[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Noticias

La esperanza del año de la recuperación


Sociedad de plumas

foto-articulo-Noticias

El 2020 es el año que muchos querrán olvidar. Después de enfrentar la mayor contracción económica desde la Gran Depresión, la esperanza está puesta en el 2021. 

Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), el 2020 fue el año del “Gran Confinamiento”. Las estimaciones apuntan que este nuevo año que inicia, podríamos evidenciar una recuperación gradual. Sin embargo, esta recuperación depende primordialmente de la evolución del virus, principalmente luego de nuevos récords de contagios a nivel mundial al cierre del año pasado.

El 2021 inicia con una fuerte dependencia de la evolución del COVID-19 en el mundo. Sin embargo, la esperanza está puesta en tres factores fundamentales. Primero, la  evolución del virus. Segundo, la eficiencia en la distribución de las vacunas. Tercero, y no menos importante, la política económica. Estos escenarios nos hacen pensar que 2021 será de recuperación. 

Es así que las proyecciones para 2021, parecen ser positivas para Guatemala y el mundo. Aunque parecen ser positivas, los retos son importantes para la recuperación económica. 

Atraer más inversión y recuperar los más de 100 mil empleos perdidos, representa el principal desafío para 2021. 

En este sentido, la voluntad política juega un papel fundamental. El plan de reactivación económica del país deberá centrarse en cuatro puntos principales: seguridad jurídica, infraestructura, capital humano y facilitación de negocios.

La esperanza está puesta en las inversiones productivas dirigidas a la innovación, la infraestructura y la transformación del capital humano para la recuperación. Estos deseos se harán realidad, si el gasto público se mueve hacia esta dirección y la política económica se orienta hacia ello. 

Es así como la esperanza de 2021 está puesta en la vacuna segura, eficaz y disponible, pero también en la política económica. Solamente bajo este esquema podremos recuperar los niveles de producción perdidos tras los cierres totales y la profunda recesión de 2020. 

Este alivio para la población mundial dependerá de condiciones financieras flexibles y un mayor gasto de los consumidores. Al mismo tiempo, deberán existir estímulos fiscales que apoyen la recuperación. 

El escenario de referencia para Guatemala apunta que en 2021 la producción recupere el ritmo de crecimiento con un 3.5 por ciento más, de acuerdo al Banco de Guatemala (Banguat). 

La esperanza de 2021 está puesta en tres factores determinantes: la evolución del virus, la eficiencia en la distribución de las vacunas y la nueva política económica. 

Las expectativas apuntan que este año será mejor que el anterior. Esperando que los buenos deseos para 2021 se hagan realidad, por un año de recuperación y prosperidad.

Sociedad de Plumas es una red de colaboradores comprometidos con promover en las páginas editoriales el balance, el contraste y la propuesta constructiva.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia San Francisco | EFE
Google no usará el historial de búsqueda para vender información personalizada

Google prohibirá el uso de “cookies” de terceros.

noticia Redacción elPeriódico
Guatemala bajo la lupa
noticia Carlos Chamorro
El “modelo” de corrupción e impunidad en Nicaragua

¿Quién le pone el cascabel al gato?



Más en esta sección

Salarios

otras-noticias

Una política migratoria más humana

otras-noticias

Las estrategias para apropiarse de forma irregular de terrenos del extinto Banvi

otras-noticias

Publicidad