[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Nacionales

Basurero pone en peligro al quetzal en el Mirador del Rey Tepepul


En el lugar ubicado en Santiago Atitlán, Sololá, y visitado por turistas, el Conap registra la presencia de por lo menos 30 aves de esta especie.

foto-articulo-Nacionales

Sololá. Un quetzal se lanza al vacío, se deja caer sobre la hondonada donde comienzan las cuencas Madre Vieja y Nahualate. Al fondo, la Costa Sur, una planicie que se ve borrosa por la bruma que acompaña a la mañana.

El quetzal planea, va de un lugar a otro y regresa a los frondosos árboles donde anida junto a otros 30 ejemplares, según los registros del Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap), un dato que confirman guías de turismo.

Arriba de él, más alto, vuela en círculos un grupo de diez zopilotes. Desde el Mirador del Rey Tepepul, en Santiago Atitlán, Sololá, dos turistas aprecian al quetzal, una especie en peligro de extinción, y se sorprenden de la presencia de las otras aves que están donde hay desperdicios.

Este lugar, a 500 metros dentro del Parque Regional Municipal Rey Tepepul, se ha convertido en una zona turística cotizada por quienes optan por conocer Guatemala desde al altiplano hacia la zona costera.

Mientras los turistas ponen atención al canto de las aves en la zona, un bus extraurbano que viene a toda velocidad por la cuesta irrumpe y todas las aves huyen despavoridas. A lo lejos se ve que una mano sale de la penúltima ventana y lanza una botella plástica, la que se suma a los miles de desechos que hay en ese lugar cercano al mirador.


cerca del mirador

El mirador desde donde los turistas pueden avistar al quetzal, ubicado en el cerro del Rey Tepepul, está rodeado por el lago de Atitlán, el volcán Santiago y el barranco que da inicio a las cuencas Nahualate y Madre Vieja. A la par pasa la carretera de concreto que comunica con el municipio de Chicacao y Santa Bárbara, Suchitepéquez.

El área está amenazada, porque en la parte alta del cerro hay un basurero municipal que ha puesto en jaque a las autoridades.

Hace varios años, según pobladores de Santiago Atitlán, este mirador era un basurero clandestino que lograron erradicar. Sin embargo, desde hace más de 15 años, a partir de que pavimentaron la ruta, el problema se fue “carretera abajo”, entre los kilómetros 167 y 169, a un kilómetro aproximadamente del mirador.

Los guías de turismo están preocupados por los desechos sólidos que generan más de 25 mil personas, pobladores del municipio de Santiago Atitlán.

“Esto habla muy mal de los pobladores”, dice el guía de turismo Rolando Tol González. Agrega que este problema debe atenderse de inmediato. “He visto la reacción de los turistas cuando ven la cantidad de basura en ese lugar. Vale la pena hacer esfuerzos para resolver este problema”, explica Tol González, guía especializado en observación de aves.

“El Tepepul es un área con un gran potencial para el ecoturismo porque cuenta con variedad de aves. Tenemos registradas más de 200 especies. Además del quetzal, también se puede observar la tangara cabanisi, una especie única que solo se encuentra en Guatemala y México”, dice Tol.


En manos de la nueva administración

El alcalde Juan Antonio Velásquez Petzey asegura que ha sido difícil en estos cuatro años resolver el problema. “Hemos buscado la ayuda necesaria, pero la falta de un terreno grande para colocar un relleno sanitario ha complicado todo”, explica.

El jefe edil agrega que tuvieron un basurero pero estaba muy cerca del área urbana de Santiago y eso generó el rechazo de la población. “El municipio necesita un terreno grande y por lo menos Q5 millones para construir un relleno sanitario”, dice Velásquez.

Resolver el problema será ahora un reto para las nuevas autoridades. “Durante estos cuatro años hicimos campañas de concienciación, de reciclaje, de separación de los desechos, pero nos hizo falta más”, asegura el Alcalde.

Las cifras municipales establecen que en Santiago habitan 25 mil personas, en 11 cantones y dos aldeas, y que pagan Q1.50 por cada bolsa de desechos sólidos que, en cuatro camiones oficiales, los trasladan al basurero municipal. A diario se generan, según el Alcalde, 20 toneladas de basura. “Esto es algo serio al que se le debe poner atención. Es un problema que no se ve, porque está en la parte trasera del municipio”, dijo.

Santiago es uno de los municipios que ha prohibido el uso de bolsas plásticas y materiales de duroport en el departamento, pero aun así, las personas los siguen utilizando.

Un problema que crece

De acuerdo con el director regional Altiplano Central del Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap), Eliézer Peralta, este problema siempre ha existido, aunque no en las proporciones de ahora.

Antes, recuerda que cuando la ruta no estaba pavimentada, era una vereda en la que la gente, por la lejanía con la zona central del municipio, botaba sus desechos. “A partir de que construyeron la carretera el problema se agravó. Acá el 80 por ciento es la responsabilidad de la comuna de Santiago, y el resto de dos municipios de Suchitepéquez, Chicacao y Santa Bárbara”, explica.

Todo comienza en Santiago, pero afecta a la población en las faldas del cerro y a fincas de Chicacao y Santa Bárbara, dice.

“Entre las acciones se ha planteado cerrar el botadero. Este basurero tiene una extensión de una hectárea y media, unos 15 mil metros cuadrados. Los problemas son notables, pero eso, a la fecha, aún no ha perjudicado el hábitat del quetzal y otras especies, pero si es una seria amenaza”, señala el funcionario del Conap.

Una de las acciones, según el representante del Conap, fue declarar el lugar como un área protegida. Actualmente, el Parque Regional Municipal Rey Tepepul, una extensión de 3 mil hectáreas, está a cargo de la comuna.

“Este basurero es un problema, eso no se puede negar, pero el hecho de que sea un área protegida y un parque regional, da la posibilidad de buscar salidas eficientes para erradicarlo. El problema de Santiago es que carece de tierras para habilitar un relleno sanitario”, asevera.

Para el experto de Conap, el quetzal no puede sobrevivir en un ambiente con tanta contaminación, pero aún así, en este lugar, hay por lo menos unos 30 ejemplares.

“Aún estamos a tiempo para poder contrarrestar el daño y evitar que el quetzal huya del lugar”, dice.

Peralta también menciona que el lugar en donde está el basurero es un área muy rica en recursos hídricos, y podría estar afectando el agua de los pobladores de la zona.

El científico Marvin Romero, quien ha realizado diversos estudios sobre el lago de Atitlán y el impacto de la contaminación, considera que este basurero debe ser erradicado. “Acá se deben involucrar muchas instancias porque este botadero no solo afecta en el aspecto visual para el turismo, sino que pone en riesgo nacimientos de agua, recursos naturales, especies animales y a miles de personas”, indicó.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Manuel Silva elPeriódico
Seis buscan ser directores de la SAT
noticia Carlos A. Dumois/ Dueñez Empresarial*
Estrategia 5 P’S

¿Qué método de planeación podría servirnos hoy en medio de este desconcierto?

noticia J. Rodolfo Neutze A.
¡Sin Palabras!

Una quincena que enmudece.



Más en esta sección

Alcaldía indígena de Sololá bloquea carretera en ruta Interamericana

otras-noticias

elPeriódico World Review

otras-noticias

Día del Periodista

otras-noticias

Publicidad