[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Nacionales

Cronología del negocio fraudulento de galletas en el Fodes


El ministro de Desarrollo, Raúl Romero, junto con tres empleados del Mides promovieron la compra de galletas vitaminadas por Q14.6 millones.

Una semana después de que el Fondo de Desarrollo Social (Fodes), adscrito al Ministerio de Desarrollo Social (Mides), adjudicó un contrato millonario para comprar galletas vitaminadas, documentos internos de esa cartera y una denuncia revelan cómo el titular del Mides, Raúl Romero, junto con el director provisional del Fodes, Alan Barrientos Zúñiga y dos empleados de esa dependencia, impulsaron la adquisición a última hora, pese a no contar con los documentos que la respalden.

La historia de las 11.1 millones de galletas vitaminadas se inició el 6 de agosto, cuando el ministro Romero emitió el Oficio DS-0999-2020 en el que pidió a los viceministros Melvyn Caná y Carolina Barahona, así como a los directores Martín Leal, Javier Paniagua y a la secretaria general Ana Arrué, que realizaran las gestiones para comprar las galletas.

El funcionario justificó en el documento que la compra se haría en el marco de la Gran Cruzada Nacional por la Nutrición y que se debía a que la seguridad alimentaria de “miles de personas” se estaba viendo afectada por la pandemia COVID-19. En ese entonces, se indicó que el presupuesto para los alimentos sería de Q5 millones y que la fuente de financiamiento sería el préstamo Crecer Sano, aprobado en 2019 para combatir la desnutrición crónica infantil.

En una denuncia presentada el 7 de octubre en el Ministerio Público (MP), el exdirector del Fodes, Marcos Antonio Soto Chojolán, señaló varias anomalías en las que supuestamente el Ministro junto con otros funcionarios incurrieron para que se concretara la compra.

Soto indicó que después del 11 de septiembre, cuando asumió como director, una de las instrucciones verbales de Romero fue que se debía cambiar la fuente de financiamiento para adquirir los alimentos. Según el denunciante, las instrucciones del Ministro llegaban por conducto de Barrientos Zúñiga, quien en ese entonces fungía como subdirector ejecutivo del Fondo de Desarrollo, y quien días después sería el nuevo director.

“Alguien quiere enterrar la galleta”

Julio Leiva Chacón, gerente general de Conalib, la empresa que ganó el evento para suministrar galletas vitaminadas por Q14.6 millones indicó que le genera sospechas las voces que se han levantado en contra de la adquisición, porque según él hay interesados en que el Estado no vuelva a comprar ese producto nutricional. Leiva mostró a elPeriódico las galletas que presentó como muestras para ganar el evento, las cuales tienen las mismas características físicas pedidas en los términos de referencia, pero no cuentan con las 12 vitaminas solicitadas, porque estas se agregan después de que sea firmado el contrato con el Fodes, aseguró.

Las prisas de un día antes

Aunque en el Mides se empezó a hablar de la compra en agosto, fue hasta dos meses después cuando se aceleró el negocio: El 29 de septiembre, un día antes de que se realizara la compra de las galletas, el negocio cambió de rumbo. La mañana de ese día, Soto recibió el expediente para aprobar los términos de referencia del proceso; sin embargo, este no contaba con dictámenes de nutricionistas que avalaran los valores nutricionales y vitamínicos del producto que se solicitaba. El entonces director pidió un dictamen a la Dirección de Comedores, el cual fue integrado al expediente.

No obstante, ese mismo día, el presidente Alejandro Giammattei anunció que no solicitaría una nueva prórroga del Estado de Calamidad por el COVID-19, por lo que se solicitó un dictamen a la Unidad de Asesoría Jurídica del Fodes, la cual respondió en el Dictamen Fodes-UAJ-106-2020 que no era viable continuar con la aprobación de los términos de referencia del proceso para comprar las galletas vitaminadas, porque el Estado de Excepción vencería un día después.

Sin embargo, a las 16:15 de ese mismo día, en el oficio DS-1294-2020 Romero pidió a Soto ejecutar la compra, pero ahora con una asignación presupuestaria de Q15 millones, cuyas fuentes de financiamiento debían ser: Bonos del Tesoro y parte del préstamo Crecer Sano, otorgado por el Banco Interamericano de Reconstrucción y Fomento (BIRF).

¿Quién solicitó la compra?

Desde que elPeriódico dio a conocer la adjudicación del contrato por Q14.6 millones, el ministro de Desarrollo Social, Raúl Romero, ha negado haber dado la orden para realizar la compra. Sin embargo, en un oficio del 29 de septiembre, un día antes de que venciera el Estado de Calamidad, Romero pidió ejecutar la compra con un presupuesto de Q15 millones, Q10 millones más de lo previsto en un oficio anterior. La orden de realizar la compra la hizo el Ministro pese a que la Unidad de Asesoría Jurídica del Fodes ya había dictaminado que no era viable continuar con el proceso porque el Estado de Calamidad vencería al siguiente día.

1. El oficio que Romero envió al entonces director del Fodes, Marcos Soto Chojolán, en donde pide ejecutar la compra.

2. Horas antes de la orden de Romero, la Unidad de Asesoría del Fodes ya había dictaminado que la compra ya no era viable.

3. Se indica que las Direcciones Departamentales de Educación participarán en la distribución. El MIneduc niega que el tema se haya analizado.

Una compra forzada

Debido a que Soto se negó a continuar con la compra, al argumentar que esta era ilegal porque había un dictamen jurídico desfavorable, una hora antes de iniciar el evento de adquisición fue destituido por orden de Romero, según consta en el Acuerdo Ministerial DS-DRRHH-0249-2020.

A las 9:37 horas del 30 de septiembre, Soto Chojolán recibió un correo electrónico de Recursos Humanos en el que le notificaban su destitución. Sin embargo, el Acta 046-2020 con la que oficialmente dejó el cargo de director del Fodes, fue suscrita a las 11:35 de la mañana, una hora después de que se publicó en Guatecompras el evento NOG 13375873 en el que se solicitó la adquisición.

En el portal electrónico de Guatecompras consta que el evento denominado Adquisición de Galleta Nutricionalmente Mejorada, para Atender a Población Infantil Afectada por el Virus COVID-19 fue publicado a las 10:34 horas del 30 de septiembre, por Alan Javier Barrientos Zúñiga como director interino del Fodes.

El gerente de la empresa que ganó la adjudicación muestra las galletas que presentó al Fodes para obtener el contrato.

En la Resolución DE-0095-2020 (en la que no consta la hora) aprobó los términos de referencia y ordenó continuar con el proceso de compra.

Finalmente, cinco horas después de iniciado el evento de compra por excepción, se recibieron dos ofertas: una de Nutrientes Alimenticios, S.A. (Nutrialsa) por Q9.1 millones y Continental de Alimentos y Bebidas, S.A. (Conalib) por Q16.4 millones. El negocio fue adjudicado por la junta calificadora integrada por Julio Monterroso, Emily Meza Ayuso y Javier Alvarado Contreras, a Conalib después de descalificar a Nutrialsa por no presentar documentación completa.

Sustracción de expediente

En la denuncia identificada como MP-001-2020-42643 presentada el 7 de octubre, Marcos Soto Chojolán señaló que cuando aún fungía como director del Fodes, el entonces subdirector Alan Barrientos junto con el encargado de Recursos Humanos y la jefa de Auditoría Interna (a quienes no identificó con nombres) ingresaron a su oficina a las 9:01 de la mañana y retiraron sin su permiso el expediente del proceso de compra. La “incursión” quedó grabada en un video que fue presentado por Soto como prueba en el MP, junto con su declaración.

Tres mentiras de Raúl Romero

El ministro Romero mintió ayer, en una entrevista en Emisoras Unidas, en la que aseguró que la fuente de financiamiento para comprar las galletas eran ahorros logrados por el gobierno debido al cierre de la Comisión Presidencial de Derechos Humanos (Copredeh). También mintió a elPeriódico cuando aseguró que él no había ordenado la compra de galletas, pero él fue quien firmó los documentos. La tercera mentira se dio cuando indicó que el Fodes no buscaba hacer la entrega por medio del Ministerio de Educación, pero en la Propuesta de Distribución se señala que las entregas serán a través de Direcciones Departamentales de Educación, municipalidades y Cocode.

 

 

 

 

 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Sevilla deja escapar dos puntos

El Sevilla (3º) dejó escapar dos puntos sobre la campana este lunes al empatar 1-1 con el Levante (12º), pero se asegura acabar la 29ª jornada del campeonato español en el podio.

 

noticia Cindy Espina cespina@elperiodico.com.gt
Sociedad civil propondrá políticas de transparencia

Durante el anterior gobierno, solo participaron las organizaciones que la ex vicepresidenta, Roxana Baldetti, decidió que lo hicieran. Acción Ciudadana fue excluida por las diferencias entre la exfuncionaria y Manfredo Marroquín.

noticia César A. García E.
Juan, Pedro y Pueblo


Más en esta sección

Guatemaltecos adornan a sus fallecidos en el cementerio General

otras-noticias

Chilenos salen a votar en referéndum constitucional a pesar de la pandemia

otras-noticias

Muere el presidente de Samsung, Lee Kun-Hee

otras-noticias

Publicidad