[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Nacionales

Los casos de los que no habla el Presidente


Los datos de los casos en cada municipio se divulgan por los alcaldes y gobernadores, de forma limitada.

foto-articulo-Nacionales

El único lugar donde podemos llevar a los pacientes positivos es el salón comunal en Potrero Grande, no tiene las condiciones, ni cuartos ni camas ni baños, pero ya comenzamos a ver lo de las reparaciones por si es necesario más adelante, expone el alcalde de Granados, Marvin Canahuí.

En el municipio de Baja Verapaz, que colinda con Quiché y Chimaltenango, la noche del miércoles se confirmaron otros cuatro casos positivos de COVID-19, de personas que no presentaban síntomas y tuvieron contacto con la paciente 1 en el municipio, que no se sabe cómo adquirió el virus.

En una conferencia virtual, Canahuí y la directora del centro de salud, Angélica Boror, pidieron a la población mantenerse en su casa. “Esto no es un chiste”, lamenta la doctora, en alusión a que algunos vecinos no adoptan las medidas de prevención.

Dimos la información porque la gente ya no está respetando el distanciamiento social, manifestó el gobernador departamental Erick Fernando Herrera. En total son seis casos en Baja Verapaz, cinco en Granados y uno más en Rabinal, dice.

El presidente Alejandro Giammattei divulga los datos de casos positivos por departamento sin precisar los municipios. Son las autoridades locales las que informan a su población sobre los avances de la pandemia, pero desconocen los nexos epidemiológicos y otros detalles que se centralizan en el Ministerio de Salud.

En opinión del profesor Edwin Asturias, el control de una epidemia como esta en la que el virus se disemina silenciosamente en casi la mitad de los infectados, necesita que se conozca con más detalle en dónde se están contagiando más personas.

En una Guatemala utópica, de acuerdo con la epidemióloga Albertina Argueta, podríamos tener toda la información con la madurez educativa de saber que eso representa un riesgo y tomar la responsabilidad de protegernos más. Pero nuestras tasas de alfabetismo y de escolaridad son bajas, y no necesariamente una escolaridad es lo mismo que la responsabilidad comunitaria, reflexiona la médica.

“El tener datos por departamento o aun por municipio no viola ni estigmatiza a una población. Ya la mayoría de departamentos están contagiados y necesitamos transparentar estos datos para poder ayudar a los lugares que más lo necesitan”, detalló.

Resuelven por cuenta propia

Además del manejo localizado de datos, también lo es la toma de decisiones y el abordaje de la crisis. En la conferencia virtual, el alcalde Canahuí y la doctora Boror, pidieron a los vecinos colchones y alimentos para habilitar el salón comunal, un edificio de una planta, con los ventanales rotos y que según el alcalde, requiere de acondicionamiento para aislar a pacientes de COVID-19.

En cada departamento se activó un comité de Emergencia, desde donde se tratan de coordinar algunas medidas de prevención o acciones de mitigación. En la sesión de ayer en Totonicapán, el presidente de la Junta Directiva de los 48 Cantones, Crispín García, señaló que hay 1,100 personas trabajando en la asistencia comunitaria, control del cumplimiento de Toque de Queda y medidas de distanciamiento, sin que se visualice su labor y sin ningún financiamiento público.

En la sesión se abordó si se implementa un cerco sanitario en Tzanjuyup I y II. Desde el fin de semana tenemos dudas de si tenemos un caso comunitario, pero no lo sabemos, concluyó.

El gobernador de Baja Verapaz, Erick Herrera, y el representante del Ministerio de Salud, Carlos Ruiz, confirmaron los casos de COVID-19, el miércoles por la noche.

Levantan cuarentena

El Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) levantó la cuarentena en los Hogares Zafiro 1 y 2 que están a cargo de la Secretaría de Bienestar Social (SBS).

Un grupo de aproximadamente 65 adolescentes y 11 trabajadores permanecían en cuarentena desde el viernes pasado como medida de prevención.

El protocolo se inició luego de que una trabajadora social que labora en ambos centros reportó que un familiar se infectó con COVID-19, según manifestó Carlos Gómez, subsecretario de Protección de SBS.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Edgar Gutiérrez
Tres hipótesis sobre el 2015: 3) En el callejón sin salida

El reto de encontrar resquicios.

noticia Edgar del Cid > elPeriodico
La boda de Lionel Messi y Antonella Roccuzzo en imágenes
noticia foto reportaje Por Félix Acajabón
Catación de Altura


Más en esta sección

Guatemala mantiene más de 7 mil 400 casos activos de COVID-19

otras-noticias

PNC se prepara para recibir manifestaciones

otras-noticias

Fundación Myrna Mack declina reunirse con delegados de la OEA

otras-noticias

Publicidad