[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Domingo

Ya votamos, ¡ahora vigilemos!


foto-articulo-Domingo

Las elecciones de segunda vuelta se están realizando. Ya no hay espacios para la sorpresa. Ya sabemos quiénes estarán gobernando el país en los próximos tiempos. Existe en la sociedad guatemalteca una capa importante de ciudadanos de pensamiento democrático, liberal o socialista, para quienes votar ha sido un sacrificio porque los candidatos no tienen ni la mentalidad ni las ejecutorias que se quisieran. A ellos les digo, si no lo han hecho ¡voten!

En las últimas elecciones sucede lo mismo: ¿por quién votar? Hace unos días calificamos las de 2015 como las elecciones tristes. Hubo que votar y en consecuencia, hubo que elegir. Y una u otra decisión tiene consecuencias para todos los ciudadanos. Advertimos con preocupación la escasa calidad de los debates de los candidatos. La pobreza de ideas que no preocupa a las mayorías.

En las actuales condiciones, de cierta confianza en nosotros mismos, creadas en buena medida por el efecto de los 107 días de movilizaciones de abril-agosto, priva un clima ciudadano nuevo, que se vincula con los resultados electorales. No exageremos, pero la conducta cívica, entendida como el compromiso con la moral pública, lleva a asumir obligaciones como votante. Algo especial queremos transmitir: el candidato-a/partido ganador lo hacen esta vez en un escenario como no lo hubo antes, donde hay un público democrático exigente, gente organizada u organizándose, vigilante con ánimo positivo. Somos una minoría crítica, insatisfecha.

El buen gobierno no solo depende de la calidad de la gente del partido triunfador; también de los partidos que no ganaron, también del gran público que espera y confía, también de la vigilancia y de la crítica constructiva de las organizaciones de la sociedad civil. Hemos contribuido poco a la obra común, construir un Estado democrático; ahora tenemos la oportunidad de hacer algo que no solo sea la queja y el malestar. ¿Cómo? Participando en las actividades públicas de denuncias de lo malo, en las jornadas políticas de apoyo a lo democrático, en la organización de grupos o partidos que puedan influir en, y no dejar solos a los gobernantes. Por ejemplo, en el Movimiento Semilla queremos mantener esa actitud positiva, la voluntad de organizar más y más gente, agruparlas por su pensamiento democrático, crear una mayoría alternativa capaz de hacerse oír. Recordemos que no solo se hace política en tiempos electorales; también en el largo interregno que separa esos dos momentos.

Tuvimos problemas para elegir y para votar. A partir de hoy enfrentamos un presente extraordinariamente difícil. El país tiene problemas de envergadura mayor: por ejemplo, arrastra un déficit fiscal para el cual no hay instrumentos legales suficientes para aliviarlo. El presidente Maldonado Aguirre tiene tres meses para aplicar ideas que se le han sugerido para facilitar la transición. Esperamos que su lentitud no sea presagio de lo que viene después. Estemos alerta. Guatemala se merece un destino mejor.

San Pedro las Huertas.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
China informa de la primera muerte por coronavirus en ocho meses
noticia Gonzalo Asturias Montenegro
Necesitamos de derechas e izquierdas reinventadas

Nuestra democracia es como un muñeco de nieve al sol.

noticia AFP
Kim Jong Un dice que EE. UU. es el “mayor enemigo” de Corea del Norte

El líder hizo esta declaración ante el partido durante una presentación de trabajo de nueve horas, a lo largo de tres días, cuyos detalles KCNA reveló por primera vez el sábado.



Más en esta sección

5 minutos

otras-noticias

Todo está consumado

otras-noticias

Ex-Directora de la Diaco denuncia a funcionarios de Economía por difamación

otras-noticias

Publicidad