[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Nacionales

La de las fobias


foto-articulo-Nacionales

Hace muchos años, cuando estudiaba en Fort Lauderdale, mi compañero de casa era un buzo profesional, de esos que hacen sand blasting a los barcos. Un día me invitó a ir a bucear al muelle de Fort Lauderdale y yo por hacerme el salsita, le dije que si sabía bucear. Llegamos a una cierta profundidad, no recuerdo, talvez 40-50 pies, cuando de pronto me vi rodeado de muchas barracudas, con sus dientotes y viéndome intensamente, yo pelé cables y empecé a subir lo más rápido posible, mientras mi amigo Dave, me jalaba para abajo tratando de calmarme, en fin fue una experiencia que me dejó con una tremenda fobia subacuática y sentí que casi me moría del susto y salir tan rápido.

Recientemente un gran amigo me invitó a ir a los cayos de Belice y lo último en mi mente era esnorklear o bucear. Luego que compartí mi traumática experiencia de hace muchísimos años, me convenció de esnorklear un día. 

Me pusieron las pataletas, máscara y snorkel y nos dirigimos al arrecife. Al llegar al punto donde teníamos que tirarnos al agua, no podían faltar las bromas como: esta es la última vez que vemos a Ricky!

Al entrar al agua mi respiración estaba agitada y me sentía muy incómodo, no me podía quitar los pensamientos de tiburones y barracudas. Casi que agarrado de las pataletas de mi amigo, me tomó aproximadamente unos 10 minutos en nivelar mi respiración y acostumbrarme a la mascareta y snorkel. Ya superada esa prueba, empiezo a ver hacia abajo y descubro un mundo totalmente alucinante, para mí era un universo nuevo y maravilloso en nuestro propio planeta. 

Siempre he motivado a las personas a afrontar sus miedos y ahora lo estaba haciendo yo en carne y hueso. 

Cuando sentimos ya había pasado una hora y habíamos recorrido una buena parte del arrecife. Yo estaba alucinando y a la vez sentía que por la imprudencia de Fort Lauderdale, me había perdido este mundo que solo había visto en programas de TV.

Les comparto un videíto que capto mi broder mientras esnorkleabamos en el arrecife. Al día siguiente recibí mi primera clase de buceo y estoy solo ganas de regresar a descubrir este nuevo y maravilloso lugar, a ver que pasa cuando vea un tiburón!

PONER VIDEO

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Renuncias de alto nivel en la Casa Blanca
noticia Redacción/ elPeriódico
Netflix ofrece diversión y suspenso
noticia Rony Ríos/elperiodico
Salud remueve a director del Hospital General


Más en esta sección

MP ha atendido este año a 154 víctimas de trata de personas

otras-noticias

Olga quería pintar su casa, no suicidarse

otras-noticias

Congreso sigue postergando juramentación de Porras

otras-noticias

Publicidad