[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Nacionales

Capturan a Jacobo Esdras Salán, implicado en el caso “Diario Militar”


Un juez guatemalteco ordenó este martes la captura del duodécimo implicado en el caso conocido como “Diario Militar”, en el que militares y policías retirados presuntamente participaron en la captura, torturas y desaparición forzada de al menos 183 opositores políticos entre 1983 y 1985.

foto-articulo-Nacionales

El juez Miguel Ángel Gálvez, titular del juzgado de Mayor Riesgo “B”, ordenó capturar al militar retirado Jacobo Esdras Salán Sánchez, quien llegó a la audiencia de primera declaración de los once detenidos el pasado jueves, para dilucidar la orden de aprehensión en su contra por los mismos crímenes que le sindican al resto: delitos contra deberes de humanidad, asesinato, asesinato en grado de tentativa y desaparición forzada.

Salán fue miembro de la Dirección de Inteligencia (D-2) del Ejército de Guatemala a finales de la década de 1980 y también durante 1990, hasta que fue destituido por haber sido partícipe de una red criminal de contrabando aduanero organizada desde el Ejército y conocida como La Cofradía, según la investigación “Poderes Ocultos” de la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos.

Además, el pasado de Salán Sánchez también tiene relación con la corrupción del Gobierno de Alfonso Portillo (2000-2004), pues fue condenado en Guatemala en 2011 por el delito de peculado (hurto al erario) en grado de complicidad en el traslado de unos 3,89 millones de dólares al Crédito Hipotecario Nacional (CHN), de 15,4 millones de dólares sustraídos del Ministerio de la Defensa Nacional en 2001.

La primera declaración

La presencia de Salán Sánchez se registró en la audiencia de primera declaración de los sindicados, capturados la semana pasada.

Al inicio de la audiencia el juez Gálvez, quien ha tenido a su cargo otros juicios de alto impacto como el de genocidio al exdictador José Efraín Ríos Montt, ordenó que se eliminara la reserva del caso que estaba en vigor.

En el juzgado estuvieron presentes los sindicados Enrique Cifuentes de la Cruz, Edgar Corado Samayoa y Rone René Lara, los tres exespecialistas del Estado Mayor Presidencial; y los exintegrantes de la D-2 José Daniel Monterroso Villagrán y Edgar de León Siguenza, todos trasladados a la audiencia por el Sistema Penitenciario.

Sin embargo, estuvieron ausentes por encontrarse en centros de salud el exjefe del Departamento de Investigaciones Técnicas de la Policía Gustavo Adolfo Oliva Blanco, el general retirado Marco Antonio González Taracena (quien dirigió la red de inteligencia clandestina del Estado Mayor Presidencial, conocida como “El Archivo”) y el exjefe de la Brigada de Operaciones Especiales de la Policía Juan Francisco Cifuentes.

Tampoco llegaron por quebrantos de salud los exespecialistas de la D-2 Eliseo Barrios Soto y Mavilio Aurelio Castañeda Betancourt.

El juez Gálvez indicó que, debido a las medidas para prevenir covid-19, solicitaría una sala de audiencias más grande debido a la cantidad de abogados y sindicados en el caso, pero aclaró que la sala de vistas de la Corte Suprema de Justicia no estará libre sino hasta el próximo 21 de junio.

Aún así, el jurista escuchó la petición del sindicado Salán Sánchez, cuya defensa insistió en que al presentarse al juzgado debía de poder optar a la prisión domiciliar, pero Gálvez aseguró que los delitos que se le imputan “son bastante delicados” y mantuvo la orden de aprehensión, por lo que Salán fue enviado a la cárcel de la brigada Mariscal Zavala.

El titular del Juzgado de Mayor Riesgo “B” suspendió la audiencia posteriormente y la programó para este miércoles, momento en que la Fiscalía de Derechos Humanos procederá a leer la imputación de los delitos a los militares y policías retirados.

La estructura criminal que supuestamente integraron los sindicados, presuntamente cometió delitos contra los deberes de humanidad, asesinato y desaparición forzada contra al menos 183 personas fichadas en un documento denominado “Diario Militar” o “Dossier de la Muerte”, durante el Gobierno del expresidente Óscar Humberto Mejía Víctores (1983-1986).

Todo ello en medio del conflicto armado interno de Guatemala, que enfrentó a la guerrilla y el Ejército entre 1960 y 1996 y que dejó un saldo de 200.000 víctimas y 45.000 desaparecidos, con más del 90 % de los casos atribuidos al Estado y sus estructuras paralelas, según un informe de la Comisión para el Esclarecimiento Histórico de Naciones Unidas. 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Enrique García /elPeriódico
Diputados viajarán a Tamaulipas
noticia Geldi Muñoz Palala
5B presenta sus dos modelos de firma electrónica avanzada

FID5B es un certificado digital que cuenta con altos niveles de seguridad, no utiliza tarjetas criptográficas ni token, y puede ser utilizado desde cualquier dispositivo.

noticia María Aguilar
Andrea González

Andrea era una mujer trans, parte de la población LGBTIQ+ que diariamente sufre violencia.


De último momento

MP presenta solicitud de antejuicio contra Jimmy Morales

La Fiscalía contra la Corrupción tiene una investigación abierta que involucra a Morales. El expediente está relacionado a la expulsión del comisionado de la CICIG, Iván Velásquez.

noticia Luisa Paredes /elPeriódico

Más en esta sección

Galería | Documentos históricos al alcance de todos

otras-noticias

Autorizan extradición de mujer que se fugó de prisión

otras-noticias

EE. UU. designa públicamente al diputado Boris España

otras-noticias

Publicidad