[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Nacionales

La de tengo miedo


Sin Filtros

foto-articulo-Nacionales

Uno de los lugares en mi lista de deseos por visitar era Guerreo Negro en Baja California, además de los avistamientos de ballenas es famoso porque ahí se encuentra la salina más grande del mundo. Con mi hijo Jose Miguel, mejor conocido como “el Tepo”, nos lanzamos este viaje fotográfico, nuestra meta final era ver las ballenas grises (Eschrichtius robustus), quienes después de un viaje de más de 10 mil Km. desde el Ártico llegan a las tibias y tranquilas aguas del Pacífico mexicano y a La Laguna Ojo de Liebre, para dar a luz a sus ballenatos. Viajamos en Volaris desde la ciudad de México con escala en Tijuana y otro corto vuelo a Loreto, donde alquilamos un carro y al día siguiente iniciamos nuestra aventura de 416 Km. rumbo a Guerrero Negro, que supuestamente quedaba a seis horas. En el trayecto, los bosques de cactus son parte principal de los interminables paisajes, después de un retén militar, por cierto: muy intimidante, ya que nos abrieron hasta el último estuche en búsqueda de algo ilegal… El viajar con un fotógrafo puede ser un dolor, si no vas armado de paciencia, puede ser infernal, ya que paramos a cada rato a tomar fotos, finalmente ocho horas y media después, llegamos a nuestro destino, un pueblito de 14 mil habitantes, donde Raúl Lyle, un viejo lobo de mar nos esperaba en su hotel Los Caracoles. Al día siguiente muy temprano salimos rumbo a la Reserva del Vizcaino, atravesando las salinas hasta llegar a Punta Mariscal, que es el campamento de donde salen las lanchas a los avistamientos. Para nuestra mala pata… la temporada de ballenas estaba retrasada y recién empezaban a llegar, en época pico han llegado a contar más de 2 mil ballenas en la Bahía Ojo de Liebre. Ese día vimos unas 30 ballenas en la laguna, un par con sus ballenatos, una que se acercó a la lancha como dándole clases a su ballenato de que estaba bien acercarse a las lanchas con humanos, y otras varias en emersión de atisbamiento, lográbamos ver chorros de vapor de agua por todos lados y otras nos daban exhibiciones de sus colas. Después de 4 horas de avistamientos regresamos al campamento en Punta Mariscal. Noté que había un par de tiendas de campaña en la playa y pregunté como hacíamos para acampar ahí, me contesta el encargado: pos güero son 15 dólares y te incluyo la carpa… órale! Ese día regresamos al pueblo, hicimos super y al día siguiente fuimos a otro avistamiento por la mañana, de una nos quedamos para acampar. En la noche hicimos fotos de los increíbles cielos estrellados, era una explosión de elementos maravillosos, un regalo del Universo, mientras hacíamos fotos, en la laguna a la distancia se escuchaba como las ballenas expulsaban chorros de agua. Entrada la media noche nos fuimos a dormir para despertar temprano para fotografiar el amanecer, fue una de esas noches que tus energías le ganan al cansancio y a las 5 am ya estaba despierto tomando fotos, obvio, yo solito, porque “al Tepo” no le gusta madrugar. Después de media hora empecé a pensar como despertar a Jose y tener éxito en mi misión. Me acerqué a la carpa y le empecé a decir: Jose tengo miedo… mijo tengo miedo…de un brinco salió a ver que me pasaba. Nunca digo mentiras, pero en esta ocasión, esa mentirita me sirvió y logré que mi hijo compartiera ese momento con su viejo.

Les dejo este videíto de timelapses y una ballena y su ballenato en el amanecer:

Sígueme en IG: @rickylopezbruni – Facebook: Ricky Lopez Bruni Arte – Youtube: Ricky Lopez Bruni Cine – Vimeo: rickylopezbruni

 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Refuto información
noticia ENRIQUE GARCÍA elPeriódico
EG denuncia al INDE por proceso de adquisición de energía solar

La delación señala que con el negocio podría darse una simulación de contrato.

 

noticia AFP
Al menos seis muertos en un ataque yihadista en la capital de Kenia

Al menos seis personas murieron el martes en el ataque de un comando de islamistas radicales somalíes shabab a un complejo hotelero y de oficinas en Nairobi, del que la policía seguía intentando rescatar a la gente atrapada la madrugada del miércoles, cuando aún se oían disparos.



Más en esta sección

5 minutos

otras-noticias

La portada del día

otras-noticias

Los planes para Centroamérica de los candidatos presidenciales de EE. UU.

otras-noticias

Publicidad