[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Nacionales

Sinfónica juvenil, un templo para labrarse un futuro


Las nuevas metas de la orquesta boliviana son obtener más becas en el exterior para sus músicos y llevar la música a otras latitudes.

foto-articulo-Nacionales

Cuando Mariel Chura se enroló a los 14 años en una orquesta juvenil, en la mayor región cocalera de Bolivia, ni siquiera sabía qué era una viola. Siete años después se declara enamorada del instrumento que le ofrece una vía para labrarse un futuro promisorio.

Como ella, unos 80 niños y jóvenes que forman parte de la Orquesta Sinfónica Juvenil de Chulumani sueñan con una vida esperanzadora, a ritmo de Strauss, Chaikovski y de la banda sonora de las películas de Indiana Jones.

De tez morena, baja estatura y ojos vivarachos, Mariel creció en la comarca de Cocayapu, donde cosechaba hoja de coca en la parcela de sus padres, Pablo y Lidia. En un día soleado, toma su viola y se sumerge en las notas mientras su madre sujeta la partitura. Al tocar “me siento tranquila. Es como que te olvidas de todo, te dedicas a tocar, te olvidas de los problemas”, cuenta Mariel.

Fanática del compositor barroco alemán Georg Philipp Telemann (1681-1767), “así como también de Vivaldi, Mozart y Bach”, dice que sueña con “tocar en alguna orquesta sinfónica como en la (juvenil) de Venezuela”, creada en 1975 por el fallecido maestro José Antonio Abreu, que ha ganado fama internacional.

Su incursión en la música no fue fácil. Compañeros de la escuela la molestaban, como lo hacían también con algunos integrantes varones de la orquesta, que eran incluso tildados de “maricones” por tocar música clásica. Mariel tuvo que “cosechar coca para comprar un instrumento musical propio”, la viola que le costó unos US$115 hace tres años.

Ahora vive en La Paz, donde estudia ingeniería en la universidad estatal UMSA, pero retorna los fines de semana a Chulumani, donde enseña viola a dos muchachitos y sigue ensayando con sus compañeros de la orquesta.

En la Sinfónica de Chulumani tocan niños y jóvenes de 4 a 22 años. Ellos, al involucrarse con la música, han estado al margen de los problemas de consumo de alcohol y droga.

La orquesta se formó en 2011 con apoyo de la alcaldía de Chulumani y organizaciones privadas. Desde entonces, varios de sus integrantes han conseguido becas en universidades bolivianas y del extranjero.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Andy Murray, eliminado

El antiguo número 1 mundial Andy Murray, lastrado por las lesiones en los últimos años y actual 121º de la ATP, fue eliminado en la primera ronda del Torneo de Montpellier, este martes por el bielorruso Egor Gerasimov (N.83), 7-6 (10/8) y 6-1.

 

noticia Europapress
Un caballo en miniatura y una jirafa se hacen buenos e inseparables amigos

Blue y Nibbles se conocen desde muy pequeños y han crecido juntos.

noticia Redacción elPeriódico
Guatemala bajo la lupa


Más en esta sección

5 Minutos

otras-noticias

Guatemala con la peor nota en el combate contra la corrupción

otras-noticias

ONU denuncia situación de los fiscales guatemaltecos

otras-noticias

Publicidad