[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Nacionales

Un legado de Jacques Seidner Weiss


Por su Hijo Emmanuel Seidner Aguado

foto-articulo-Nacionales

Ayer fue un día muy especial para la familia Seidner: Mi padre Jacques fue condecorado en la Residencia de la Embajada de Francia en el grado de “Oficial” de la Orden de la “Legión de Honor” de la República Francesa, condecoración que había recibido en grado de “Caballero” en 2007. El Acto fue dirigido por el embajador de Francia en Guatemala, Jean-Francois Charpentier, en representación del presidente Emmanuel Macron. La Orden de la “Legion d’Honneur” es la más conocida e importante de las distinciones francesas y fue establecida por el emperador Napoleón I de Francia en 1804. 

En realidad, esta distinción reconoce la larga y extraordinaria trayectoria de mi padre y de toda la familia Seidner en la promoción de las relaciones entre Francia y Guatemala y ello ya por más de un siglo. No es casualidad, pero sobre todo también poco común, que dentro de un círculo familiar, varios miembros de la misma sean condecorados con la Legión de Honor. Tanto mi abuelo Paul Seidner, como mi tío abuelo Roberto, mi padre Jacques, así como también este servidor hemos tenido el honor de recibir dicha condecoración. Mi padre, hoy en un grado superior, como “Oficial” de la misma. 

Veamos un poco de historia de la familia Seidner en Guatemala. Mi abuelo Paul y su hermano Roberto llegaron a nuestro país en los años veinte, después de haber formado parte del Ejército francés en la Primera Guerra Mundial (1914-1918). Mi abuelo Paul se casa con Henriette Queta Weiss, ya nacida en Quetzaltenango, pero originaria de Kempen del centro de Europa. Como muchos migrantes empezaron a trabajar arduamente y eran comerciantes. Mi padre Jacques nace en la avenida Bolívar de la Ciudad de Guatemala en 1933. Siendo mi abuelo Paul, parte del movimiento de “Francia Libre”, el llamado de la patria durante la Segunda Guerra Mundial los lleva a México, desde donde contribuyen a forjar el movimiento de la Resistencia que liberó a Occidente y aprovechan de esta manera para que mi padre Jacques haga la escuela y formación francesa desde México DF, donde sí había desde esa época un Liceo francés adscrito al sistema educativo público de dicho país. 

Es así como en los años cincuenta regresan a Guatemala y contribuyen a transformar la “Petite Ecole” de preprimaria adscrita a la Alianza Francesa en Guatemala en lo que hoy conocemos como “Colegio Julio Verne”, que imparte el ciclo completo hasta el Bachillerato francés. También mi tío abuelo Roberto Seidner dona recursos para la construcción de la “Escuela Pública República de Francia”, establecida en el barrio Ciudad Vieja de la zona 10 de nuestra capital. De igual forma, mi abuelo Paul funda en Guatemala la “Beneficencia Francesa”, organización que entre otras funciones se ocupa del “Panteón Francés” en el Cementerio General y que mi padre Jacques hoy preside. No puedo dejar de mencionar a mi madre Siang, hija de padres españoles, pero nacida en Toulouse, Francia, por circunstancias de la Guerra Civil en España, que también hizo lo suyo habiendo llegado a presidir la Alianza Francesa de Guatemala en los años ochenta y fue distinguida con la Orden Nacional de Francia de las Palmas Académicas, otorgada a académicos y personalidades del campo de la cultura y la educación. 

Mi padre Jacques ha sido empresario e industrial toda su vida. Lo suyo es escribir y por lo mismo nos deleita desde hace más de 20 años con su columna “El Rincón de Casandra” en elPeriódico. Como promotor del deporte funda la Asociación Nacional de Polo y fue director fundador de la “Federación Internacional de Polo –FIP–” organización que fue fundada en 1983 por ocho países del mundo, entre los cuales está Guatemala, representada por mi padre Jacques y no es casualidad, por un colega y amigo suyo que representaba a Francia. 

En 2015, damos un paso hacia adelante en la promoción de las relaciones entre Francia y Guatemala y mi padre es desde ese entonces el presidente fundador de la Cámara Franco-Guatemalteca de Comercio e Industria. Supo conformar a un grupo reconocido de empresarios guatemaltecos que hacen negocios con Francia y hoy la Cámara cuenta con más de 40 socios y forma parte de la Red de más de 120 Cámaras de Francia alrededor del mundo. Aunado a ello, acabamos de conformar y mi padre Jacques preside el capítulo de Guatemala de la “Sociedad de Mérito de la Legión de Honor –SMLH–” y dentro de la cual contamos con algunas personalidades que han sido reconocidas con esta distinción, entre ellas el expresidente Alejandro Maldonado Aguirre, el empresario Julio Herrera, la embajadora Ana Isabel Prera y exministros como Raquel Zelaya y Juan José Serra, entre varias otras personalidades. 

En todo caso, mi padre Jacques al igual que toda la familia Seidner hemos llevado siempre en el corazón y en nuestro diario vivir la pasión por promover lazos de amistad, de educación y cultura, así como de comercio y negocios entre Francia y Guatemala. 

Felicitaciones a mi padre Jacques por esta merecida distinción como “Oficial de la Legión de Honor de la República Francesa” que reconoce su extraordinaria trayectoria a lo largo de su vida. ¡Todos lamentamos mucho que mi madre Siang no pueda acompañarnos hoy en este acto! Siang se lo hubiese gozado y sé que se sentiría muy honrada y orgullosa de haber compartido más de 50 años con “Monsieur Jacques”, como coloquialmente muchos amigos y familiares le dicen con cariño a mi padre.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Luisa Paredes/elPeriódico
Ministerio de Salud trasladará inmunizaciones al IGSS
noticia Enrique García/elPeriódico
Más de 6 mil personas no prioritarias han sido inmunizadas

La bancada UNE cuestiona desorden del Ministerio de Salud en la aplicación de vacunas.

noticia Sputnik
Rusia y Panamá examinan el suministro de la vacuna Sputnik V

Las autoridades panameñas están dispuestas a autorizar el uso de Sputnik V, según una carta del ministro de Salud.



Más en esta sección

Ingenuity vuela con éxito en Marte

otras-noticias

Dos elefantes juegan a embestir un carro en un safari

otras-noticias

Human Rights denuncia “crímenes de lesa humanidad” en China por destrato a los uigures

otras-noticias

Publicidad