[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Nacionales

Caravana migrante toma fuerza en Guatemala y se enfila hacia México


Entre el grupo de hondureños que ha llegado al país hay jóvenes, familias enteras y madres solteras.

 

foto-articulo-Nacionales

Los hondureños que desde hace dos días no paran de llegar a pie, en camiones o vehículos particulares a la Casa del Migrante de la capital de Guatemala van cansados, con sed y hambre. Muchos viajan solo con una mochila al hombro, otros llevan a sus hijos de la mano o cargados. Hay niños que emigran sin compañía y madres jóvenes, pocos ancianos. Todos quieren llegar a Estados Unidos, o por lo menos alejarse lo más que puedan de su país de origen que, aseguran, los ha obligado a huir de la violencia y el desempleo.

Orfa Hernández (24 años) es una de las 2 mil personas provenientes de Honduras que hasta ayer habían pasado por la Casa del Migrante. Está de pie y tiene en brazos a su hija Yoselia, de un año. Detrás de la joven hay una vitrina con la estatua de la Virgen de Guadalupe, y enfrente un pastor evangélico predica con un altavoz. No le pone atención a ninguno; tiene la mirada perdida. Dice que lleva tres días de haber iniciado el trayecto. Mientras espera por comida, cuenta que decidió unirse a la caravana de migrantes cuando el pasado domingo salió a buscar trabajo en su natal Ocotepeque.

La realidad que cuenta Orfa es dura, parecida a las demás historias que llevan consigo sus compañeros de travesía. En total viaja con sus cuatro hijos –además de Yoselia tiene otros tres de 11, ocho y tres años–; la decisión la tomó, asegura, porque hace dos meses su segundo esposo la abandonó, y en Honduras no cuenta con el apoyo de sus padres. Su plan de viaje es incierto y dice que se conforma con encontrar cualquier empleo en México, “si me sale trabajo en México allí me quedo, ahorita la misión es llegar allá y después si se puede, a Estados Unidos”.

Mientras Orfa y sus hijos esperan encontrar un lugar para descansar, a la Casa del Migrante ingresan más hondureños y voluntarios que llevan comida y ropa. El sacerdote Mauro Verzeletti, coordinador del albergue, asegura que para los próximos días esperan el arribo de otros 5 mil migrantes, pero dice que necesitan más ropa para niños y adultos, además de alimentos para darle atención a los hondureños.

“Hoy (ayer) ya salió el primer grupo de migrantes hacia la frontera con México. Más migrantes están decididos a salir de Honduras a causa de la violencia y pobreza. El golpe de Estado en 2009 y el fraude electoral en 2017 también han empujado a los hondureños a migrar”, agrega Verzeletti.

La capacidad de la Casa del Migrante ha sido revasada ya por cientos de migrantes hondureños.

CASA LLENA

La Casa del Migrante está diseñada para albergar a no más de cien personas, pero su capacidad ha sido sobrepasada cinco veces. En los corredores hay gente sentada comiendo, otros duermen hacinados sobre colchones en el piso, en un salón de usos múltiples. Otro grupo de migrantes ha sido ubicado enfrente, en el Centro Escolar Santa María, porque el refugio no se da abasto.

Ana Garay viene desde Tegucigalpa, es una de las personas que descansa en el salón. Tiene 21 años y viaja sola con su hija de dos años. En Honduras tenía una pequeña venta de tortillas, pero su negocio no prosperó porque la pandilla del Barrio 18 les cobraba un “impuesto de guerra” de 600 lempiras mensuales. Asegura que ya no quiere regresar a su país, porque allí su vida corre peligro y porque perdió las esperanzas de encontrar un trabajo mejor remunerado.

La embajadora de Honduras acreditada en Guatemala, Vivian Panting, visitó ayer la Casa del Migrante en donde aseguró que “entre 30 y 40 migrantes hondureños” que habían iniciado el viaje en la caravana rumbo a EE. UU., se habían regresado a Honduras. Sin embargo, cuando la diplomática preguntó a los albergados quiénes querían regresar a su país, a gritos le respondieron que no.

VIAJE PELIGROSO

David Hodge, ministro consejero de la Embajada de Estados Unidos en Guatemala, visitó ayer el refugio de migrantes en la capital guatemalteca. Después de la visita dijo que el Gobierno de su país está invirtiendo en programas para reducir la migración irregular desde Centroamérica y México, pero que no permitirán el ingreso de los integrantes de la caravana a EE. UU.

“El mensaje del presidente Trump fue claro: que cualquier persona que ingrese de manera ilegal a Estados Unidos, será arrestada, detenida y deportada. Esta no es la manera de lidiar con el problema de su país. El viaje es peligroso y están arriesgado su vida y la de sus hijos”, dijo Hodge.

CARAVANA PREVIA

No es la primera caravana de migrantes que sale del violento Triángulo Norte centroamericano con dirección a Estados Unidos. El pasado abril, otra similar desató ya la ira de Trump, que llegó a amenazar a México con hacer saltar por los aires el Nafta, entonces en renegociación, si no la paraba. El mandatario ordenó además el despliegue de la Guardia Nacional en la frontera. Tras llegar a Tijuana, algunos pidieron entonces asilo en Estados Unidos y otros se quedaron en México. –DPA

Para los próximos días se espera el arribo de unos 5 mil migrantes más.

Cruzan hacia El Salvador

> Otro grupo de decenas de hondureños ingresaron ayer a El Salvador, para cruzar el territorio y sumarse a la Caminata Migrante llevada adelante por sus compatriotas y que marcha por Guatemala. Poco más de 400 hondureños ingresaron a El Salvador por el puesto fronterizo de El Amatillo, a unos 210 km al este de San Salvador, señaló en un comunicado la Dirección General de Migración (DGM).

Policías y soldados impidieron a algunos miembros del grupo su paso, por intentar evadir los trámites migratorios. La DGM afirmó. -AFP

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Europa Press
Bush califica de “enfermizo” el asalto al Capitolio, propio de una “república bananera”
noticia Rony Ríos
Camilo Dedet regresará al Parlamento Centroamericano

El exsecretario general del partido Vamos ocupó la primera casilla de candidatos a diputados del Parlacen.

noticia Evelin Vásquez / elPeriódico
Mynor Moto y Estuardo Gálvez pasan a segunda vuelta en la elección del CANG

Compiten por una magistratura en la Corte de Constitucionalidad.



Más en esta sección

La CC ordena al CANG convocar a segunda vuelta

otras-noticias

“El Chancle”

otras-noticias

Las entrañas del poder VI

otras-noticias

Publicidad