[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Domingo

Hay que votar por los partidos pequeños


Edelberto Torres-Rivas

foto-articulo-Domingo

Las elecciones son el corazón del Estado democrático. Elecciones modernas, satisfactorias, racionales, mejoran el papel del Estado. Las elecciones pueden ir degenerando y terminar como una formalidad lenta, sucia, inservible. Guatemala es un ejemplo de decadencia electoral. Las de 2015 cierran un proceso. Se realizan para crear nuevos problemas. La decisión de votar o no votar y por quién hacerlo no es una acción aislada, particular, silenciosa. Se engañan los que en un escenario tan caótico como el que ha crecido en este último momento, como un jardín sin cuidado, se puede escoger fácilmente. La comedia de la crisis política es tan difícil como la que ocurre en una cocina cuya oferta de granos se encuentran mezclados. ¿Puede usted distinguir con rapidez entre el cilantro y el perejil? El voto no es elección de sabores pero cómo distinguir entre uno y otro de los 14 partidos que participan hoy día en el evento. Si ya decidieron ¿creen estar eligiendo libremente? Es frecuente escuchar opiniones terminales: ¡aquí no hay por quién votar! No están bien informados los que ignoran que hay siete partidos de derecha de diversos gustos, dos partidos de centro derecha, dos de izquierda y el resto, agrupamientos que no se atina averiguar lo que no son para así averiguar lo que son. ¡Porque no son nada!

Sin ánimo de hacer propaganda, nuestro consejo, en primer lugar, es asistir al punto donde nos toca votar; en segundo lugar no anular el voto. No hay que confundir la crítica de conjunto a la actual estructura electoral, que hacemos adelante, y el acto ciudadano de utilizar el sistema político y votar. Hay por quién votar, hay exceso de candidatos. Por la derecha están A. Giammattei (Fuerza), Juan Gutiérrez (PAN), Roberto González (Creo-Unionista), Mario Estrada (UCN), Luis Fernando Pérez (PRI), James Morales (FCN) y Zury Ríos (Viva, la más pura representante de la derecha neoliberal); hacia el centro derecha se encuentran Lizardo Sosa (Todos) y José Ángel López (Encuentro por Guatemala). Y por la izquierda, Miguel Ángel Sandoval (URNG-Winaq) y Aníbal García (MNR). El resto, o son impresentables, o no son identificables ideológicamente.

Nuestro tercer consejo es elegir. ¿No es suficiente oferta de candidatos decentes de variados colores? No votar en blanco, votar por los partidos pequeños, que los ayuda ahora y en el futuro. En mi condición de militante de izquierda, yo votaré por Aníbal García. Bien sé que no ganará, pero sumará votos por tal vez ganar una o más diputaciones. Y si realmente quiere ensuciar su decisión, vote por Mario David García, que no es conservador sino de sub-derecha.

Estas elecciones se realizan con un gobierno en pleno desajuste, desarticulado y con una sociedad  desordenada. Júzguese que el número de homicidios aumenta y los asaltos, violaciones, extorsiones y ajustes crecen en los barrios pobres, donde se vive con miedo. La violencia del día-a-día golpea a los que no tienen nada. La crisis de la sociedad/Estado con rasgos tan agudos no es lo más favorable para un acto electoral. El hecho que se celebre en el seno de este desconcierto institucional aumenta el carácter de la crisis y a su vez, desvaloriza los resultados pues es probable que gane Lider. El resumen para el ciudadano guatemalteco es que las elecciones sin democracia producen una democracia sin ciudadanos. Y que vivan los remolinos.

Se ha debatido si las elecciones son legales y legítimas, si las elecciones resuelven la crisis o son un factor que la agudiza. Otro remolino que confunde. Es difícil afirmar o probar que las elecciones a realizarse son ilegales. No lo son de acuerdo con la normativa de la Ley y las decisiones del Tribunal Supremo Electoral. Hay muchos candidatos sin el beneplácito exigido, con juicios pendientes, etcétera. Pero fueron inscritos ¿son ilegítimas? Tal vez para los grandes electores, porque los recursos utilizados son de origen oscuro, sale el dinero abundante de la cloaca del narcotráfico. Con ese dinero se pagan las deudas electorales. Antes había dudas; ahora ya no porque hay una relación con el monto del gasto y la vida que llevan los “drogaligarcas”, según lo probó la CICIG.

El argumento sustantivo es definitivo. Si Lider-PP ganan estas elecciones y es lo más probable en estas condiciones, la democracia se debilitará aún más. Basta una simple comparación de lo que llaman un cambio; ¿va llegar al Congreso una nueva cohorte de diputados? ¿Se van a renovar las autoridades edilicias? No, todo lo contrario. No olvidemos que el 60 por ciento de los diputados que se presentan a la elección son sujetos de la reelección. La ilegitimidad radica en esta trampa. La crisis política se alimentará del mismo detritus. Si es así, ¿para qué hacer elecciones? No son ilegítimas sino innecesarias; no son ilegales sino indebidas. Estas elecciones probablemente se caracterizarán por el abstencionismo. Se habla del voto nulo como fórmula de rechazo. El mejor rechazo, ciudadano, es votar por los partidos pequeños. No se abstenga, no vote en blanco. Solo votando por los partidos pequeños se evita la reelección. Vote por el candidato más próximo a sus ideales. Yo votaré por Aníbal.

 

Volcán de Agua

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia EFE
Presidente de Panamá afirma que no tolerará la corrupción en su Gobierno

El mandatario dijo que su administración “ha rendido y seguirá rindiendo cuentas claras y transparentes, y promoviendo un alto nivel de participación ciudadana”.

noticia Evelin Vásquez/elPeriódico
Repudian asesinato de Sharon de ocho años en Petén
noticia Sputnik
Desde una escuela rural uruguaya hasta la NASA y más allá

Por llevar adelante una investigación sobre el agua, hace dos años fueron distinguidos y elegidos por la NASA para representar a América Latina en un simposio internacional. No son profesionales, sino niños y niñas de una escuela rural uruguaya que hoy han encontrado pasión por la ciencia y llevan adelante nuevos estudios.



Más en esta sección

Porras pide fondos para pagarle Q249.6 millones a contratistas

otras-noticias

Guatemala registra más de 100 mil casos de desnutrición aguda en seis años

otras-noticias

Tras la firma del ex-Decano de Derecho de la Da Vinci

otras-noticias

Publicidad