[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Nacionales

Aldana y Velásquez reciben nobel alternativo


Recibieron el premio por el rol desempeñado en la lucha contra la corrupción.

foto-articulo-Nacionales

La exfiscal general Thelma Aldana y el jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) Iván Velásquez participaron ayer en la ceremonia de premiación del llamado Nobel Alternativo que concede la organización sueca Right Livelihood Award Foundation.

Aldana y Velásquez recibieron el Premio Honorario por el rol que desempeñaron en la lucha contra la corrupción en Guatemala, según informó la Fundación. Dicho galardón, anunciado en septiembre pasado, no supone dotación económica como otros tres que entregó la organización.

El comisionado en su discurso dijo: “se nos ha concedido el premio Nobel Alternativo, porque en palabras del jurado hemos logrado exponer el abuso de poder y enjuiciar la corrupción en Guatemala, reconstruyendo así la confianza de las personas en las instituciones públicas. Otorgar un premio de Derechos Humanos por combatir la corrupción, no es desde luego una confusión, por el contrario, confirma que la lucha contra la corrupción tiene que ser la lucha por la vida digna de todas las personas, pero especialmente de las mayorías excluidas, discriminadas, vilipendiadas, marginadas de los beneficios de la civilización que nos vanagloriamos de haber alcanzado”.

Agregó que “la corrupción es un delito contra la humanidad, contra la dignidad humana, que se ha podido desarrollar en Guatemala porque el Estado se convirtió en botín de los poderosos de todas las especies y perdió su norte, si alguna vez lo tuvo, de generador del bienestar colectivo. Millones de dólares producto de sobornos que pagan empresarios nacionales y transnacionales se suman anualmente a los millones de dólares que son apropiados por funcionarios que aumentan desmesuradamente sus riquezas, en un país en el que casi el 50 por ciento de los niños menores de cinco años, entre ellos ocho de cada diez niños indígenas, padecen desnutrición crónica, 4 mil 240 niñas en 2017 fueron madres entre los diez y los 14 años”.

Velásquez indicó que “el 92 por ciento de los que cultivan la tierra para apenas subsistir ocupan el 21.9 por ciento de la superficie mientras el dos por ciento de los productores agrícolas de exportación tienen el 65.4 por ciento de la tierra que, por cierto, es la más fértil. El 80 por ciento de la población indígena vive en la pobreza, 34 por ciento en la pobreza extrema. Luchar contra la corrupción no es solo búsqueda de vida digna en las condiciones materiales de la existencia de la población. En la medida en que los poderosos ven limitados sus ingresos de impunidad, y deben someterse al imperio de la ley. La lucha contra la corrupción es también la lucha por una justicia que alcance a todos los transgresores de la convivencia, cualquiera sea su condición económica, política o social”.

El comisionado hizo hincapié en que “para que esto sea posible, es necesario un Poder Judicial fuerte e independiente respetado por los demás poderes públicos. La justicia como uno de los pilares fundamentales de la democracia. Entonces, combatir la corrupción es también luchar por un Estado de Derecho en el que, así como nadie está por encima de la ley”.

“Ese fue el sendero que empezó a transitar Guatemala en el año 2015”, dijo.

Respecto a las jornadas de 2015, Velásquez refirió que “miles de niños, jóvenes, adultos y ancianos, mujeres y hombres, familias enteras salieron felices y decididas, llenas de esperanza a reclamar justicia porque entendieron que la lucha contra la impunidad sí era posible, pero los poderosos, siempre astutos y siempre poderosos supieron resistir y después de la sorpresa inicial de la primavera que los tomó desprevenidos se reagruparon y pasaron a la ofensiva”.

Respecto de las mafias incrustadas en el Estado refirió: “No podían perder sus privilegios, no podían perder el monopolio de la impunidad que siempre han manejado, no podían perder el Estado de ellos, entonces financiaron ofensivas campañas de desinformación, de desprestigio y de difamación, se dijeron víctimas de la politización de la justicia, se quejaron de ser perseguidos políticos, o de la amenaza del comunismo internacional, que sobrevive en sus mentes calenturientas”.

Agregó que “hicieron demostraciones de fuerza y desempolvaron los símbolos de la represión y parece que han recuperado el control. Para eso, además, hay dinero suficiente, pero solo parece, porque Guatemala ya no es la misma, conoció la luz de la verdad y sabe que esa verdad existe, la tiene frente a sí, y continuará su lucha por la dignidad humana”.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción / elPeriódico
Entregan a Senabed inmuebles vinculados al exalcalde Arnoldo Medrano
noticia Sputnik
Vídeo: un excampeón de artes marciales impide un robo y reduce al ladrón
noticia AFP
Guastatoya, a otra final

Otra sorpresa como visitante de Guastatoya: le gana 0-2 a Xelajú y va a la serie por el título contra Municipal.

 

 



Más en esta sección

Galería | Lluvias continuarán durante la semana

otras-noticias

IGSS vacuna a un grupo de jóvenes contra el COVID-19

otras-noticias

Este es el dramático momento en el que un búfalo es perseguido por unos leones

otras-noticias

Publicidad