[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Nacionales

Presentación de enmiendas retrasa aprobación de ley


El Congreso continuará hoy discutiendo los cambios planteados a la iniciativa necesaria para recibir donaciones.

foto-articulo-Nacionales

El Congreso se declaró en sesión permanente para discutir las 27 enmiendas planteadas a la iniciativa de ley presentada por el Ejecutivo para garantizar la exención de responsabilidad de los fabricantes de vacunas.

La iniciativa 5933, que los diputados aprobaron de urgencia nacional, contiene 13 artículos, pero los congresistas plantearon decenas de enmiendas que serán discutidas hoy.

Ayer con más de una hora de retraso y más de dos horas con discursos introductorios sobre la importancia de aprobar la iniciativa de ley, los diputados comenzaron la discusión por artículos del documento presentado por el Ejecutivo.

La primera enmienda, que contemplaba la eliminación del artículo 2, sobre la temporalidad de la ley fue rechazada por la mayoría de diputados. Según el razonamiento de Orlando Blanco, ese artículo es clave para que la exención de responsabilidad se aplique mientras dure la pandemia y no se podía dejar abierta.

Después de rechazar la primera enmienda, los funcionarios comenzaron el análisis y discusión del resto de modificaciones propuestas. Ante la falta de acuerdos, los jefes de bloque convocaron para hoy a las 9:00 horas una reunión con las autoridades del Ministerio de Salud para tener más detalles de la iniciativa.

Luego de esa reunión, el pleno del Congreso se volverá a reunir a las 12:00 horas, para analizar las enmiendas y determinar si aprueba todos los cambios a  la ley de exención de responsabilidad y la creación de un mecanismo de compensación.

El artículo 9, sobre las compensaciones económicas fue el que más modificaciones sufrió, ya que los diputados consideraron que el equivalente a tres meses de salario mínimo no era suficiente para compensar la muerte por los efectos adversos de la vacuna.

Varios congresistas de la oposición solicitaron que el monto fuera de Q80 mil para los deudos de la persona que falleciera por los efectos de la vacunación.

Otros pidieron que, en lugar de un salario mínimo no agrícola diario, fueran pagados cinco,  por los días que la persona requiera hospitalización y 24 salarios mínimos en caso de fallecimiento o discapacidad.

Ley necesaria

La ministra Amelia Flores indicó ayer que desde hace nueve meses sabía que las empresas farmacéuticas estaban solicitando esa ley de exención de responsabilidad, pero que la misma fue presentada la semana pasada cuando les informaron que también era un requisito para recibir los 1.5 millones de dosis de Moderna que donará Estados Unidos.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Lionel Toriello
Malestar en la Cámara de los Lores

Según decía Plutarco, el estado natural –y primitivo– del hombre es la anarquía. Pero la anarquía, por aquello de la implacable ley del más fuerte, conduce a la tiranía y esta, tras revestirse de explicaciones místicas o ideológicas, a la monarquía o a algún otro tipo de despotismo.  Al poder absoluto lo desafían sus pares rivales, lo que conduce a la oligarquía –como en los regímenes feudales– que al evolucionar en busca de equilibrios, puede –aunque no automáticamente– conducir a la democracia.  Las aspiraciones populares desbocadas también pueden conducir de la democracia, nuevamente, a la anarquía, cerrando un círculo que se repite sin fin.  El genio romano –según Plutarco– tomó elementos de la monarquía (el Consulado), de la oligarquía (el Senado) y de la democracia (la Asamblea Popular), para desembocar en ‘la República’, un sistema estable y poderoso –de pesos y contrapesos– que perduraría por largo tiempo.  Un clima social decadente, no obstante, con la pérdida efectiva de los equilibrios republicanos, condujo en la Roma antigua a un renovado despotismo –esta vez “imperial”– y finalmente a la debacle anarquista, con su “noche de los mil años”. Durante el Renacimiento, el estudio de los clásicos buscó derivar lecciones de la historia y condujo a la búsqueda de un “contrato social explícito” –las constituciones– aspirando a limitar la arbitrariedad de los gobernantes y así preservar permanentemente el espíritu republicano: la división de poderes del Estado en un Organismo Ejecutivo, un Legislativo y un Judicial. El reparto de los frutos de la civilización, sin embargo, puso presión sobre los sistemas republicanos, dando lugar a la búsqueda perpetua de un “orden nuevo de cosas”, que postuló Hegel y que aprovecharon los marxistas para introducir un nuevo –pero no menos cruel– despotismo.  Fucuyama creyó que con el derrumbe del muro de Berlín y de la Unión Soviética habíamos llegado, por fin, “al fin de la Historia”; pero aún no cante victoria, ciudadano, parece que “aún nos falta un cacho”…

noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Centro de Emisión de Pasaportes estará cerrado este sábado
noticia Álvaro Castellanos Howell
La opacidad (II)

¿Contrato confidencial?



Más en esta sección

Identifican al exoplaneta más cercano a la Tierra

otras-noticias

Capturan a agente de la PNC por quedarse con droga consignada

otras-noticias

Amazon dobla su beneficio en el primer semestre, pero sus ventas decepcionan

otras-noticias

Publicidad