[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Nacionales

“Para llegar a las Cortes se necesita financiar una campaña y vender el criterio”


Rodolfo Rohrmoser, expresidente de la CC, cuarta magistratura.

foto-articulo-Nacionales

La elección de magistrados se ha politizado y comercializado, al igual que la calidad académica y los valores de la profesión de abogado, apunta Rohrmoser, al analizar el proceso en el Colegio de Abogados y Notarios de Guatemala (CANG) para elegir a un titular que ocupe la vacante en la Corte de Constitucionalidad (CC) hasta abril de 2021.

¿Cómo ve la elección?

– Mi preocupación actual es, la influencia de grupos de poder sobre los magistrados –es una suposición a partir de los reportes constantes de la prensa–. Si es así, es muy triste, porque un magistrado se caracteriza por su libertad e independencia, debe aplicar la ley y punto. Por ejemplo, este muchacho que corre para candidato que hace viajes en avión no se sabe cómo financia la gira. Parece que se postulan a un cargo político y no, los jueces no son políticos, por definición son jueces de Derecho.

¿Cómo se llegó a estas campañas similares a las Elecciones Generales?

– Ya no se llega a votar por el candidato ideal, porque quien quiere llegar a esos puestos no puede porque no tiene el dinero para financiar su campaña, tiene que vender sus criterios. Nadie se mete ya, porque se ha vuelto una elección eminentemente política. Los directivos del Colegio deben velar por la dignidad de los abogados y los magistrados, pero se ha venido a menos. La enseñanza es inferior –aparte vanidades– a la que nosotros estudiamos, el estudio de libros ya pasó de moda. Todo lo hacen a base de influencia y no debería ser así.

¿La academia se ha acomodado al sistema que favorece actores… manipulables?

– Sí, manipulables. Vea la frustración que hubo en las Comisiones de Postulación. Se suponía que la participación de la academia era una excelente idea y al principio funcionó bien, pero se politizó de tal forma que se crearon universidades, sin alumnos, para integrar las postuladoras. ¡Es imperdonable, están matando a la profesión! Ya no se busca a un abogado por su conocimiento sino porque es amigo o porque no tiene principios morales muy rígidos.

En cada elección se regresa al debate sobre la idoneidad. ¿Cómo asegurar que el electo tenga esas cualidades?

– La trilogía famosa debe llenarse: la honradez, la capacidad y la idoneidad, pero actualmente… hay muchas dudas, sobre todo la CC que se ha caracterizado porque había llegado lo mejor de la experiencia y de la honradez guatemalteca, pero últimamente uno lee muchas cosas feas de los fallos que hay, se habla de muchas influencias y cuando esto sucede es porque hay algo de verdad.

¿Cómo era el nivel de profesionalismo que llegaba a la CC?

– Era algo aspiracional, llegaban mis profesores como Edmundo Vásquez Martínez y González Rodas, sumamente competentes y honrados. En el gremio no se hablaba nada de ellos; yo le aseguro que de mí, nadie puede decir algo, tengo un currículum limpio y los colegas me recomiendan. Es frustrante lo que se ve y se escucha ahora, ha bajado la calidad del abogado.

¿Cómo conciliar la posesión de títulos con el ejercicio intachable?

– Estamos mal, es necesario hacer cambios no solo en la escogencia de las personas, sino en el sistema de escoger candidatos. Cada día vamos peor con un Presidente que se ocupa menos de la cosa pública y más de intereses personales. Todo lo que dice la Constitución terminó en un lindo papelito de buenas intenciones. Que los hospitales estén debidamente equipados, es discutible; igualmente el estado de las carreteras. Los currículos ya no valen, se han demeritado mucho los diplomas, las maestrías y los doctorados. Ha habido casos en que se ha comprobado que las tesis son una ficción y las universidades deberían de preocuparse por eso, pero se han convertido en centros comerciales. También hemos politizado la justicia y en eso tienen la culpa los políticos que no hacen los suficientes arreglos y se lo mandan al juez constitucional para que resuelva.

¿No es inevitable que las resoluciones tengan un impacto político?

– Cuando fuimos magistrados, seguimos la jurisprudencia en materia de amparo, de exigir que la persona que se ve afectada por el amparo pruebe el agravio. Ahora, la interpretación es muy extensiva y cualquier persona puede interponer un amparo contra el Presidente. Han obligado a los jueces a hacer política. Con todo respeto, yo discuto la tesis extensiva en materia de amparo, supuestamente en aras de proteger los derechos humanos.

¿Es parte de la insatisfacción con el sistema de justicia?

– Es parte de la “amparitis” y no se trata de competir con la jurisdicción ordinaria sino de respetarla.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Juan Carlos Méndez
El gen egoísta

El sistema social debe diseñarse para promover el altruismo y la cooperación.

noticia AFP
Eurocopa inicia su fase decisiva

La Eurocopa soltó lastre con la eliminación de varios favoritos (Francia, Portugal, Alemania y Países Bajos) y ya mira a los cuartos de final, el viernes y el sábado, con un duelo estelar entre Italia y Bélgica y unos emparejamientos sorprendentes para entrar en las semifinales que tendrán lugar en Londres, en el estadio de Wembley.

 

noticia Sputnik
¿Quiénes deberían limitar el consumo de arroz?

El arroz blanco no se recomienda a las personas diagnosticadas de diabetes ya que su índice glucémico es de 70.



Más en esta sección

El caso Odebrecht, bajo la lupa

otras-noticias

Interpol retira de su lista roja a expresidente Sánchez Cerén de El Salvador

otras-noticias

Funcionarios de Salud de Xela se enfrentan por hospital clausurado

otras-noticias

Publicidad