[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Nacionales

Juan Niemann E., de J.C. Niemann “Vivimos en el mundo de las oportunidades y hay que sacarle a lo malo algo bueno”


Dirige una empesa fundada hace 72 años, preocupado por la dirección de la formación académica en distintos ámbitos. Juan Niemann es un hombre de éxito al frente de un consorcio.

foto-articulo-Nacionales

Una fotografía de 1902 es la prueba que la vena empresarial estaba viento en popa en el principio del siglo XX. Juan Niemann E., reconocido recientemente como Gerente del Año 2020, muestra la foto recordando lo que sus antecesores hicieron en la compañía que hoy representa, la cual fundó su padre Juan Niemann Ahlers.

Para que el “barco llegue a su destino de una forma coherente y transparente” en el cual tripulan 3 mil colaboradores Nieman E. cuenta sus jornadas que comienzan a las cinco de la mañana y pueden terminar al filo del siguiente día.

El trabajo debe ser tesonero, dice, algo que su padre le enseñó, quien emigró de Alemania a Guatemala donde conoció a su mamá. “Comienza a trabajar en el Hipódromo del Norte en la casa de mis abuelos, siempre repito la historia”, dice al referirse a su progenitor y continúa el relato: “puso una mesa de pino y una silla de pino… y salía de puerta en puerta a vender, del trabajo de él es de lo que gozamos muchas familias ahora”, recuerda.

Niemann E., además de empresario, ha estado en algunos cargos que tienen que ver con la academia. Fue directivo del Colegio Americano, del Consejo Directivo de la Universidad del Valle, del Consejo Interamericano de Escultismo y del Club Rotario de Guatemala. Presidió y participó en la fundación del Colegio Interamericano, el Instituto Imrich Fischmann, la Fundación Scout de Guatemala y Génesis Empresarial.

“Una de las bendiciones que tuve fue tener la formación Scout que me dio los principios y valores que hoy todavía ostento porque el scoutismo es una escuela en buena ciudadanía”, indica. Considera que si los guatemaltecos pusieran en práctica hacer una buena acción cada día, el país podría cambiar.

¿Cómo recibió este galardón de Gerente del Año 2020?

– Es un gran honor, un privilegio, porque lo que el galardón representa es la vida que tienen los gerentes y la dirección de las empresas. Si analizamos la situación de los gerentes, en Guatemala vivimos trabajando de madrugada hasta horas nocturnas, siete días a la semana, 365 días al año, y llevamos la responsabilidad de ser los capitanes del barco, de dirigir las empresas conforme a las normas que establecen los consejos directivos.

El gerente es el que tiene que hacer la planificación, el trabajo de ejecución, evaluación y posteriormente dar resultados.

Guatemala es un país que lo tiene todo, pero a veces nos cuesta entender el marco legal o jurídico en el que vivimos, y los empresarios a veces no son vistos como los que producen todo el bienestar del sector productivo, con lo cual se paga Q64 millardos de impuestos al año, que ayudan al presupuesto nacional y adicionalmente alimentan a sus empresas y dan una oportunidad de trabajo muy importante.

¿A qué atribuye que en Guatemala no se reconoce esa importancia del trabajo empresarial?

– No es solo en Guatemala sino a nivel mundial, de que consideran que el Estado debería ser un Estado benefactor, y que debería proveer todo para los ciudadanos. Ese mito es muy filosófico, muy bonito pero no es realizable, porque alguien siempre tiene que pagar al final la cuenta. Es decir no existe la forma de tratar de pagar o de recibir algo sin esfuerzo personal, y lo que más tenemos que valorar es lo que vale el trabajo… Lo más importante que debemos de valorar es el trabajo y no verlo como una penalidad, sino verlo efectivamente como un privilegio.

¿Su padre ha sido un eslabón en toda esta historia de empresario?

– Definitivamente, un padre es un padre, es decir, los padres sacrifican todo por uno… Yo soy de la generación de los tradicionales. Después de los millennials, los baby boomers, creo que andamos por los centennials, todo eso ha cambiado, pero lo que ha cambiado es básicamente el contorno, estamos en la cuarta revolución industrial y en la era digital. Yo comencé trabajando con mi papá como mensajero y afortunadamente me dio la oportunidad de estudiar afuera y cuando regresé con mis credenciales, lo primero que me hizo fue que me mandó a ordenar la bodega. ¿Cómo yo con mis estudios voy a ordenar la bodega?, pero me dio como ejemplo, que sí hay que entender el negocio, que si no ha hecho uno el trabajo es muy difícil exigirle a alguien más. En el equipo uno tiene que entender quién tiene cada función y qué posibilidades tiene uno de ejecutar un proyecto en conjunto.

¿Cuáles son las claves para ser un buen gerente?

– Dar el ejemplo, no se trata solo de ser el jefe, es el responsable de toda la ejecución del desarrollo de la empresa, pero estar mano a mano con el equipo y saber escuchar, entender, conocer el mercado, planificar y luego ejecutar. Después ya los accionistas lo evalúan a uno, si hizo un buen trabajo o no.

¿Cómo se pueden adaptar las empresas que tienen años de existir a esos cambios que menciona? En el Congreso de Gerentes hablaban de la transformación digital.

– Los retos siempre han sido los mismos. Recuerdo que las fotocopias eran mojadas, pero hoy después de sacar fotocopias mojadas lo más interesante es que las mismas empresas que le venden fotocopiadoras le recomiendan ya no imprimir fotocopias. Durante las diferentes generaciones todas han pasado ratos muy difíciles en Guatemala, pues el desgaste que hubo en los años de conflicto, fue un desgaste extraordinario. La familia nuestra tuvo un problema, yo fui secuestrado en ese tiempo, de eso ya preferimos no comentarlo con la cicatriz que queda.

¿Cuántos años lleva trabajando como gerente? ¿Cuál ha sido lo más significativo que recuerda?

– Comencé trabajando aquí en el año 1969. Ya pasan los 50 años de trabajo aquí. Ha sido un recorrido con mucha satisfacción. Vivimos en el mundo de las oportunidades y hay que sacarle a lo malo algo bueno. Yo tuve una reflexión después de haber estado alrededor de cuatro meses encerrado, decía yo ¿qué hago para que eso no vuelva a suceder? Tal vez eso le da a uno una responsabilidad social, donde uno dice hay que hacer algo para que el contorno del cual hablábamos no sea hostil hacia uno, sino que uno pueda ser parte de la transformación de un contorno donde todos podamos vivir en paz, en armonía, con mucha felicidad, y no en el muro de los lamentos qué es lo terrible que tiene Guatemala, aquí siempre vivimos en el muro de los lamentos y otras dos cosas terribles que tenemos: nadie asume la responsabilidad, todo el mundo señala al otro.

¿Cómo se puede dar giro para plantear soluciones?

– Es educación, la solución de los problemas de Guatemala no son monetarios, son financieros. Si usted ve los índices de los últimos cuatro años ha tenido un crecimiento alrededor de un cuatro por ciento, que no es malo, obviamente necesitamos cinco o seis porque el crecimiento poblacional es de dos y medio, entonces hay que ver ese diferencial. El año pasado por primera vez, después de 17 años, tuvimos un censo… y lo interesante es que el 69 por ciento son menores de 30 años. Regreso al tema ¿qué es lo que tenemos que hacer con ese gran potencial que tiene Guatemala? Es la educación, es la base para el desarrollo, si no hay educación, si no hay la facilidad de poder uno tener las herramientas para conseguir un buen trabajo o participar activamente un buen proyecto, imagínese ¿qué pasa?, regresamos al escenario anterior, que es el muro de los lamentos, como yo no tuve educación yo no puedo, y entra en pesimismo, la frustración, todas las preocupaciones que todos llevamos todos los días.

¿A qué se le puede atribuir que en Guatemala, Gobierno y otros actores de la sociedad no entiendan el peso de la educación en la mejora del país?

– Hay un proverbio chino que me parece maravilloso: ‘Enséñale a la gente a pescar y no darle un pescado un día’, lo que pretende hacer el gobierno es siempre darle el pescado del día, pero no darle educación. El concepto educativo que tiene Guatemala, yo creo que tenemos no sé si me atrevo a decirle, pero dos estructuras diferentes: una es la estructura de la educación que da el gobierno, que por su inmensidad de la cantidad de alumnos es difícil darle todas las herramientas, pero si lo ve por otro lado, en Guatemala hay universidades del nivel de universidades de Estados Unidos del más alto nivel, cito siempre, porque he tenido el privilegio de trabajar allí. La Universidad del Valle con su primer satélite al espacio El Quetzal 1, ¿qué ayuda recibieron del Gobierno? cero.

El Gobierno tiene muchas limitaciones en su estructura, en su contorno, hoy sí me atrevo a decir, que se maneja mucha política, en la educación y no debeía de haber. Hay entidades ejemplares como Intecap, Kinal y el Fischmann.

En crecimiento

La empresa fue fundada en 1948 en la Ciudad de Guatemala por Juan Niemann Ahlers. En sus inicios se especializa en la representación de fabricantes como Bayer AG, Farbwerke Hoechst AG, Degussa AG, AEG AG, Ferrostahl AG y otras.

En 1968 adquiere sus propias instalaciones y amplía sus actividades comerciales con la venta de productos para la industria farmacéutica, alimenticia, avícola, metal, mecánica, de envases, plástica y textiles. Así como en actividades en la distribución y financiamiento de materias primas, maquinaria y proyectos industriales. Establece compañías similares en El Salvador y Honduras.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Marc Márquez vuelve donde empezó su calvario

El seis veces campeón del mundo de MotoGP Marc Márquez vuelve al circuito de Jerez, donde hace nueve meses empezó su calvario, para el Gran Premio de España de MotoGP, que se disputa el fin de semana.

 

noticia Europa Press
Cómo puede ayudar la tecnología a reactivar grandes eventos de forma segura
noticia AFP
El plan de reactivacion de Biden adoptado por la Cámara de Representantes antes de ir al Senado

Pero los demócratas moderados también podrían oponerse a esta idea.



Más en esta sección

Asturias, actualidad permanente

otras-noticias

Diversos sectores respaldan y reconocen trabajo de Juan Francisco Sandoval

otras-noticias

La declaración eficaz, detonante que forzó la destitución apresurada de Juan Francisco Sandoval

otras-noticias

Publicidad