[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Nacionales

Desgaste impacta hospitales mientras decaen expectativas en la Coprecovid


Hace tres meses, los médicos no abrazan a sus seres queridos para mantenerlos a salvo del coronavirus.

foto-articulo-Nacionales

Las demandas de la comunidad médica, como una estrategia que abarque los tres niveles de atención en salud, siguen vigentes a tres meses de que se reportó el primer caso de coronavirus en Guatemala.

Los hospitales están colapsados y los médicos enfrentan desgaste físico por las extenuantes jornadas, pero sobre todo frustración, por la falta de respuesta de las autoridades ante su grito de auxilio.

Muchos de los salubristas que están al frente en los hospitales, como los del Roosevelt, San Juan de Dios y el Temporal en el Parque de la Industria, expresan compromiso hacia los pacientes, pero resienten falta de estrategias y altibajos en la provisión de equipo de protección personal e insumos.

Lo vienen diciendo desde el día uno y están cansados, de decirlo y de administrar la precariedad. “Piensan que las camas se manejan solas, no, necesitan un médico, enfermeras, intendencia”, le dijo una infectóloga ayer a la cadena CNN.

A principios de mes, con los casos en aumento, se abrió una ventana de esperanza, con la instalación de la Comisión Presidencial de Atención a la Emergencia Covid (Coprecovid). Se anunció que estaría integrada por tres médicos de elevado perfil, pero una semana después, no se les había convocado para participar. Ahora la expectativa recae en el infectólogo Edwin Asturias Barnoya, que dejó de responder al teléfono. El secretario de Comunicación, Carlos Sandoval, tampoco respondió acerca de cuál es el futuro de la Comisión.

Efectivamente, queda la expectativa en Asturias, dice la defensora de la Salud, Zulma Calderón, pero no se debe olvidar que el colapso hospitalario es responsabilidad del Ministerio de Salud. La Coprecovid no tiene capacidad de ejecución y habrá que ver, qué incidencia tiene en las decisiones de estrategia, advierte Calderón.

Ningún país estaba preparado para una pandemia, que encontró en Guatemala a un Ministro de Salud a quien no se le conoce experiencia en salubridad ni la administración estatal, de acuerdo con médicos que piden resguardar su identidad, por temor a represalias laborales.

Sin estrategia

Los errores han sido muchos, pero el principal es la falta de plan estructurado de respuesta, según Calderón, para lograr una coordinación en los tres sistemas de atención en salud.

“Cada nivel de atención resuelve como puede y con los recursos que tiene”, dice y teme que el colapso que se ve en los hospitales más grandes llegue a los centros de salud, que están volcados en la pandemia, mientras se estancan otros programas, como la vacunación infantil, expone Calderón. El Ministerio dice que tienen un plan, pero no es eso, lo que tienen son guías, precisó la defensora.

“Nosotros contratamos un hotel un sábado a la medianoche, buscando una solución para los pacientes leves que no pueden quedarse en su casa porque contagiarían al abuelito, a los hijos… ¿En cuántas casas hay más de un baño?” relata Juan Manuel Luna, neumólogo del Roosevelt, en la línea de cómo han tenido que buscar soluciones. “Desde un principio lo dijimos, que los hoteles eran la opción, por ejemplo, para los deportados”, señala el especialista.

Luna reconoce el acierto de cerrar el país temprano, pero también por eso se ha sentido ya un largo periodo. “Ya hay mucho cansancio de estar confinado, de no ver a la familia”, añade.

Las calles que lucían desoladas en marzo, cada vez son más concurridas por adultos y niños, con mascarillas –muchas mal utilizadas– porque “nunca vimos una campaña de comunicación de riesgo fundamentada, veíamos que una semana se burlaban de la gripona y la otra, que nos mandaban a la playa”, dice Calderón. Pero el verano pasó y la temporada de huracanes abre un nuevo frente, como lo advirtió la OPS esta semana.

“No hemos podido abrazar a nuestros seres queridos”

> Después de turnos extenuantes, de ver morir a las personas, no hay un abrazo que reconforte a los médicos al llegar a casa. “No hemos podido abrazar a nuestros papás, mamás, hermanos, porque valoramos mucho sus vidas”, cuenta una médica. Algunos de sus colegas, han sido obligados a alquilar un “airbnb” o a comer en horarios distintos a la familia para que no haya contacto. “Nos duele que haya gente que salga como si nada, que sí tenga el privilegio de poder comer en el comedor con sus papas o seres queridos”, lamenta.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Federico Bauer Rodríguez
Tarjetas de crédito

La pandemia de la deuda pública y privada tendrá efectos muy negativos para nuestra economía.

noticia AFP
Biden: la democracia de EE. UU está bajo un ataque sin precedentes

Joe Biden pidió al presidente Donal Trump que aparezca en televisión nacional y exija que termine asedio al capitolio de EE.UU.

noticia AGENCIA
Estados Unidos vive jornada de incertidumbre política

Anoche, medios afirmaban que se había analizado destituir a Trump por considerar que la incitación a sus simpatizantes ponía en duda su capacidad de gobernar.



Más en esta sección

OJ convoca a elección de magistrados para la CC

otras-noticias

Putin se baña en agua helada para celebrar la Epifanía ortodoxa

otras-noticias

Ministro de Sri Lanka hospitalizado con covid-19 pese a haber ingerido supuesta poción “milagrosa”

otras-noticias

Publicidad