[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Deportes

Nick Foles, héroe inesperado del Super Bowl


Hace unas semanas era suplente y en la noche del domingo fue elegido como el jugador más valioso del Super Bowl: Nick Foles se convirtió en el héroe inesperado de la gran final del fútbol americano, robando el show incluso a Tom Brady.

foto-articulo-Deportes

Casado con la supermodelo Gisele Bündchen, con cinco títulos de Super Bowl en sus vitrinas y considerado por muchos como el mejor de todos los tiempos, Brady es una superestrella mundial desde hace muchos años. Sus 1.93 metros y 100 kilos actuaron en películas y fueron representados en la serie “The Simpsons”.

El domingo estaba a un paso de escribir otra página dorada, de sumar otra corona más. Pero el gran protagonista fue el quarterback suplente de equipo rival, los Philadelphia Eagles, que se impusieron 41-33 en Minneapolis.

De suplente a estrella

Cuando Brady ganó su primer Super Bowl, Foles apenas tenía 13 años. El hecho de que las posesiones de los Eagles estuvieran en las manos de este jugador de 1.94 metros y 110 kilos responde únicamente a una razón: la lesión que sufrió Carson Wentz a principios de diciembre. Se rompió el ligamento cruzado y dijo adiós a la temporada. Roto Wentz, parecía que el sueño de los Eagles se desvanecía.

Foles tuvo una temporada genial en 2013: en un encuentro dio 22 de 28 pases y en otro logró un récord de siete touchdowns, la friolera de 411 yardas. Pero entonces se lesionó el hombro, dejó St. Louis y fichó por Kansas. Desapareció del mapa y con 26 años pensó en la retirada. En 2017 regresó a la escena con un contra de dos años con los Eagles. Y en diciembre le llegó la oportunidad.

A la gloria

Foles arrancó con ciertas dudas, pero fue sumando confianza y en las semifinales ante los Minnesota Vikings explotó. Deshizo la mejor defensa de la liga con su acierto en el pase. Ni el mismo se creía su actuación.

En la final del domingo consiguió 373 yardas y 28 de 42 pases y se convirtió en el tercer quarterback que gana un Super Bowl tras jugar tres o menos partidos durante la temporada regular.

Foles cree que el éxito que logró en las últimas semanas es consecuencia de todo lo que rezó durante la lesión de hombro que tuvo. “La oración siempre ha sido mi fortaleza para seguir adelante”, indicó en los días previos al Super Bowl.

“Quiero ser pastor en una escuela secundaria”, añadió sobre sus planes de futuro. “El año pasado me armé de valor y me inscribí en un seminario teológico”.

Foles, de 29 años, no es el único cristiano devoto en el vestuario de los Eagles: muchos de los jugadores rezan y leen la biblia juntos. “No puedo jugar al fútbol para siempre. He sido bendecido con una etapa increíble y es solo una puerta que dios ha abierto, pero todavía tengo muchas lecciones y un gran viaje por delante.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Lucero Sapalú/ elPeriódico
Sitrame denuncia irregularidades en el Mineco

Denuncian persecución contra trabajadores por favores políticos.

noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Reportan acarreo de trabajadores del gobierno para la votación del CANG

Se observan letreros que promocionan la imagen de Mynor Moto en el ingreso de parqueos que ofrecen espacios gratis para los profesionales que lleguen a emitir su voto. 

noticia AFP
Carrera contrarreloj en España para quitar la nieve antes de un ola de frío

Esta tormenta, bautizada “Filomena”, que provocó además fuertes lluvias en otras regiones, ha dejado tres muertos en el país.



Más en esta sección

Cabecitas de Algodón pide ayuda para su mantenimiento

otras-noticias

Mujeres se manifiestan contra los femicidios en Guatemala

otras-noticias

Capturan a cuatro hombres por la muerte de dos mujeres en Jalapa

otras-noticias

Publicidad