[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

eP Nacionales

El tenebroso cartel de los “durmientes”


La semana pasada el sitio de Internet dedicado a la investigación y análisis del crimen organizado inSight Crime publicó un extenso trabajo, del periodista Steven Dudley, sobre el financiamiento ilícito ligado al narcotráfico recibido por el partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), por medio de operadores como Obdulio Solórzano. Una información que corrobora las revelaciones hechas por elPeriódico el 12 de julio de 2011 sobre los Q20 millones dados a la UNE, entre la primera y la segunda vuelta electoral de las elecciones ganadas por Álvaro Colom en 2007, por parte del grupo Los Zetas. Estos, sumados a los Q16 millones provenientes de narcos locales como Juancho León, los Mendoza y los Lorenzana recibidos por la agrupación política en ese mismo periodo. Las revelaciones (que publicamos a continuación) hechas a Jose Rubén Zamora por el oficial del Ejército Mauro Antonio Jacinto Carrillo, Jerónimo, le costarían la vida a este último y serían una de las causas del secuestro del periodista Jose Rubén Zamora en el año 2008 por parte de una estructura criminal que lo abandonó en estado de coma a inmediaciones de El Tejar, Chimaltenango, un hecho del que milagrosamente salió con vida.

foto-articulo-eP Nacionales

A nadie escapa que el crimen organizado ha infiltrado y controlado el Estado, desde los tiempos de Lucas García hasta nuestros días. Al extremo que, por norma, el nombramiento del “General”, ungido como flamante Ministro de la Defensa de cada nuevo gobierno, ha sido producto del sabio consejo, siempre al oído, del siniestro y sofisticado general Ortega, al Presidente electo de turno. Álvaro Colom no fue la excepción: Ortega utilizó a “Charly” Quintanilla, policía de barrio y millonario albañil del crimen organizado, como títere y operador político para copar la cúpula militar, Gobernación, la SAE, SAAS, Migración, puertos, aeropuertos y aduanas, entre otras posiciones clave para el éxito del contrabando convencional, el narcotráfico, el tráfico de seres humanos, el tráfico ilegal de armas y el lavado de dinero. Por denunciar esa repugnante realidad, a principios de agosto de 2008 fue asesinado salvajemente el general Mauro Jacinto (“Jerónimo”), quien me ayudó

Cada suscripción es un grito en contra de la corrupción y la impunidad

Este contenido es exclusivo para miembros de nuestra Suscripción Digital y Suscripción Digital + Impreso.

Disfruta de acceso ilimitado a la versión digital por Q1/mes

Iniciar sesión Suscribirme hoy

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Leipzig se clasifica en la Copa
noticia A. Valdéz/ R. Ríos elPeriódico
Zamora sigue detenido y sin audiencia de primera declaración
noticia Jose Rubén Zamora
360° a vuelo de pájaro


Más en esta sección

Yihad Islámica acuerda tregua con Israel tras ataques en Gaza que dejan 43 palestinos muertos

otras-noticias

Covial habilitará carriles de norte a sur del kilómetro 15.4 de Villa Nueva esta noche

otras-noticias

Haaland debuta con un doblete

otras-noticias

Publicidad