: alcanzar la Presidencia sin tener un vehículo electoral organizado, sin grandes inversiones, ni tampoco habiendo participado antes en una contienda electoral. Morales rompió todos los paradigmas de comportamiento electoral en Guatemala, desmintiendo una a una las predicciones realizadas por nosotros, los analistas políticos.

A lo largo de la campaña, Morales fue objeto de nuestra incredulidad, pues cuestionábamos la posibilidad de que se concretara lo que nos auguraban las encuestas. En la primera vuelta, al ubicarse en el tercer lugar, la explicación brindada era que Morales ocupaba el lugar tradicional de los candidatos urbanos. Se le comparaba con un Eduardo Suger, quien tenía simpatías entre las clases medias urbanas, pero nunca le alcanzó para llegar a una segunda vuelta.

Luego Morales escaló rápidamente al segundo lugar, un par de puntos por encima de Sandra Torres. Allí se le comenzaba a identificar como un candidato outsider, una opción de la ciudadanía urbana como rechazo a un sistema político desgastado por la corrupción. Se decía que al no contar con una base partidaria en lo local, Sandra Torres podría llevarse el segundo lugar por su voto duro rural.

En los días previos a la primera vuelta Morales se posicionó en primer lugar. En ese momento, el único argumento que quedaba era esperar si, en efecto, el votante de Morales se haría presente en las urnas. El resultado fue contundente. Con un 71 por ciento de participación, Morales se hizo del primer lugar, dejando fuera a Manuel Baldizón, el gran contendiente.

De cara a segunda vuelta, las predicciones fueron más moderadas y le dieron a Morales el beneficio de la duda. Sin embargo, seguían las razones para no creer. Se argumentaba que el voto de Morales era exclusivamente urbano, y que el voto rural de Baldizón podría elevar la intención de voto para Torres. Se habló también de su ideología y como una supuesta conexión con militares retirados podría afectarle. Por último, se pensó en un alto nivel de abstencionismo producto de la desilusión de los guatemaltecos con la política.

De nuevo, Morales dio vuelta a las predicciones y destrozó los marcos teóricos que utilizábamos hasta ahora para analizar el comportamiento del votante guatemalteco (urbano vs. rural, derecha vs. izquierda). Morales no solo ganó el voto urbano, sino también el voto rural, llevándose 20 de los 22 departamentos y 267 de los 338 municipios del país; esto a pesar de que más de 250 alcaldes le dieron su apoyo a la UNE. Y lo logró con un nivel de participación que algunos han
desestimado como poco legítimo, 55 por ciento, pero que entra definitivamente en los estándares normales de un balotaje en cualquier país del mundo, incluso democracias modernas.

El gobierno de Morales será evaluado en su momento. Sin embargo, lo logrado por el inexperimentado candidato podría considerarse todo un hito para el estudio de elecciones en Guatemala. Durante la campaña Morales fue rompiendo paradigmas, siendo un terrible dolor de cabeza para nosotros los analistas. Más allá de esto, la victoria de Morales presenta una oportunidad para un cambio en la manera en cómo se desarrollan las campañas políticas en Guatemala. Ojalá en cuatro años ya no veamos campañas exageradamente millonarias, basadas en el clientelismo y la propaganda audiovisual. De lograrse, se dará un paso importante en la dirección correcta, y entonces podremos esperar un verdadero cambio en la tristemente corrupta política de nuestro país.

Sociedad de Plumas es una red de colaboradores comprometidos con promover en las páginas editoriales el balance, el contraste y la propuesta constructiva.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Tulio Juárez
Cae enfermera por ser la “cobradora” de las extorsiones del pandillero “el Smurf”

Magnolia Yesenia López Castro, con plaza 011 en el San Juan de Dios, es detenida en vivienda de Villas Alameda 1, zona 18, donde se decomisan armas de fuego.

 

noticia Maritza Cabrera / DPI 2455 05016 2206
Acerca de la Columna de Raúl de la Horra
noticia Phillip Chicola
La vinculación de la depuración judicial con la política pública

La agenda política se ha derivado de los casos judiciales del último año y medio.

 



Más en esta sección

Proponen nuevo modelo educativo pospandemia

otras-noticias

Una sonda espacial japonesa trae de vuelta muestras de asteroide

otras-noticias

EE.UU. debe poner fin a la certificación antidrogas, dice panel al Congreso

otras-noticias

Publicidad