[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Nacionales

Comunidades de Panzós, entre la desolación y la resiliencia


Afectados por Eta y Iota buscan apoyo para construir bordas a la orilla de los ríos para que no se salgan del cauce.

foto-articulo-Nacionales

La mayoría de pobladores solo habla q’eqchi’ y se comunican por medio de un intérprete. Esteban Caal, coordinador del Consejo Comunitario de Desarrollo (Cocode) de San Vicente 1 del municipio de Panzós, Alta Verapaz, explicó en su idioma la situación que viven. El escenario de San Vicente 1 y 2 es desolador. En el primero son 38 familias y en el segundo 45 que se han quedado sin nada después del paso de las depresiones tropicales ‘Eta’ y ‘Iota’. 

Durante una visita organizada por la Asociación Guatemalteca del Arroz (Arrozgua), los vecinos de San Vicente 2 y representantes de San Vicente 1 llegaron a la  escuela –área que en noviembre estaba inundada– para exponer sus necesidades. En esa visita los pobladores esperaban recibir una bolsa de víveres, la cual les alcanzaría al menos para dos días. Desde que se inundó todo se ha recibido ayuda, pero es escasa, explican.

La atención en salud no les ha llegado, ya que por la falta de carreteras, les dijeron que en los próximos días llegarán a verificar el estado de las familias. Por ahora no se han registrado casos de desnutrición infantil.

La pobreza en que viven estas familias, donde no hay agua potable ni energía eléctrica, se ha agudizado con estos fenómenos climáticos. En el lugar ha quedado solo arena mezclada con pedazos de ramas y hojas. 

Samuel Can Beb, representante del Cocode de San Vicente 1, indica que les preocupa cómo van a sobrevivir en los próximos meses, porque perdieron sus cultivos de arroz, frijol, maíz, chile y otros, y aunque quisieran sembrar, el suelo está dañado, creen que llevará unos tres años que se recupere.

Dijo que, por ejemplo, una familia por la cosecha de sus cultivos obtiene alrededor de Q15 mil al año, con lo cual subsiste, hoy no tiene nada.

María Elena Caal García, madre de seis hijos, recordó cómo tuvieron que salir de su casa, dejar sus 20 pollos y sacar solo lo que pudieron, mientras se resguardaron en las plantaciones de palma africana, donde pasaron tres días sin comer. Agradece por estar bien y que uno de sus hijos logró conseguir trabajo en una empresa local, donde le pagan Q1,400 al mes. Es afortunada, porque en la localidad son pocos los empleos en empresas o fincas. 

Demanda

Los comunitarios, además de solicitar apoyo en víveres, le piden al Gobierno Central que se una a la municipalidad y empresas locales para construir una borda a la orilla del río Polochic y otros ríos, porque cuando llueve se sale del cauce y genera inundaciones.

Ernesto Ramírez, alcalde de Panzós, pidió apoyo al Gobierno Central para rehabilitar las carreteras y caminos. Dijo que ya le pidió apoyo al Fondo de Social de Solidaridad para construir las bordas sobre los ríos Pueblo Viejo, Tinajas y Zarco o Zarcón.

Agregó que ya se le habló al presidente Alejandro Giammattei, y aunque ha mandado alguna ayuda en comida, no es suficiente para toda la población con problemas para alimentarse. “Son alrededor de 8 mil agricultores afectados de 41 comunidades de Panzós”, dijo. 

Impacto

Los grandes productores también reportan pérdidas. Según Juan Alberto Droege, gerente de Campo de la finca Seyamac, las tormentas destruyeron 130 hectáreas de arroz y estima que recuperar y nivelar la tierra les llevará tres años.

Roberto Wong, director ejecutivo de Arrozgua, dijo que los agricultores de arroz dañados en esta área del Valle Polochic son más de mil familias y más de 1,400 manzanas dañadas. Las comunidades visitadas son pequeños agricultores que producen desde media manzana hasta cuatro o en grupos. Cultivan entre 30 a 50 manzanas dos veces al año, indicó. 

Petición

Los productores de arroz Helmut Droege y Leopoldo Tavares aprovecharon para pedir a las autoridades del Ministerio de Economía y de Agricultura para que se restablezca la garantía de compra de cosecha nacional de arroz con cáscara, que se eliminó el año pasado.

*Fotos: Walter Peña/elPeriódico

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia EFE
Tulsa, la masacre racista olvidada de EE. UU. cumple un siglo

El presidente estadounidense, Joe Biden, visitará Tulsa para conmemorar lo sucedido.

noticia Evelin Vásquez/elPeriódico
Gobierno no retomará medidas de restricción de movilidad
noticia Evelin Vásquez/elPeriódico
Grupo de Donantes confirma la importancia de transparencia y credibilidad para la elección de magistrados de la CC


Más en esta sección

La SIP denuncia persecución a prensa en Guatemala con resoluciones judiciales

otras-noticias

Destituyen al administrador del Parque Nacional Tikal

otras-noticias

En Guatemala y el mundo, con Tramontina lo haces mejor

otras-noticias

Publicidad