[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Nacionales

La del desayuno


Sin Filtros

foto-articulo-Nacionales

Uno de los lugares que definitivamente no podían faltar en la lista de locaciones de Serpiente Emplumada era el Zoológico Manuel Álvarez del Toro – ZOOMAT- en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Una de sus características es que en él se exhiben exclusivamente animales del estado de Chiapas, algunos animales se encuentran en espacios abiertos, aprovechando la condición natural del terreno, lo que hace que éstos se desarrollen en su hábitat natural, además de la importancia de la conservación de especies en peligro de extinción.

Hace kinimil años, porai del año 2,000, visité el ZOOMAT, cuando escuché la noticia de que estaban reproduciendo quetzales en cautiverio, era insólito y difícil de creer, tanto aquello que nos enseñaron en las escuelas de que el quetzal no podía vivir en cautiverio, resultaron ser puras pajas, sin bases científicas. Los primeros quetzales que llegaron a Zoomat, fueron rescatados de un nodo abandonado en la Reserva El Triunfo. 

Al pasar de los años mantuve una relación de amistad con Abenamar del Pozo, quién fue el biólogo que logro reproducir quetzales por primera vez en un ambiente controlado. 

Al momento que les platiqué de mi proyecto Serpiente Emplumada, las puertas del ZOOMAT se volvieron a abrir y nos brindaron muchísimo apoyo, pero lo principal para nosotros, fue el privilegio de poder estar muy, muy cerca, casi cara a cara con los quetzales que tienen en cautiverio para filmarlos, entre ellos aún estaba “el abuelito”, “el rey de los Quetzales”, como le decían sus cuidadores, era un macho quetzal que rompió todos los records de longevidad de un quetzal sobreviviendo más de 21 años.

Como al sexto día de filmación, nos tocó entrar a un recinto muy especial, completamente climatizado, temperatura y humedad, donde exhiben a una pareja de quetzales, llegamos a la hora del desayuno, nos reunimos con la zootecnista Silvia Margareth Rosas, y llevaba el plato del desayuno, lo primero que me llamó la atención fue ver cuatro mini ratoncitos, en el plato y aun vivos!!! Silvia, nos comentó que parte de la dieta y fuente de proteína, eran los ratoncillos.

Cuando regresamos al laboratorio, pasamos por la oficina del biólogo Gerardo cartas y en una esquina, un manojote de plumas supra caudales de quetzal, me costó un buen convencerlo de que me dejara ponérmelas como que fueran penacho y pues ahí está…por un ratito me sentí un Moctezuma, medio desplumado, pero con un tremendo privilegio de tener esas plumas sagradas para los pueblos mesoamericanos en mi cabeza.

Fotos de abajo: recinto de quetzales, hora del desayuno del quetzal macho. Foto derecha abajo: Gerardo cartas, yo (Moctezuma wannabe) Abenamar y Silvia.

Ahora puedes ver Serpiente Emplumada en línea. (disponible solo en Guatemala)

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Luisa Paredes / elPeriódico
MSPAS sigue sin suspender al laboratorio que opera, sin licencia, en el aeropuerto La Aurora
noticia Marcela Gereda
El peligro de las redes sociales en nuestra vida

Ahora también debemos emancipar nuestras manos de las pantallas.

noticia Ferdy Montepeque/ elPeriódico
La duda legal sobre las compras del último estado de calamidad

El Seguro Social mantiene en análisis 251 procesos para adquirir insumos de protección y medicamentos, pero dice que los anulará.



Más en esta sección

Discipline

otras-noticias

Quién sucederá al profesor Sauer, el discreto esposo de Merkel

otras-noticias

Al menos tres muertos en descarrilamiento de tren de pasajeros en EE.UU.

otras-noticias

Publicidad