[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Nacionales

La desaparición de dos mujeres y tres niñas en Barillas


Dos torsos y tres cabezas de menores de edad aparecieron a la orillas del río Xoxlac, en Huehuetenango.

foto-articulo-Nacionales

Cinco mujeres de una familia desaparecieron el pasado 17 de enero en Barillas, Huehuetenango, luego de efectuar una transacción bancaria.

Magdalena Matías Caño y María Caño, acompañadas de sus sobrinas de entre 8 y 14 años, visitaron un banco de esta localidad para retirar dinero que usarían como depósito para la compra de un terreno.

La vocera del Ministerio Público (MP), Julia Barreda, confirmó que el 31 de enero los familiares reportaron la desaparición de las cinco mujeres a la fiscalía de Santa Eulalia, Huehuetenango, por lo que se emitieron las alertas Isabel-Claudina y Alba Keneth para localizarlas.

El 24 de enero, un grupo de pobladores localizó en el río Xoxlac en la aldea Nuevo Progreso de este municipio, el cuerpo decapitado de una menor. Sin embargo, no reportaron el hallazgo a las autoridades y lo enterraron por temor a contaminación porque presentaba señales de descomposición.

Quince días después (2 de febrero) dos torsos y tres cabezas aparecieron a orillas del río. Los restos fueron entregados al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) para análisis. Familiares de las tres menores confirmaron su identidad al reconocer la ropa que llevaban puesta.

Esta semana, los comunitarios se organizaron para ubicar los cuerpos de Magdalena y María. Según el comisario de la Policía Nacional Civil (PNC), Gilmar Sagastume. Debido a conflictos sociales, no existe presencia policial en dicho municipio.
Las investigaciones preliminares señalan que en la cuenta bancaria de una de las mujeres se hizo una transacción por lo consideran que se trató de un robo o un secuestro.

Se conoció que la familia recibía remesas y tenían Q300 mil en el banco. Hubo un retiro menor el día de la desaparición, pero días después la cuenta fue vaciada. La familia, originaria de Ixcán, Quiché, buscaba comprar un terreno en Huehuetenango para construir una casa.

Los familiares indicaron que tuvieron contacto con una persona quien les iba a vender un lote y el día de su desaparición quedaron en ir a reconocer la propiedad, cuando perdieron contacto con ellas.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia EFE
Agricultoras panameñas cultivan café resistente a la crisis climática

Cada una de las 30 mujeres que han emprendido en esta iniciativa cuenta con cultivos de café en sus casas o fincas, y se espera que en unos dos a tres años se pueda obtener la primera cosecha.

noticia Jorge Mario Rodríguez
El agonizante constitucionalismo de los corruptos

Los cambios que se vienen son mayúsculos y se necesita un nuevo Estado para enfrentarlos.

noticia IN ON CAPITAL
Nasdaq cierra con récord empujado por Apple

Los valores tecnológicos y de consumo suntuario fueron los que más subieron.



Más en esta sección

“Metaverso”, en desarrollo

otras-noticias

combatiendocorrupcion@fbi.gov

otras-noticias

Diputados afines a Sandra Torres se reúnen con constructor

otras-noticias

Publicidad