[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Nacionales

La locura en Japón por el café guatemalteco


La marca Rainbow Mountain Blend es la más importante de la empresa nipona Suntory.

foto-articulo-Nacionales

El protagonista de innumerables filmes cinematográficos de Hollywood, Tommy Lee Jones, ayudó a popularizar una de las bebidas más consumidas en Japón, el café enlatado Boss Rainbow Mountain Blend, tan popular, que se vende más que la Coca Cola con cerca de 100 millones de unidades anuales.

El arcoíris que ilustra la marca, representa las siete zonas donde nacen los granos de café en regiones de Guatemala. Un grano que crece a 12 mil kilómetros de distancia del país del Sol Naciente, recibido en ese destino y en el resto de países asiáticos como un producto premium. 

Es que sería inevitable que las notas de acidez y madera de los granos de café guatemalteco dejaran de conquistar al mundo. La leyenda cuenta que un tal Don Juan Rubio fue el primero en trasladar una de las plantas a su finca en La Antigua en 1800. Otras teorías afirman que la planta llegó al país entre 1750 y 1760, en una época donde reinaba el añil y la cochinilla, la planta era utilizada para teñir la ropa. 

Pero regresando a la historia de 1800, en esta época el café se utilizaba como medicina y como colorante y en  1856 un científico britanico, William Perkin, descubrió la anilina, el primer tinte sintético,  y la economía guatemalteca se desplomó. En un intento desesperado los agricultores apostaron por el café. 

Hoy, Guatemala es uno de los mayores productores, se ha colocado en el Top 10 de países que más producen café. En el año cafetalero 2019-2020 (de octubre a septiembre) se exportaron 4.16 millones de quintales de café oro (3.19 millones de sacos de 60 kg), equivalentes a US$657.03 millones. De eso, el 13.9 por ciento se consumió en Japón.

De acuerdo con las cifras de la Asociación Nacional del Café (Anacafé), del 1 de octubre de 2020 al 28 de febrero 2021 se han exportado 852 mil 938 quintales de café oro (653,919 sacos de 60kg), equivalentes a US$134.5 millones. En esta cosecha ya se enviaron 80,414 quintales oro a Japón, un equivalente  a US$12 millones 754 mil 258 de octubre a febrero.

Guatemala ha superado su crisis del café del año 2000, en 2016 el sector cafetalero significó el 2.5 por ciento del Producto Interno Bruto  (PIB). Es uno de los sectores más grandes de la agricultura después del cardamomo y el azúcar, logrando generar 400 mil empleos directos e indirectos.

Exportaciones 

Para 1980, el café era el producto más importante, generando un 80 por ciento del total de las exportaciones. En la exposición universal de San Francisco, uno de los eventos más grandes de la humanidad, el café guatemalteco se llevó el premio del Mejor Café del Mundo.

¿Qué lo hace especial? La fertilidad generada de los volcanes, las lluvias y la variedad de microclimas hacen que el café tenga uno de los mayores grados de complejidad y que 125 mil personas dependan de la producción.

Los principales destinos, según Anacafé, son Norteamérica en donde se recibe el 50.4 por ciento de las exportaciones; Europa 24.6 por ciento; Asia, 22.3 por ciento y el resto del mundo 2.7 por ciento. El café guatemalteco compite con grandes productores como Brasil, que hasta hoy ha tenido una caída debido a la pandemia y ha dejado de puntear entre los principales exportadores. 

La fuerza de los volcanes mesoamericanos le han dado la energía de origen que traía la planta desde el Cuerno de África, actualmente Etiopía. La tradición cuenta que en la antigua Abisinia, un pastor llamado Kaldi, observó que sus cabras gozaban de una extraordinaria energía después de consumir las bayas rojas de un pequeño arbusto, el café en cereza.

Ese color resplandece entre los meses de octubre y noviembre en el suelo guatemalteco y las cerezas se preparan para su corte, para ser llevado al beneficio en donde será secado y luego será sometido al tueste exacto y distribuido al mundo. A destinos como Japón en donde Rainbow Mountain Coffee se convirtió, no solo en el artículo más vendido para la empresa Suntory, sino también en una gran marca de café. 

El sabor del café en Japón se perdió después de la Segunda Guerra Mundial y no fue hasta la década de 1960 cuando regresó el gusto por la bebida, sobre todo para los jóvenes que experimentaron un mejor sabor y que las compañías enlataron la bebida. Hoy, los mercados asiáticos compran el producto centroamericano y se ha vuelto popular en Coffee Shops frecuentados por la población joven. 

*con información de Geldi Muñoz y agencias.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Rechazan la nueva Superliga

“Un escupitajo a la cara a los amantes del fútbol”: la Superliga europea, fundada este lunes por una docena de los clubes más poderosos, ha dinamitado las estructuras existentes, llevando a las instancias mandatarias a amenazar con represalias contra los impulsores de este proyecto que tampoco gusta a los aficionados.

 

noticia
Receta para hacer pastel de tres leches
noticia Jose Rubén Zamora
Robo escandaloso en desarrollo


Más en esta sección

Panamá usa aplicación móvil de IATA que busca mitigar pruebas falsas de COVID

otras-noticias

Sala revoca resolución de Juzgado que benefició a Williams Arbizú Luna

otras-noticias

Yayagram: nieto inventó un aparato de comunicación para su abuela

otras-noticias

Publicidad