[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Nacionales

Dos vías para vacunarse contra COVID-19 en Tapachula, México


Decenas de guatemaltecos mayores de 40 años han optado por viajar a Tapachula, Chiapas, México, para vacunarse contra el COVID-19.

foto-articulo-Nacionales

Decenas de guatemaltecos mayores de 40 años han optado por viajar a Tapachula, Chiapas, México para vacunarse contra la COVID-19. Hay dos vías para obtener las dosis, por la vía legal o cruzando el río Suchiate entre la frontera de México y Guatemala. 

Entre la incertidumbre por la falta de vacunas, el aumento de casos por coronavirus, la red hospitalaria colapsada y riesgo de ser contagiado, Carlos González* de 48 años decidió viajar junto a su esposa de 44 a Tapachula e inmunizarse contra el COVID-19. 

Su viaje duró tres días, entre largas horas de espera y sin conocer un país nuevo. Salieron el domingo pasado a las 22:00 horas desde su residencia en Villa Nueva, arribaron al puesto fronterizo de Ciudad Hidalgo, Suchiate, Chiapas a las tres de la mañana.

Ambos no contaban con la Tarjeta de Visitante Regional (TVR) o con visa mexicana o americana para ingresar a México. Esperaron a las 8:00 horas para que el centro de migración abriera. 

“La cola empezó a formarse desde las cuatro de la mañana. Las personas hacían dos filas. El lado izquierdo era para quienes tenían una cita y nosotros del lado derecho”, dijo González. 

Mientras pasaban las horas, el primero en acercarse fue un tramitador que les ofreció conseguir la TVR por Q700 por cada uno, de lo contrario les explicó que no podrían pasar la frontera por la vía legal.

Luego de las 9:00 horas una trabajadora mexicana de migración se acercó y les dijo que su cita se programó para el próximo 20 de noviembre. 

Carlos decidió esperar un poco más de tiempo, habían viajado por más de cuatro horas para llegar y necesitaba que ambos fueran vacunados. Su esposa está diagnosticada con Lupus y no puede esperar más tiempo para vacunarse por el  riesgo.

Una oportunidad de suerte

Al ver que la oficina de migración se vaciaba, Carlos decidió entrar y explicar su situación. Varios agentes le pidieron que esperara. Llegaron las 14:00 horas, sin comer esperando una respuesta. Un señor se acercó a ambos y les dice que necesitan dos fotografías tipo infantil y una copia de su Documento Personal de Identificación (DPI) para completar el proceso. 

Al salir de las oficinas, en un trámite de no más de 30 minutos, iniciaron su viaje al hospital Cerritos de Tapachula que queda 60 kilómetros más adelante. Carlos explicó que al cruzar la frontera con un vehículo se debe tener vigente la tarjeta de circulación y la calcomanía 2021. Ellos no lo tenían en ese momento, por lo que la policía mexicana le pidió 300 pesos (Q150) para dejarlos pasar. Además le cobraron 90 pesos más (Q35) para fumigar el carro.

Con un día perdido por el trámite, llegaron a Cerritos y se hospedaron en una habitación para dos personas por 600 pesos (Q230). Al día siguiente a las ocho de la mañana hicieron la fila para ingresar al centro asistencial y poderse inmunizar. 

La vía peligrosa

No con la misma suerte de Carlos y su esposa, la persona enfrente de ellos cruzó el río Suchiate junto a dos de sus familiares. A cada uno le cobraron 30 pesos (Q12) para viajar en balsas hechas con tubos de llantas viejas y unos pedazos de madera. Luego, tomaron un bus para llegar al hospital. 

Otra persona de la fila, también guatemalteca les cuenta que le pagó a un tramitador y su gastos ascienden a Q3 mil 500, pero vacunarse lo más pronto posible hace que valga la pena. 

Llegó el turno de pasar. En la primera estación se llena un formulario de datos personales, en la segunda enfermeras hacen un chequeo rápido y les toman la presión. En la tercera, personal de salud les explica los efectos secundarios de la vacuna. Por último, en menos de 30 minutos, reciben la primera dosis de Astrazeneca. 

Carlos y sus esposa deben regresar entre cinco y ocho semanas para aplicarse la segunda dosis de la vacuna contra la COVID-19. Regresan a su hogar con una mejor opción de atravesar la cuarta ola de pandemia en Guatemala. 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Balsa de aguas residuales en Florida amenaza con romperse

El hecho podría generar una inundación catastrófica.

noticia Cristian Velix / elPeriódico
Esto se conoce sobre el reporte por desaparición de un bebé en Jutiapa

Ayer se activaron dos alertas Alba-Keneth para localizar a un bebé y una menor que desaparecieron del Hospital Nacional de Jutiapa.

noticia
Honrarán a Dwayne “La Roca” Johnson por alzar la voz


Más en esta sección

Las ciudades modelos de Honduras

otras-noticias

Despidiéndome

otras-noticias

Florida bate su marca de casos de COVID

otras-noticias

Publicidad