[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Deportes

Cristiano Ronaldo, oro bajo la lupa


foto-articulo-Deportes

En su eterna batalla contra el argentino Lionel Messi y las erosiones del tiempo, el portugués Cristiano Ronaldo volvió a salir hoy victorioso con la conquista de su cuarto Balón de Oro, un trofeo sin embargo discutido por sus detractores con el fisco español rastreando el olor de su fortuna.

Deberían ser buenos tiempos, los mejores, para el futbolista del Real Madrid, el único jugador capaz de discutir el reinado de Messi, con cinco Balones de Oro. Pero hace tiempo que no exhibe su brillante dentadura.

Las últimas noticias de la sonrisa de Cristiano Ronaldo se tuvieron el 7 de noviembre, cuando presentó la ampliación de su contrato con el Real Madrid hasta 2021. Entonces tendrá 36 años, pero ya anunció que no sería su último contrato como profesional. Pretende jugar hasta los 40, otro desafío de profundidad.

Entonces, el portugués dijo: “He ganado la Champions, la Eurocopa y esta renovación… Vivo un sueño”.

Pero ocurrió que la prensa publicó el desvío de 150 millones de euros (unos 160 millones de dólares) procedentes de los derechos de imagen a través de paraísos fiscales. Justo en un momento en el que sus detractores hablaban de un Balón de Oro bajo sospecha. El Real Madrid decidió ocultar al futbolista, retirarle de la vida pública, de las declaraciones y de la exposición. Ni siquiera jugó el último partido del año de la Liga española y en silencio se marchó a Japón para disputar el Mundial de Clubes, el epílogo a una temporada agotadora.

Cristiano Ronaldo fue el rostro reconocible de los éxitos colectivos. Ganó la Liga de Campeones con el Real Madrid y la Eurocopa con Portugal. Su contribución a ambos trofeos fue idéntico: facilitó el camino con sus goles y asistencias, pero su papel en las finales fue discreto.

Por ejemplo, estableció un récord goleador en la fase de grupos de la Liga de Campeones con 11 tantos y fue el héroe del pase a las semifinales de los blancos al marcar un “hat-trick” ante el Wolfsburgo. Luego, en la final ante el Atlético de Madrid, pasó casi inadvertido, aunque se reservó la gran fotografía final al anotar el último penal de la tanda.

En la Eurocopa también fue decisivo, pues con su doblete propició el empate 3-3 ante Hungría y evitó la prematura eliminación en la fase de grupos. También marcó en las semifinales el primer gol del triunfo 2-0 ante Gales. Pero abandonó la final ante Francia en los primeros minutos por lesión. ¿Suficiente para ganar un Balón de Oro? Es lo que preguntan maliciosamente sus detractores.

A nivel general, sus números han sido muy similares a los de toda su carrera, con 51 goles marcados en 48 partidos jugados durante la temporada, aunque su media bajó en el inicio de la nueva campaña, con 12 tantos en 17 encuentros. Ahora tiene tiempo de sobra para regresar a sus estadísticas casi sobrehumanas.

Mientras sus enemigos anuncian un ocaso que de momento no llegó, pues lleva seis temporadas seguidas por encima de los 50 goles, Cristiano Ronaldo inició un nuevo desafío, quizá el más difícil, como es la batalla contra el tiempo. Seguir siendo igual de bueno.

No sólo eso, sino que a la vez se le abrió un nuevo frente, no deseado por él, con la investigación de sus cuentas y el compromiso con el pago de los impuestos, la puesta en duda de una “ejemplaridad” que su club defiende en público, igual que él.

“Quien no debe no teme”, aseguró el futbolista tras un partido mientras se marchaba a casa. Es todo lo que hasta el momento dijo sobre su supuesta evasión de impuestos. Tampoco se esperan más explicaciones. Al menos a corto plazo.

Como sucedió con Messi, el portugués, un futbolista de talla mundial, ve vinculado su nombre a un asunto turbio que cuestiona su ejemplaridad, algo enormemente molesto para el ego superlativo de un futbolista que suda sangre en busca de perfección. Otra batalla, otro desafío para el portugués.

FUENTE : DPA 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Europa Press
Fósiles de tejidos blandos desentrañan un misterio para Darwin
noticia AFP
En Eslovenia, bicicletas por todas partes para celebrar un espectacular año ciclista

Bicicletas iluminadas suspendidas en los balcones, en lo alto de algunas paredes o adornando el escaparate de una tienda: ciudadanos de Eslovenia decidieron aplaudir con originalidad a sus ciclistas, que han iluminado con sus éxitos un duro año 2020.

Lo han ganado todo o casi: Tadej Pogacar, el increíble vencedor del Tour de Francia, y su compatriota Primoz Roglic, segundo en la ‘Grande Boucle’ y campeón de la Vuelta a España y la Lieja-Bastoña-Lieja.

Fue en la pequeña región de Karst y Brkini (oeste), de fuerte tradición ciclista, a unos 80 kilómetros de la capital Liubliana, donde nació la idea.

“Queríamos homenajear los resultados de nuestros corredores y aportar una nota positiva en la crisis actual”, explicó a la AFP Tina Jancigaj Avsec, una de las organizadoras de la acción.

Eslovenia, pequeño país de la Unión Europea de dos millones de habitantes, se ha visto duramente golpeada por la segunda ola de la pandemia del covid-19 y estas atípicas decoraciones de Año Nuevo suponen un bálsamo en los corazones de sus habitantes, bajo fuertes restricciones desde hace muchas semanas.

Mientras recorren los pueblos, ahora se divierten descubriendo las instalaciones y enviando sus fotografías a los iniciadores del reto, que han prometido premios para los diez mejores.

Antiguas bicicletas sacadas del garaje o máquinas de competición, bicicletas de niño e incluso ruedas de carruajes de otros tiempos, adornadas con luces, aparecen por las curvas de los caminos, en los jardines, plazas públicas o en las fachadas de las casas.

Las ruedas “simbolizan la acción, el movimiento al futuro” y un año 2021 que todos esperan más feliz, señala Jancigaj Avsec. Es el momento de “promover el turismo en nuestra región y de no caer en la depresión del coronavirus”.

Aunque ella niega cualquier connotación política, protestantes antigubernamentales las han convertido en un símbolo de “resistencia”, según la expresión del semanario de izquierdas Mladina.

Algunos han publicado en las redes sociales fotografías de estas bicicletas decoradas, haciendo referencia a las manifestaciones ciclistas organizadas en los últimos meses en las grandes ciudades del país para protestar contra la gestión de la crisis sanitaria.

noticia Rony Ríos
Salud analiza cambios en los protocolos para quienes ingresen al país

Actualmente trabajan en los lineamientos para que las personas que ya fueron vacunadas puedan ingresar al país sin mostrar una prueba negativa de COVID-19.



Más en esta sección

Terapeuta guatemalteco muere por COVID-19 en EE.UU.

otras-noticias

Tratamiento de farmacéutica Lilly reduce contagios y muertes por COVID-19

otras-noticias

En el Foro de Davos, el riesgo de monopolizar las vacunas suscita debate

otras-noticias

Publicidad