[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Nacionales

“Guatemala, uno de los países más desiguales de América Latina”


Gustavo Arriola, coordinador del Informe de Desarrollo Humano del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), habla en esta entrevista sobre la desigualdad en Guatemala y en la región.

foto-articulo-Nacionales

¿Cómo diferencia desigualdad de pobreza?

– Hay una diferencia sustantiva, a pesar de que son conceptos y fenómenos muy coincidentes. Pobreza trata de privación de diferentes factores: desde bienestar, ingresos, capacidad de participar. Al referirnos a desigualdad, hablamos de desventajas, significa que en una sociedad a la que todo el mundo pertenece, hay personas que tienen más ventajas que otras, a veces estas son extremadamente diferentes. Esto crea un desbalance grande. Antes no se trataba, pero después de la crisis financiera de 2008, la sociedad empezó a decir que esta temática está causando muchos problemas. Por eso el informe de 2019 se enfoca en su análisis.

¿Esto ha desencadenado en protestas y crisis políticas en diversas partes del mundo? 

– Tienen relación. Ha habido un auge sobre esta temática. Es importante porque América Latina es una de las regiones más desiguales del mundo. Históricamente lo ha sido, incluso ha habido años donde punteó en lo más alto. Y en la región, Guatemala está entre las más desiguales.

¿Cómo explica este fenómeno?

– Se relaciona con muchos factores, desde la formación del Estado en cada país, su pasado colonial, donde usualmente hay más desigualdades. Los países africanos también pelean estos puestos con América Latina.

¿Qué provocan las desigualdades en una sociedad?

– Hay tres grandes factores que explican los daños. Primero, porque rompe las posibilidades de formar cohesión social. Es decir, la gente se polariza, hay desconfianza en las instituciones y entre las mismas personas. Surgen nacionalismos, racismos. Se convierte en una trampa para el desarrollo al no conformarse identidades nacionales.

Un segundo factor es que genera ineficiencia de los mercados y en los motores de desarrollo. Esto porque limita las posibilidades de empoderar y capacitar a la gente para ser productivos. Sectores privados (en otros países, no en Guatemala) lo han reconocido como un problema a abordar. De hecho, sectores emergentes en tecnología en Estados Unidos están de acuerdo en que debería haber mayor distribución de la riqueza, de lo contrario, se vuelve más ineficiente el sistema en su conjunto. El tercer gran factor es que facilita la captura del poder político. Cuando hay más desigualdades, el poder político representado en las instituciones del Estado es capturado por sectores de interés, lo que facilita la corrupción y que el crimen organizado participe de esta captura del poder.

¿En Guatemala cómo se analizan estas consecuencias?

– Todavía hay renuencia a discutirlo. Vemos que desde hace unos cinco años, se puede poner sobre la mesa. Antes se tenía la convicción de que la desigualdad era necesaria para crecer. De hecho algunas teorías de centros de pensamiento todavía lo defienden. Muchos de los problemas del país están relacionados con un Estado capturado por las elites y sectores de la economía ilícita. Esto, a su vez, no permite que se fortalezcan las instituciones encargadas de promover el desarrollo. De manera que el sistema en su conjunto se debilita.

El Informe hace una advertencia para los países de que si no se cuidan estos temas, el poder económico va a capturar el poder político, pero esto ya pasó en Guatemala. Cuando esto sucede, se presta a la captura de otros poderes que debilitan la posibilidad de desarrollo humano.

¿Qué desafíos demanda la disparidad? 

– Hay poblaciones excluidas que, si no se atienden, se agudizará la problemática del país. El escenario es negativo y poco alentador. Puede que crezcan las clases medias, pero se verá entrampado porque sigue creciendo la desigualdad, lo que provoca violencia, conflictividad y ruptura del tejido social. Los esfuerzos deben articularse con el fortalecimiento del Estado y una política de desarrollo que involucre a todos los sectores.  También involucra el compromiso que vendría de toda la población, que tiene que ver con el respeto de la política fiscal y el cumplimiento de los derechos laborales. Y, finalmente, todo pasa por lo político. Se requiere construir instituciones sólidas, fortalecer el sistema de partidos políticos, de representación, de justicia y una ciudadanía capaz de demandar transformaciones al país.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia DPA
Misterioso objeto interestelar por primera vez visto que proviene de otro planeta

Por primera vez los astrónomos detectaron el paso de un objeto interestelar, un asteroide de otro sistema estelar, según informó la NASA en un comunicado.

noticia Redacción elPeriódico
Presunto narcotraficante es detenido
noticia Luisa Paredes lparedes@elperiodico.com.gt
Conmemoran 27 años del asesinato de Myrna Mack


Más en esta sección

La de Guatemala Inédita

otras-noticias

Pueblos indígenas piden la renuncia del Presidente y diputados

otras-noticias

El diálogo excluyente de Giammattei y otra comisión que duplica funciones

otras-noticias

Publicidad