[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Noticias

Costa Rica debe reducir urgentemente su deuda pública, advierte experto


Datos oficiales indican que durante el 2020 Costa Rica alcanzó una deuda del 67.3 por ciento y para el 2021 se estima que superará el umbral del 70 por ciento.

foto-articulo-Noticias

Costa Rica debe resolver con urgencia su elevada deuda pública y el déficit fiscal para evitar una mayor carga para la población, ya afectada por la crisis sanitaria, y además bajar el desempleo.

Así lo manifestó este miércoles el gerente general de la compañía de asesoría financiera Ecodinámica, Dennis Meléndez, durante el seminario «¿Cuál será el país a nivel económico que heredará el próximo Gobierno?».

Meléndez explicó que el próximo Gobierno que surgirá de las elecciones de febrero y que asumirá funciones en mayo del 2022 tendrá un panorama crítico ya que entre más elevada sea la deuda más elevado es el déficit fiscal, lo que provoca incertidumbre entre la población y expectativas negativas entre los empresarios.

«Lo más urgente que se presenta en esta economía es la hemorragia fiscal, debemos detener el crecimiento de la deuda pública y, sobre todo, el componente de intereses en donde estamos en un círculo vicioso muy complicado, porque a mayor deuda, mayores tasas y mayor la carga para la población», destacó Meléndez durante el seminario organizado por la cooperativa Coopenae.

Datos oficiales indican que durante el 2020 Costa Rica alcanzó una deuda del 67.3 por ciento y para el 2021 se estima que superará el umbral del 70 por ciento. Además, el déficit fiscal del año pasado cerró en 8.34 por ciento del PIB, cifra agravada por los efectos de la pandemia de la covid-19 en la economía.

Imagen deteriorada

Meléndez manifestó que el país tiene que dar la idea a los mercados financieros de que está tomando acciones para corregir la situación, de lo contrario tendrá un deterioro de la imagen internacional.

Entre algunos retos más inmediatos resaltó cumplir con el acuerdo y las metas del Fondo Monetario Internacional, estabilizar las finanzas públicas, la reactivación de la economía y diseñar una hoja de ruta, aspectos que serán vitales para revertir la tendencia de la deuda.

«Si Costa Rica logra mantener el cumplimiento con el FMI y se logra sostener en que efectivamente hay una intención, independientemente de cuál sea el nuevo presidente, no es que vamos a tener una mejora sustancial, pero por lo menos las calificadoras de riesgo no nos van rebajar. Actualmente tenemos una imagen deteriorada, una calificación bastante mala en donde se nos ve como emisores de bonos basura», dijo Meléndez.

Por otra parte, el desafío más complicado para el próximo Gobierno será disminuir el desempleo y el empleo informal, así como reactivar el turismo. Esto se lograría con una economía más dinámica y estable.

«Se debe actuar con la disminución de los costos de contratación de trabajadores, realizar cambios estructurales al empleo y mejorar el clima de negocios para inversiones. Además de brindar soluciones a problemas como cambios en las regulaciones y trámites, y ofrecer redes de cuido para bajar el desempleo en las mujeres», afirmó el especialista.

El desempleo durante el 2020 cerró con un 19.6 por ciento, en las mujeres fue de un 25.7 por ciento y en los hombre de un 15.6 por ciento. El desempleo informal se situó en un 44.1 por ciento ese mismo año.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción elPeriódico
Guatemala bajo la lupa
noticia
5 Minutos
noticia Roberto Blum
La política de la identidad y los neandertales

Todos debemos tratar de bajar la temperatura política.



Más en esta sección

UCEE ha adjudicado Q274.4 millones para remozar escuelas e institutos

otras-noticias

Delincuentes uniformados

otras-noticias

Energía volcánica para el minado de bitcóin

otras-noticias

Publicidad