[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Nacionales

Entre la calamidad del COVID-19 y vivir el día a día


El Banguat estima que 60 por ciento de los hogares desempeñan actividades económicas en el sector informal.

foto-articulo-Nacionales

“Qué hacemos si nos tenemos que ganar el pollo negro”, dice Esteban, de 40 años, mientras prepara un “shuco”. Ayer, como todos los días, su jornada empezó a las seis de la mañana y finalizó a las cinco de la tarde. Sin embargo, percibe que la ganancia no será la misma de hace una semana. Ante las medidas de prevención adoptadas por el gobierno para prevenir el contagio del COVID-19, la mayoría de sus clientes no asistió a trabajar, pero él no puede elegir hacer lo mismo.

“A esta hora tengo lleno mi puesto”, comenta desde una esquina de la zona 9, mientras pasa una tortilla a cinco comensales. Aunque son pocos, su entusiasmo al preparar cada pan o tortilla continúa.

Algunos vendedores ambulantes o de mercados municipales, abarroterías y tiendas recibieron a sus clientes con mascarillas. Otros como Esteban prefirieron no hacerlo. “Dicen en la tele que (usarla) causa más enfermedades porque ahí se juntan los gérmenes. Los que pueden utilizarla libre son los que están cerca de los pacientes”, comenta.

El Banco de Guatemala informó en diciembre que durante 2019 el aporte de las actividades informales al Producto Interno Bruto (PIB) nominal fue de Q130 millardos, la cifra representa un 22 por ciento. Entre las actividades económicas que realiza el 60 por ciento de los hogares se encuentran: alojamiento, servicios de comida, comercio y reparación de vehículos, transporte y almacenamiento, actividades agrícolas y de ganadería.

David Casasola, analista del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN), opinó que este sector es el que “más va a resentir el paro económico” debido a la reducción en su actividad laboral. “Estamos teniendo flujos irregulares de personas, un cambio radical en los patrones de consumo y en las prioridades de gasto”, dijo.

“No tocar por favor. Por medidas de precaución”, se leía ayer en una venta de frutas del Mercado Central de la zona 1. “Desayunos como hechos en casa. Toque el timbre y le estaremos atendiendo para llevar”, decía otro cartel colgado en un local semiabierto.

Aunque han tomado sus precauciones, los bajos ingresos que han registrado en los últimos días aunado a las pérdidas de ayer, algunos comerciantes como Joaquín, originario de Huehuetenango y padre de cuatro niños y adolescentes, evalúan cerrar su negocio. Bajo el sol que anuncia el cambio de estación, un picop sirve como escenario de local para Joaquín, quien con su venta de ceviche en las afueras del mercado La Terminal de la zona 4, también genera empleo para cuatro personas.

“Si esto sigue así mejor me voy para mi pueblo con mis hijos y esposa. Allá tenemos frijol y maíz”, expresa.

Medidas

Casasola afirmó que el impacto de las medidas de prevención se verán en el crecimiento económico del país y a niveles microeconómicos en los ingresos de las personas. “Eventualmente esto puede representar que la pobreza y pobreza extrema incrementen”, sostuvo.

“Hay riesgo latente para la salud de quienes se desempeñan en el sector informal, pero es difícil porque no tienen una red de protección social que los proteja mientras están sin laborar”. David Casasola, analista del CIEN.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción Deportes
Rodrigo Saravia: “Estamos preparados”

El volante de Comunicaciones y la Selección, Rodrigo Saravia, declaró que tanto él como sus compañeros están listos para conseguir un buen resultado contra Cuba en el inicio de la eliminatoria mundialista este miércoles en el estadio Doroteo Guamuch Flores, a partir de las 18:00 horas.

 

noticia Miguel Ángel Sandoval
Mártires del Quiché, beatificados

“Un pueblo y una Iglesia mártires, desagraviados en los nuevos beatos”.

noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Siete niños con alerta Alba-Keneth han fallecido este año

El ministro de Gobernación, Gendri Reyes, volvió a excusarse de asistir a una citación en el Congreso sobre la violencia contra menores y mujeres.



Más en esta sección

Proyecto busca aumentar índices de desarrollo para atraer inversión en comunidades

otras-noticias

Llegó la hora para Luis Carlos Martínez

otras-noticias

El 45 por ciento de población tiene al menos una dosis contra COVID-19 en Costa Rica

otras-noticias

Publicidad