[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Nacionales

Los fondos estatales de desempleo quebraron por la inundación de reclamos


California, Nueva York, Texas entre los estados que buscan préstamos federales

foto-articulo-Nacionales

El número récord de estadounidenses que reciben beneficios de desempleo en las últimas seis semanas está agotando rápidamente el efectivo reservado por los principales estados de EE. UU., dejándolos a punto de pedir prestados decenas de miles de millones de dólares al gobierno federal.

Es probable que la tensión crezca con más de 30 millones de trabajadores, o casi una quinta parte de la fuerza laboral, dependiendo de los controles de desempleo con grandes segmentos de la economía cerrados. La escala sin precedentes de los pagos está agotando los fondos fiduciarios de desempleo de los gobiernos estatales, casi la mitad de los cuales se habían apartado menos de lo necesario para enfrentar una recesión.

Solo en las dos primeras semanas de abril, Nueva York sacó US$1 millardo de su cuenta, o más del 40 por ciento del total, según datos del Departamento del Tesoro de EE. UU. El saldo de California se ha reducido en más de US$2 millardos desde el 16 de marzo, según funcionarios estatales. Texas, que tenía aproximadamente US$1.3 millardos para pagar beneficios a mediados de abril, presentó una solicitud de préstamo al Departamento de Trabajo de los Estados Unidos. Illinois fue aprobado para pedir prestado casi US$13 millardos, mientras que Connecticut y Massachusetts también solicitaron créditos.

Esos seis estados se encontraban entre los 21 que entraron en la crisis económica con fondos fiduciarios de desempleo por debajo del nivel mínimo de solvencia recomendado para capear una recesión, de acuerdo a un informe del Departamento de Trabajo de EE. UU. California, Texas, Nueva York, Illinois, Ohio y Pensilvania tenían menos de la mitad del mínimo. Hawái, cuya confianza era un 30 por ciento superior a la solvencia mínima, también fue aprobada para un préstamo, según el Departamento del Tesoro. “Los préstamos comenzarán a suceder a un ritmo rápido”, dijo Wayne Vroman, economista laboral del Urban Institute, un grupo de expertos con sede en Washington.

Otros impactos

Los préstamos ejercerán aún más presión sobre los gobiernos estatales que se están desviando hacia su mayor crisis fiscal en décadas, y el Centro de Presupuestos y Prioridades Políticas estima que podrían enfrentar déficits de US$650 millardos hasta mediados de 2022. Es probable que los estados con reservas de desempleo insuficientes necesiten aumentar los impuestos sobre las empresas o reducir los niveles de beneficios para pagar la deuda, lo que ejercería un lastre adicional en la economía.

Pedir prestado del fideicomiso federal de desempleo no es inusual durante las recesiones. 35 estados y las Islas Vírgenes pidieron créditos US$154 millardos del fondo desde 2008, cuando la Gran Recesión condujo a un largo periodo de desempleo.

Si bien el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, y el presidente Donald Trump han prometido no rescatar a los estados fiscalmente imprudentes, no pueden bloquear los préstamos federales de desempleo para reponer los fondos fiduciarios estatales. No se les puede negar préstamos a los estados si su programa de desempleo cumple con la ley federal.

“Los pagos de beneficios de desempleo ocurrirán sin interrupción o demora”, manifestó James Bernsen, portavoz de la Comisión de la Fuerza Laboral de Texas, quien solicitó un crédito de US$$1.8 millardos en mayo; US$2.6 millardos en junio y US$2 mil millones en julio.

Los estados y territorios establecen los parámetros de sus programas de desempleo dentro de las pautas federales, incluidas las tasas de impuestos sobre la nómina y los montos de los beneficios. Los empleadores pagan los impuestos estatales sobre el seguro de desempleo y los remiten al fondo fiduciario federal, donde cada estado tiene una cuenta separada para cubrir los beneficios normales del seguro de desempleo.

Nueva York ha solicitado un préstamo de US$4 millardos, dijo una portavoz del estado a principios de este mes. Massachusetts solicitó un anticipo de US$900 millones para mayo, según una carta del gobernador Charlie Baker al secretario de Trabajo, Eugene Scalia. California, Illinois y Connecticut también solicitaron créditos, pero no se han aprobado.

Wall Street termina en baja

> La Bolsa de Nueva York cerró ayer en rojo, tras decepcionantes resultados de algunas grandes empresas y ante la amenaza de nuevas sanciones estadounidenses contra China.

> Su índice principal, el Dow Jones Industrial Average, cayó un 2.55 por ciento; el Nasdaq, con fuerte componente tecnológico, perdió 3.20 por ciento. El índice ampliado S&P 500, que representa a las 500 empresas más grandes de Wall Street, perdió un 2.8 por ciento.

> Varias de las principales empresas que cotizan en la bolsa neoyorquina presentaron resultados negativos, incluida Amazon.

US$650 millardos  es el cálculo del déficit fiscal.

US$6.4 millardos  ha solicitado Texas para cumplir con los subsidios.

Las aplicaciones para el subsidio estatal al desempleo se han vuelto engorrosas porque ha sido difícil para los estados tener los desembolsos disponibles.

Fuertes caídas de las bolsas europeas

Las bolsas europeas cayeron con fuerza esta semana después de datos económicos devastadores en la eurozona y sus principales países integrantes. La economía de la eurozona registró la mayor contracción de su historia en los primeros tres meses de 2020, superior a la vivida durante la Gran Recesión hace una década, por las medidas para contener el coronavirus. Francia vio su PIB desplomarse un 5.8 por ciento; Italia un 4.7 por ciento; España un 5.2 por ciento. Los datos de Alemania se conocerán el próximo 15 de mayo. –AFP

*Con información de Bloomberg y AFP.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia DPA
El Brasil de Bolsonaro, ¿cercano a Trump y duro con Venezuela?

La primera conversación con un líder internacional que dio a conocer el ultraderechista Jair Bolsonaro como presidente electo de Brasil puede servir quizá como pauta de lo que podrían ser su Gobierno y su política internacional: Bolsonaro habló por teléfono con Donald Trump.

noticia César A. García E.
¿Y si probamos con la virtud?
noticia Redacción
Ejecución del gasto fue 89.4 por ciento


Más en esta sección

Ley histórica sobre despenalización del cannabis avanza en Congreso de EE.UU.

otras-noticias

En Guatemala siguen participando online al Powerball para ganar su pozo de casi Q2 mil millones. ¡Te contamos cómo!

otras-noticias

Se estrena, por fin, «Selena: The Series» a Netflix

otras-noticias

Publicidad