[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Nacionales

Cientos de manifestantes mantienen activa la Plaza


Las banderas, carteles y panes con frijol acompañaron a los manifestantes que gritaron consignas en contra de diputados, ministro y Presidente.

foto-articulo-Nacionales

Por segundo sábado consecutivo, cientos de personas acudieron para manifestarse en contra de la Junta Directiva del Congreso de la República, el ministro de Gobernación, Gendri Reyes, y el presidente Alejandro Giammattei.

Desde las 12:00 horas la Plaza de la Constitución comenzó a recibir a los manifestantes que llegaron con carteles, banderas, vuvuzelas y con ganas de hacerse escuchar. Poco más de dos horas pasaron para que dos grandes franjas de estudiantes universitarios arribaran para demostrar la vigencia de la Plaza.

Consignas que calificaban al ministro Reyes como asesino y saca ojos –haciendo alusión a la jornada de la semana pasada, en la que dos jóvenes perdieron un ojo por causa de presuntas agresiones policiales–, provocaron que los manifestantes ondearan con más fuerza las banderas.

Se tapan un ojo en señal de protesta y solidaridad con los dos heridos que perdieron un ojo en las manifestaciones de la semana pasada.

La Plaza, vestida de azul y blanco, continuó recriminando a los diputados las palabras de su compañero, Rubén Barrios, que llamó “comelón de frijoles” a los manifestantes. Una representación de la protesta fue cocinar frijoles en una olla de barro frente al Palacio; varios asistentes también llevaron panes con frijoles y los comieron durante la manifestación.

Cocinan frijoles en la Plaza para manifestar su descontento contra las declaraciones del diputado Barrios.

Frente a los policías, un manifestante come pan con frijoles, en señal de protesta en contra de las declaraciones del diputado Rubén Barrios.

Además de las enardecidas voces, decenas de carteles que enfatizaban que cada diputado le cuesta al Estado más de Q1 mil diarios, mientras que para cada niño se destinan menos de Q10.

“Prefiero un plato de frijoles honrados que 100 libras de camarón robados”, decía uno de los carteles alzados frente al Palacio Nacional; otros pedían la renuncia de Giammattei y los diputados de forma satírica reconociendo que “este pueblo frijolero los puso, este pueblo los quita”.

La portada de elPeriódico en la que se evidencian los cobros de dietas, salarios y gastos de representación de la Junta Directiva, es exhibida por manifestantes en una pancarta.

Comienzan los disturbios

La manifestación transcurrió con total normalidad, haciendo recordar a la Plaza que en 2015 consiguió la renuncia del binomio presidencial de aquella época; pasadas las 17:30 horas un grupo de al menos 20 personas comenzaron a incendiar un bus de Transporte Urbano (Transurbano).

Ante una Policía expectante, el autobús ardió en llamas hasta que los bomberos pudieron sofocarlas. Cuando solo había cenizas en el interior del bus llegaron los antimotines para dialogar con los manifestantes, quienes reconocieron que un grupo de infiltrados buscaba crear desorden para descalificar la manifestación pacífica que por horas estuvo en la Plaza.

Personas señaladas como infiltradas prenden fuego a un Transurbano, previo a varios eventos violentos y enfrentamientos con la Policía.

Los estudiantes lograron que dos de los autores del incendio salieran del grupo de manifestantes. Al caer la noche, regresaron los manifestantes violentos que volvieron a prender fuego al autobús, continuaron quebrando vidrios y provocando caos.

Tras el grito de ¡regresaron los antimotines!, los autores del incendio se movilizaron para intercambiar pedradas con la Policía. Como ya es costumbre, los heridos los puso el pueblo; al menos tres periodistas, una defensora de Derechos Humanos, varios manifestantes y cinco agentes policiacos fueron golpeados.

Estudiantes se desligan
La Asociación de Estudiantes Universitarios (AEU) rechazó que algún miembro del bloque estudiantil participara en la quema del autobús y los actos violentos de ayer. Además, consideró que es un intento del Gobierno por criminalizar las manifestaciones y victimizarse con la Organización de Estados Americanos.

PDH y PNC se señalan mutuamente
La Policía Nacional Civil (PNC) aseguró que no podía actuar sin la mediación de la oficina del Procurador de los Derechos Humanos (PDH) para cumplir con el mismo amparo que la semana pasada no impidió el lanzamiento de gas, agresiones y detenciones arbitrarias. Por su parte el PDH recordó que es deber de la Policía resguardar el orden público, apegados a derecho.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
360° a vuelo de pájaro

Jose Rubén Zamora

noticia AFP
Kamala Harris, una vicepresidenta histórica
noticia Lucero Sapalú*/ elPeriódico
Familia vapulea a presunto violador en Sayaxché, Petén


Más en esta sección

Cabecitas de Algodón pide ayuda para su mantenimiento

otras-noticias

Mujeres se manifiestan contra los femicidios en Guatemala

otras-noticias

Capturan a cuatro hombres por la muerte de dos mujeres en Jalapa

otras-noticias

Publicidad