[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Deportes

Rojos están en la final


El técnico rojo Sebastián Bini, deberá revisar lo que siempre pareció que tuvieron: muchas rutas para llegar al gol: Antigua se las cortó casi todas…

 

 

 

 

 

 

foto-articulo-Deportes

“El Flaco” Javier Martínez, casi en la jugada final del partido, llegó a darle desequilibrio al ataque de Municipal con un letal remate de cabeza. Y con su gol en el minuto 89, le dio a los rojos una clasificación que ya se esfumaba en el partido del domingo en el estadio El Trébol.

El de los rojos, que indudablemente habia sido el mejor equipo hasta ahora en el torneo, por esta vez, y como le pasó en el juego de ida de semifinales ante los antigueños, tuvo pocos recursos ofensivos; apenas la búsqueda fallida de los desbordes del “Gambeta” Alejandro Diaz. Y para agregar, Antigua lo superaba ampliamente en el campo.

Ese gol llegó a salvarlo todo para los rojos.

¿A ganar?

Municipal salió con una alineación para ganar el partido: José Morales más fluido para ir al ataque que Luis de León en el lateral derecho, Frank de León con más recursos ofensivos que el “Choco” Carlos Alvarado, y el ingreso principalmente de Alejandro Diaz en el ataque.

Y desde el primer minuto, “El Gambeta”, anotador del gol del empate en Antigua en el partido de ida, fue el recurso ofensivo rojo. El único.

Una y otra vez le pelota iba a los botines del argentino. Y una y otra vez, el número diez rojo no encontraba caminos abiertos, ya fuera por derecha o por izquierda -allí es más peligroso- del ataque.

Y no sólo por la estrecha marca de Moisés Hernández, exitoso por la izquierda, o de José Ardón, más permisivo por la derecha: también por la a veces exagerada fuerza que le daban a sus entradas los antigueños que estuvieran cerca de él.

Allí, en la insistencia de buscar sólo al “Gambeta” como recurso desequilibrante, perdía Municipal sus posibilidades ofensivas.

Aunque la verdad, el goleador Ramiro Rocca y Janderson Pereira no pesaban para nada en el campo. Especialmente el artillero, que fue un fantasma en el partido…

Dos centros delanteros

Dos puntas de lanza en el segundo tiempo, Javier Martínez y el mismo Rocca, fueron más peligro para una defensa antigueña bien ordenada en todo el partido.

Pero la seguridad de la zaga antigueña, la decisión y aplicación de Kenner Lemus como buen contención por el lesionado Marco Domíguez, y la colaboración en el andamiaje defensivo desde los delanteros Robin Betancourt y Josué Martínez para tapar la salida rival fue ejemplar para formar un bloque granítico con marca muy agresiva y “presión intensa sobre el rival” -el secreto de los antigueños para poner en problemas a cremas y rojos-, resultaron impecables.

Y el manejo y posesión de pelota de sus volantes también.

Hasta que dejar levantar el centro a John Méndez, y la inexistente marca sobre “El Flaco” Martínez, además de su excelente remate de cabeza, cambió totalmente el rumbo del partido…

Lo que si es evidente, es que Guastatoya, rival de Municipal en la serie final, tendrá que haber aprendido mucho de lo que hizo el Antigua de Korytoski: marca estrecha y asfixiante sobre los rojos, y un ritmo de juego que sólo se logra con un estado físico excepcional…

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Marcela Gereda
Madre Juana y la capacidad de sembrar esperanza

Su trabajo consiste en unirse a la voz de los desposeídos.

noticia Gonzalo Marroquín Godoy
Los rusos y el COVID delta llegaron juntos

Como si se tratara de plagas, unos y otros se quieren asentar en el país e imponer su ritmo; lástima que el Gobierno responde exprés a unos, mientras al otro no le pone la debida atención.

noticia Sputnik
Un hombre recorre Madrid en un trineo tirado por perros

Un hombre pasea por la calle en un trineo tirado por perros. La escena puede recordar al norte de Europa, pero no. Es Madrid bajo los efectos de la borrasca Filomena. El piloto es Francisco Javier Talanco, habitual en las competiciones de ‘mushing’.



Más en esta sección

Sindicato de trabajadores de salud marchan sobre la sexta avenida

otras-noticias

La pandemia de COVID-19 repunta en Europa

otras-noticias

Cuatro militares muertos en represalia por captura de jefe del narco en Colombia

otras-noticias

Publicidad