[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Nacionales

«Ocurre (la crisis) en un momento de altos niveles de corrupción e incremento en el trasiego de droga en los últimos siete años”


El diplomático estadounidense, Stephen McFarland, opinó a título personal sobre las relaciones entre Guatemala y Estados Unidos (EE. UU.) y cómo estas podrían cambiar de cara a las elecciones presidenciales que se desarrollarán en noviembre en el país norteamericano. El ex embajador estadounidense en Guatemala también analizó cómo afecta los intereses de EE. UU. la crisis institucional entre la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Corte de Constitucionalidad (CC.) y Congreso.

foto-articulo-Nacionales

¿Qué impacto geopolítico podría tener que el Congreso destituya a los actuales magistrados de la CC?

– Esta decisión es de los guatemaltecos, no concierne a los estadounidenses, pero es una decisión que tiene incidencias en relaciones comerciales, en migración, lucha contra el crimen organizado y geopolítica de EE. UU. y es allí donde EE. UU. tiene el deber de responder.

Las diferentes agencias e instituciones de EE. UU. están viendo y analizando que la salida de los magistrados de la CC no es un interés que EE. UU. comparte con Guatemala. Si bien hay que encarar este problema con respeto mutuo, hay que tomar en cuenta todas las conexiones que tenemos entre países en comercio, cooperación policial, migración, por lo que una respuesta del gobierno del presidente Trump sería por medio de sanciones financieras y migratorias.

Al fin y al cabo ningún país le puede decir qué hacer a otro. Pero EE. UU. tiene que identificar sus intereses y ver la manera de ser compatible con los guatemaltecos y tomar las acciones.

Para entender un poco más el origen de esta crisis, principalmente la desobediencia a las resoluciones de la CC, ¿Usted cree que fue generado a raíz de la expulsión de la CICIG a cargo del ex presidente Jimmy Morales?

– La causa de estos problemas se da por la corrupción extensiva y las instituciones públicas débiles, que es algo que ha dicho también el Departamento de Estado en sus informes sobre crimen organizado y lavado de dinero en Guatemala. Si bien la CICIG fue un actor importante, esta situación no es solo por eso, creo que la situación actual tiene sus raíces en la resistencia a los cambios, incluso algunos que se dieron antes de la CICIG, los cuales ayudaron a fortalecer las investigaciones y que fueron apoyados por el Gobierno de EE. UU., Canadá y Francia. En el caso de la salida de la CICIG, EE. UU. se hizo a un lado.

Estos problemas que se viven ahora tienen su origen en el sistema de partidos políticos de Guatemala, que son partidos que comienzan, están un tiempo, terminan y comienzan otros. Además, ocurre en un momento de altos niveles de corrupción e incremento muy grande en el trasiego de droga en los últimos siete años.

Como diplomático de carrera conoce la política exterior de su país, en este caso ¿podría explicar por qué EE. UU. se mantuvo al margen ante la salida de la CICIG, después de que la había apoyado?

– Creo que el lobby enviado por algunos desde Guatemala a Washington DC fue efectivo. Yo creo que supieron qué decir para tener más resonancia, sobre todo con la gente política del gobierno del presidente Trump y ese fue el resultado. También al mismo tiempo, Trump buscaba el Acuerdo de Cooperación de Asilo y por eso el Gobierno de EE. UU. también estaba dispuesto a ceder.

¿Cómo podría Guatemala enfrentar los problemas de la corrupción, la impunidad y la pobreza?

– Depende de la sociedad guatemalteca, EE. UU. y otros países apoyan soluciones, quienes realmente deben iniciar y liderar estos cambios son los mismos guatemaltecos. Desde mi perspectiva, la experiencia de la CICIG y los esfuerzos que se generaron en el Organismo Judicial y el Ministerio Público en esa época, como la selección de jueces más idóneos, la creación de instituciones que investigan, los mecanismos de extinción de bienes, entre otros, también encontraron una fuerte resistencia cuando fueron creados, sin embargo, se pudieron instalar. Hay que entender que la corrupción es un impuesto informal que le quita plata a la gente y al gobierno y eso es malo para la gobernabilidad.

Elecciones en Estados Unidos ¿Cómo se encuentran las relaciones entre Guatemala y Estados Unidos?

– Me parece que los dos Gobiernos tienen buena relación. Hay un respeto mutuo, me parece que bajo el gobierno del presidente Alejandro Giammattei la relación se ha fortalecido. Pero Guatemala está en una crisis muy compleja, la pandemia, la recesión económica y la crisis socioeconómica, tanta pobreza, inequidad, tanta falta de oportunidades de esperanza, lo cual me parece que en el medio y largo plazo puede ser muy peligroso.

Si hay cambio de gobierno en EE. UU, ¿podría haber cambios con relación a la política exterior con Guatemala?

– Sí, definitivamente.

¿Cómo sería si gana Joe Biden?

– Si gana Biden habrá un viraje en la política exterior a nivel global. A nivel Guatemala o Centroamérica va a tomar acciones más rápidas. Una de las primeras cosas sería que cambiaría los acuerdos que impuso el presidente Trump para frenar la migración, porque se enfocaría en enfrentar las causas y trabajar en eso. El gobierno de Trump se enfocó en temas a corto plazo y solo en la migración. Con Biden se enfocará en cuanto a las causas que generan la migración y cómo se pueden utilizar las relaciones entre los dos países y ver los incentivos que tiene EE. UU. para mejorar las condiciones económicas y reducir la migración. Un gobierno de Biden también se enfocaría en la lucha para reducir la facilidad y beneficio que le da la corrupción al crimen organizado y narcotráfico y por lo tanto, la inestabilidad que eso genera en un país.

¿Cómo sería si gana Trump?

– El gobierno de Trump es más personalizado, pero también es un gobierno que piensa en el largo plazo y seguirá enfocado solo en el tema migración. Una vez termine la pandemia la migración se va a retomar. Creo que más allá de los Acuerdos podría buscar qué más hacer para frenarla y hay una posibilidad de que empiece a ver las causas que la generan. Hay que tomar en cuenta que el FBI, la DEA, y ICE Homeland Security siguen con las investigaciones, de ganar él la reelección seguirán haciendo ese trabajo como hasta ahora.

En septiembre podría darse el cambio de embajador estadounidense en Guatemala y usted por experiencia, sabe que el embajador es una persona muy influyente e importante en el país. ¿Conoce usted al embajador William Popp, podría haber algún cambio en relación al embajador Luis Arreaga?

– No lo conozco. Yo lo único que puedo decir es que reconozco el trabajo del embajador Arreaga y estoy seguro que el embajador Popp va a representar al Gobierno de EE. UU. de una forma correcta y solo le puedo desear muchos éxitos.

Narcotráfico

¿Por qué es posible que el 90 por ciento de la droga que viene de Sudamérica hacia EE. UU. pase por Guatemala?

– La naturaleza del narcotráfico es siempre tratar de reducir la capacidad del Estado para controlarlos por medio de la policía, Ministerio Público y Organismo Judicial.

¿Qué hacer como sociedad para enfrentar el problema del narcotráfico en el país, si al propio Estados Unidos le cuesta enfrentarse a este flagelo?

– Si bien EE. UU. normalmente acepta su responsabilidad del problema del narcotráfico, es un punto en el que debe presionar Guatemala. El problema para Guatemala no solo es el tránsito, yo creo que por muchos años los guatemaltecos pensaban que eso pasa lejos, que no les afectaba tanto, pero los carteles de la droga, como en México y en Colombia, no son estáticos, quieren crecer a costa del sector privado formal e informal y quieren proteger sus intereses a través de los políticos y de las fuerzas de seguridad. Es por eso que una de las soluciones sería mejor transparencia, un mejor control y también pensar en una nueva política con EE. UU. para tratar de reducir el trasiego de drogas por el país.

En este caso siempre hay alguien que recibe el dinero bajo la mesa…

– Yo en mis funciones en Guatemala he conocido a algunas personas, sin mencionar nombres, que en algunos casos no me esperaba que fueran los corruptos. Guatemala no es el único lugar donde se ve esto, se ve en mi propio país y a veces uno no cree que esa persona haría tal cosa. Creo que una amenaza que enfrenta Guatemala y también EE. UU. es el peligro de normalizar la corrupción y normalizar el narcotráfico.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
ECHO representa una nueva forma de vivir
noticia AFP
Argentina y Brasil, a cuidar el liderato en la eliminatoria de la Conmebol

Mientras Brasil sonríe esperando a la frágil Venezuela, la Argentina de Messi aguarda la incómoda visita de Paraguay. Los líderes de la clasificatoria sudamericana al Mundial-2022 exponen su invicto en la tercera fecha, una zona de riesgo para el lote de selecciones que persigue.

 

noticia
Los negocios del hambre de Jimmy Morales

Con un maratón de aperturas, el gobierno de Jimmy Morales espera terminar su gestión con 61 “Comedores Seguros”; este año ha pagado más de Q33 millones a los proveedores de alimentos.



Más en esta sección

Lo tremebundo de los monopolios mediáticos

otras-noticias

MP presenta antejuicio contra Alcalde de Quezaltepeque

otras-noticias

Desarticulan estructura de tumbe de drogas

otras-noticias

Publicidad