[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Nacionales

UNICEF muestra cómo viven algunos estudiantes las clases a distancia


Millones de niños y niñas cambiaron su forma de aprender debido a la emergencia por el COVID-19, señala la organización.

foto-articulo-Nacionales

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en Guatemala ha apoyado al Ministerio de Educación en esta emergencia sanitaria, para garantizar la continuidad educativa en el país, produciendo diversos materiales didácticos y su distribución por varios medios: programas educativos que se transmiten en televisión por el Canal de Gobierno y Canal 13.

Según Unicef, a la fecha se han grabado 266 sesiones, durante 30 días al aire, se han difundido 570 horas a través de las radios TGW, emisoras del Ministerio de Educación, entre otras y han integrado 27 publicaciones impresas en los principales medios escritos del país.

La entidad, entrevistó a algunas familias para conocer sus opiniones sobre los programas que se han manejado para continuar con la educación de los menores, estas son las historias.

A media mañana, entrar a la casa de Lesli Leonardo Martínez, de 27 años, en la Zona 5 de la Ciudad de Guatemala, es como ingresar a un jardín infantil. La sala está ocupada por cuatro niños, tres de ellos son sus hijos y una es su sobrina. A las 11 de la mañana han estado ya dos horas frente el televisor

Esta es la cotidianidad que viven los casi 2,5 millones de estudiantes guatemaltecos de primaria y preprimaria después que, desde el 15 de marzo, se suspendieron las clases debido a la emergencia global por la pandemia del Coronavirus o COVID-19.

Cristian, de 10 años, cursa el cuarto grado de primaria. Su clase ha terminado, pero se queda junto a sus hermanas para acompañarlas mientras ven los programas de sus grados, segundo primaria y preprimaria.

“Les encanta, los programas son muy entretenidos. Interactúan mucho con los maestros de la tele”, dice Lesli, “el mayor de mis hijos me ayuda mucho con las más chiquitas, sigue sus clases y las guía. Aprenden todos juntos”, comenta.

“Los programas en televisión son muy lindos, pero también extraño la escuela” dice Cristian. “Hablo por teléfono con algunos de mis amigos, pero me hace falta estar con ellos, jugar pelota en el recreo. También extraño a las maestras y las clases que faltan en la tele, como ciencias, inglés y artes plásticas”.

Myrna Patricia Orellana, de 60 años, directora de la escuela del Complejo Escolar Para La Paz No. 2 “25 DE JUNIO” de la zona 5, donde estudia Cristian, está consciente de que los programas televisivos son un aporte, pero no son suficientes y por esto, desde el inicio de las suspensiones de las clases, ha entregado regularmente a los padres de familia mucho material didáctico complementario.

“WhatsApp es fundamental para poder llegar a todos los chicos, a través de sus padres” dice Myrna. “También soy maestra de grado y llevo ya dos años usando ese recurso, que ahora tiene un rol todavía más importante. Algunos no tienen acceso a teléfonos inteligentes así que telefónicamente los citamos a la escuela cada 2 o 3 semanas”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La situación es similar en el área rural y lo confirma Delmi Judith Muralles Rodriguez, de 30 años. Ella, madre de cuatros niños, es la presidenta de la Organización de Padres de Familias (OPF) de Escuela Oficial Rural Mixta (EORM) No. 77 en la aldea Los Mixcos de Palencia, a casi 35 kilómetros al nororiente de la Ciudad de Guatemala.

La hija de Delmi, Melany, de 8 años, cursa el tercer grado de primaria y cuenta cómo su mamá le organizó los días, manteniendo la misma rutina de horario que manejaban en la escuela.

“Nos despertamos temprano, después del desayuno tomamos las clases en la tele y luego hacemos las tareas. Con WhatsApp, mi hermano y yo, nos comunicamos con nuestros compañeros y comentamos las clases y las tareas”.

Según Ileana Cofiño, especialista en educación de Unicef Guatemala, estos son momentos para demostrar su responsabilidad aprendiendo de manera distinta, pero especialmente, es tiempo de recordar que, quedándose en casa, contribuyen al bienestar de los demás.”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Perder peso ahora es más facil con COCOON

Conozca la nueva tecnología que está revolucionando la pérdida de peso.

noticia Carlos Rodas Minondo
Análisis “FODA” de esta situación…

( Es el momento adecuado para hacer un análisis FODA de nuestra situación ante la crisis del COVID-19 …)

noticia AFP 
Expresidenciable hondureño a la cárcel en EE. UU. por lavar dinero del narcotráfico


Más en esta sección

Manifestantes de Sololá piden destitución de Giammattei

otras-noticias

Japón aporta US$4.5 millones para proyecto de reintegración económica de jóvenes migrantes

otras-noticias

Alcalde de San Cristóbal Totonicapán ofreció cupones de alimentos a cambio de votos el día de las elecciones

otras-noticias

Publicidad