[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Nacionales

“Para mejorar el acceso a la justicia, hace falta descentralizar las instituciones”


La titular de la institución asegura que el empoderamiento económico de las mujeres es esencial para combatir la violencia contra la mujer.

foto-articulo-Nacionales

Liliana karina Xinico Chiquitá, defensora de la Mujer Indígena.

¿Cuál es el rol de la Defensoría de la Mujer Indígena (Demi) en la eliminación de la violencia contra las mujeres?

– La Demi tiene al servicio de las mujeres que son víctimas de violencia la atención integral en las áreas de psicología, trabajo social y servicio jurídico de manera gratuita a las que lo requieren. Los profesionales que atienden a las mujeres ofrecen servicios en el idioma que hablan en el municipio o departamento para que haya pertinencia cultural.

¿Cuántas sedes tiene la Demi en el país?

– La institución cuenta con una sede central en la 10a. calle 10-14 de la zona 1 capitalina. Tiene 13 delegaciones a nivel nacional que se encuentran en Quiché, Suchitepéquez, Chimaltenango, Petén, Santa Rosa, Sololá, Totonicapán, Huehuetenango, Izabal, Baja Verapaz, Quetzaltenango, San Marcos y Alta Verapaz. 

¿De qué manera afectó la pandemia su trabajo y la atención a las usuarias?

– Durante la pandemia del COVID-19, la violencia contra las mujeres se incrementó porque conviven más con sus agresores, también con el cierre de los juzgados y del trasporte se dificultaron los procesos en la institución, porque las usuarias utilizan servicio público para desplazarse. Sin embargo, habilitamos la línea 1529 para realizar denuncias y se da servicio en cuatro idiomas: q’eqchi’, mam, k’iche’ y kaqchikel. El 21 de septiembre de 2020 se lanzó una campaña de “Mujeres indígenas libres de violencia”, para insistir a las mujeres que no tengan miedo y  denuncien a su agresor. 

¿Porqué no denuncian las mujeres indígenas?

– Las mujeres tienen miedo, pero como institución nuestro reto es acercar más las instituciones y dar acompañamiento para que las mujeres denuncien. Nosotras no damos cobertura al país, porque lo ideal sería que haya una sede en cada municipio y por supuesto que haya un juzgado. Parte de nuestro plan piloto es crear más sedes, ahora solo estamos en las cabeceras y para muchas mujeres es muy complicado viajar, hay mujeres de comunidades como Petén, Huehuetenango, que deben viajar durante varias horas para llegar a nuestra sede que solo está en la cabecera. Las mujeres también deben tener independencia económica, por lo que es necesario empoderarlas económicamente. 

¿Cómo se puede empoderar a las mujeres económicamente?

– Hay varios casos particulares donde las mujeres desisten de la denuncia porque no cuentan con un ingreso económico propio y dependen de sus esposos. Una mujer tuvo que desistir de una denuncia porque su pareja le quitó los Q15 que le daba a diario, porque lo denunció por violencia. Es en este momento que como Demi queremos ser un enlace para que las mujeres tengan contacto con organizaciones, asociaciones o proyectos de la cooperación internacional que faciliten emprender sus negocios. Con la organización CARE Guatemala se trabaja el programa de empoderamiento económico de la mujer. 

¿Cuál es la visión de la Demi para mejorar los servicios esenciales de justicia para mujeres indígenas?

– La Demi asegura que para mejorar el acceso a la justicia hace falta la descentralización de las instituciones, es decir, tener un Juzgado de Paz y de Familia en cada municipio; además, contar con la colaboración de autoridades locales. Actualmente se trabaja con las oficinas municipales de la Mujer en cada lugar. 

Desde su espacio, ¿cuál es la visión para las nuevas generaciones de mujeres indígenas?

– Debemos aprovechar nuestros espacios públicos porque tenemos más oportunidades de incidencia en la juventud y la niñez con el ejemplo. En la defensoría trabajamos en diferentes áreas como la prevención, para evitar la violencia contra la mujer; antes de la pandemia visitamos escuelas para poder impartir talleres sobre género, ahora lo estamos haciendo por talleres virtuales. 

Atención en la Demi en 2020

Durante el año pasado, la Demi brindó 2 mil 18 servicios en atención y asesoría jurídica. En asistencia social atendió 2 mil 138 casos y a 759 usuarios en atención y servicio psicológico.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia EFE
“1991” retrata la cacería de jóvenes en las calles de Guatemala

La película saca a luz crímenes cometidos por adolescentes en el país.

noticia Jacques Seidner / El rincón de Casandra
Sostenerse en una hamaca

Debemos aceptar que el desequilibrio es siempre posible; se trata de evitarlo, alejar su posibilidad.

noticia Redacción/elPeriódico
Alcalde de Quesada sufre accidente automovilístico

Jefe edil fue trasladado a centro asistencial.



Más en esta sección

PNC investigará a sus agentes por incidente con supuestos hondureños

otras-noticias

Los vínculos de la nueva Fiscal contra Delitos Electorales

otras-noticias

Política sin aplausos

otras-noticias

Publicidad