[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Nacionales

La del plan B


Sin Filtros

foto-articulo-Nacionales

Un poco desilusionado con mi aventura, me acordaba de mi abuela Graciela que siempre me decía, mijito, al mal tiempo buena cara. El tercer día llegamos un poco tarde de la hora de entrada y noté que habían personas haciendo cola en unas taquillas. Me acerqué a averiguar y que creen… podías comprar tu entrada y gozar del maravilloso recinto de osos panda. Dentro de mí pensé que dos días de recoger popis de pandas y darles de comer, ya cumplía con mi compromiso moral de voluntariado, y aún no había podido hacer ni una foto. Plan B: el turista!!!

Compré mi entrada de 9 dólares y a tomar fotos! Primero di una vuelta de reconocimiento por el centro de investigación de pandas, ubicar por donde salía el sol y por dónde se ponía, para programar fotos con buena luz, que al fin no me sirvió de nada, porque me tocaron solo días nublados.

En esa caminata encontré una gran ventana y adentro tenían un laboratorio e incubadoras y una guardería para osos bebés. Cuando las pandas dan a luz gemelos en la naturaleza, generalmente a uno lo deja que muera, porque solo puede cuidar de un osito a la vez. Los pandas nacen ciegos y tienen el 1/900 del tamaño de su madre. Lo alucinante en estos centros de investigación, es que cuando nacen gemelos, logran que los dos ositos sobrevivan, diariamente intercambian a los bebés con la madre para que reciban de su cuidado, en esta guardería los biólogos sirven de madre sustituta alimentando al osito que está lejos de su madre. En la incubadora había un recién nacido y un cuate sentado enfrente de la incubadora, le empecé a tocar la ventana, haciendo la mueca que quería que me enseñara al osito, pero el cuate me negaba con el movimiento de su cabeza mi petición. Después de estar 4 horas ahí parado, insistiéndole a este brother, estuve a punto de tirar la toalla, pero me acordé de un juego de beis de los Atlanta Braves, estábamos atrás del campo central y mi hijo Jose se bajó a la primera fila a gritarle a un jugador que le regalara una pelota, se pasó 7 innings gritándole a Andrew Jones, hasta que en el inicio del octavo inning, Jones corrió a la barrera y le lanzó una pelota de las ligas mayores, me dio ánimo y seguí ahí afuera haciéndole caras de súplica al cuate de adentro, hasta que al fin se aburrió de mí y me mostró al osito entre sus manos por 20 segundos. (foto de ayer). Luego descubrí que una vez al día dejaban a los turistas convivir 15 minutos con los pandas de uno y dos años, claro que ese ticket costaba 50 dolares, pero era una linda oportunidad de colaborar económicamente con el centro y darse el lujo de jugar y fotografiar de cerca a los osos. Curiosos se acercaban a uno. Lástima que los osos Kodiak no son así de mansitos.

 

Sígueme en IG: @rickylopezbruni – WEB: https://www.rickylopezbruni.net/

Facebook: https://www.facebook.com/rickylopezbruni

YouTube:  https://www.youtube.com/channel/UC9M7zNr8_Yot_4XmIx_EpHg

Vimeo: https://vimeo.com/user9989574

 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
La venganza del “Hombre en la Luna”
noticia
Las 12 nuevas reglas que rigen desde hoy en el fútbol mundial

FIFA y la International Board anunciaron las nuevas leyes que buscan modernizar este

noticia
Lunes 5 de Junio de 2017


Más en esta sección

En Guatemala siguen participando online al Powerball para ganar su pozo de casi Q2 mil millones. ¡Te contamos cómo!

otras-noticias

Movimiento Universitario convoca a una marcha para este sábado

otras-noticias

En cines y streaming, la apuesta de Warner Bros. en 2021

otras-noticias

Publicidad