[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Nacionales

Disputa por las acciones de compañías millonarias habrían generado crimen


foto-articulo-Nacionales

El sábado 11 de junio de 2011, Byron Giovanni Andrade Chacón llegó al complejo deportivo Perfect para jugar con su padre Byron Andrade Salazar y compañeros del trabajo, como lo había hecho cada fin de semana, durante los últimos dos años. Horas más tarde, Andrade Salazar fue asesinado.

El encuentro deportivo fue exitoso para los Andrade, que intercambiaban halagos y críticas.

Andrade Salazar le confesó a su hijo que se mudaría a Honduras, para reunirse con su nueva esposa e hijo. El empresario buscaba alejarse de las disputas por separación de bienes que tenía con su exesposa, Mónica de Jesús Rivas Gil, quien actualmente es enjuiciada por supuestamente ordenar su crimen.

La pareja se conoció en 1999, cuando ella empezó a trabajar como su secretaria. Después de separarse de su segunda esposa, formalizaron la relación, tuvieron un hijo y fundaron una sociedad con el 50 por ciento de los derechos para cada uno. Sin embargo, en 2008, las discusiones por el dinero iniciaron y dos años más tarde el matrimonio terminó.

Después de varias negociaciones, Mónica Rivas finalmente accedió a dividir las acciones. Eso ocurrió un día antes del crimen.

“Ella ya está contenta con su plata, yo con la mía y ya vamos a estar bien”, le dijo el empresario a su hijo minutos antes del tiroteo que acabó con su vida.

Supuestos cómplices

De acuerdo con la declaración del hijo de la víctima, tres guardias de seguridad se retiraron, uno por uno, del lugar de juego para ir a traer una camioneta, mientras que el jefe de los custodios se cambiaba de ropa en los vestidores.

Minutos después, desconocidos le dispararon al empresario. El testigo recibió un disparo y vio que su padre había caído al suelo. “Di unos pasos, pero regresé porque pensé que si iba a morir en ese momento, quería morir al lado de mi papá”, dijo entre lágrimas.

Según el hijo del empresario, después de la tragedia, Rivas llevó a las compañías hasta la quiebra y despidió a la mayoría del personal –incluyendo a los hijos de la víctima–. También intentó comprar los derechos hereditarios a los seis hijos del empresario por US$100 mil a cada uno.

Caso en tribunales

En el Tribunal de Mayor Riesgo A, se conoce el juicio contra Mónica Rivas y dos supuesto implicados más. En 2015, ocho personas, entre guardias de seguridad y sicario, fueron condenados por el asesinato del empresario.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Evelin Vásquez/elPeriódico
Exrector Estuardo Gálvez señala persecución política para separarlo de la elección a magistrado de la CC
noticia Europa Press
¿Por qué son mejores los clavos a los tornillos a la hora de construir una casa?

Un internauta se dispuso a resolver esa duda en sus redes sociales.

noticia AFP
Bukele respalda operación anticorrupción contra opositor Arena


Más en esta sección

Empleados federales de EEUU sin vacuna anticovid deberán usar máscara y testearse

otras-noticias

Comunidad internacional pide al gobierno retomar la lucha contra la corrupción

otras-noticias

La variante delta del COVID-19 obliga a endurecer las restricciones

otras-noticias

Publicidad