[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Nacionales

Un chef para los damnificados del volcán de Fuego


cada día, miles de personas damnificadas y trabajadores estatales reciben comida preparada por world central kitchen, organización que ha cocinado para millones de afectados por desastres naturales.

foto-articulo-Nacionales

Un hombre corpulento, de 49 años, camina sobre la inestable arena que desde el pasado 3 de junio cubre la comunidad de San Miguel Los Lotes, Escuintla. Sus pies se hunden a cada paso. Intenta mantener el equilibrio, pero el cilindro de agua fría en su espalda tiende a tambalearlo. Le ofrece una bebida a los vecinos que todavía escarban para buscar los restos de sus familiares sepultados desde la erupción del volcán de Fuego. Nadie creería que aquel caminante de voz grave y pelo cano es José Ramón Andrés Puerta, el chef de nacionalidad española-estadounidense que ha repartido alimentos en comunidades de Haití, Hawái y Puerto Rico, entre otras afectadas por desastres naturales.

Andrés arribó al país con el objetivo de ayudar a los sobrevivientes del volcán de Fuego. Su organización World Central Kitchen(WCK) lleva tres semanas preparando comida para los damnificados. “Iniciamos con 400 raciones por día, ahora vamos por las 10 mil”, cuenta.

San Miguel Los Lotes no es la única zona afectada que ha visitado. A lo largo del día llega hasta siete cocinas distintas. Desde su celular coordina la entrega de raciones de comida para un total de 30 albergues. Su equipo está integrado por 25 chefs de WCK y más de 200 voluntarios que llegan cada día a colaborar con la preparación de los alimentos.

Donde todo comienza

A las 5:00 horas se reúne el primer grupo de chefs para iniciar la preparación de alimentos. Casa Troccoli, el legendario restaurante de La Antigua Guatemala, es el punto de encuentro.

En uno de los pasillos, 200 rodajas de pan aguardan por su preparación. Una cocinera esparce aderezo sobre el pan mientras otras dos colocan cuidadosamente tres lonchas de jamón y dos de queso por cada sándwich. En otro salón, se cortan embutidos y se cuece carne de cerdo en tres ollas industriales, mientras otro chef hunde un cucharón sobre el recado del pepián. Esa comida se repartirá mañana en los albergues de Alotenango y Escuintla.

 

Dos agentes de la PNC que resguardaban la zona de San Miguel Los Lotes recibieron un pan de la mano del chef Andrés.

Entre esos espacios hay un salón que se aleja de la temática culinaria. Más bien se asemeja a un centro de mando: un mapa que cubre toda la pared, marca las comunidades más afectadas desde la erupción del volcán de Fuego. A su alrededor, decenas de carteles detallan qué se cocinó cada día y a qué comunidad se envió la comida. Cada día se coloca una hoja nueva que especifica las raciones de alimentos repartidas por día. Ayer superaban las 9 mil.

En la ruta

Andrés Puerta viajó de Antigua Guatemala hacia el Instituto Técnico de Capacitación y Productividad (Intecap) de Escuintla, donde funciona una de las cocinas que prepara alimentos para los damnificados. Los alumnos –jóvenes que no superan los 25 años– se alborotan como si vieran llegar a su ícono pop favorito. Le piden una fotografía grupal y otra individual. La jefa de cocina le recuerda que les prometió “una clase de Paella”. Él le reitera su compromiso.

A pocos metros de ese salón, un colaborador de WCK descarga 1,100 raciones calientes que los esposos Glenda Gómez y José Luis Ramírez llevarán en su picop para repartirlos en la aldea Ceilán, Escuintla, la comunidad más cercana al cráter del volcán de Fuego que no ha sido desalojada por la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred).

Gómez cuenta que en la comunidad hay unos 2 mil 500 habitantes, pero que con mil raciones les alcanza para alimentar a los más necesitados. Los espera un viaje de dos horas y media hasta su aldea.

 

José Andrés también participa en la entrega de alimentos para los damnificados.

En la entrada de San Miguel Los Lotes, Andrés Puerta saluda efusivamente a Javi, un chef holandés que estuvo repartiendo comida en la zona desde el día de la tragedia. El primero carga en su espalda un garrafón de agua y el segundo llena su mochila con emparedados de jamón. Ambos se abren camino entre la arena volcánica para encontrarse con pobladores, policías o rescatistas que todavía cavan en la zona en busca de cuerpos.

La ayuda

En la entrada a San Miguel Los Lotes opera uno de los seis Food Trucks que colabora con WCK. El vehículo aún reparte alimentos a familias damnificadas y a trabajadores del Estado. En ese punto estaban José Guadalupe López y Apolonio Castro, miembros de la aldea La Trinidad, una comunidad que fue desalojada por ubicarse en una zona de alto riesgo.

López y Castro preguntan con insistencia si WCK llevará alimentos para La Trinidad. Andrés le asegura que sí. Los comunitarios esperan mientras se quejan de la falta de ayuda estatal.

Una hora después, Andrés recibe en su celular una fotografía de José Guadalupe y Apolonio con sus raciones de comida. Ambos tienen camisas de WCK. “Somos como un equipo de fútbol, nos ponemos el uniforme para trabajar todos juntos. Echar un gol es que la gente tenga su comida”, dice a propósito del Mundial.

La jornada se prolonga

Andrés visita otros tres albergues en Escuintla. Su presencia se asemeja a la de un nodo, pues muestra a los refugiados fotografías de su equipo con otros pobladores y la gente se percata de que son sus familiares. Sonríen tranquilos porque están bien y el chef les graba un mensaje en video que entregará cuando llegue al otro albergue.

La emoción de las personas es rotunda. En uno de los albergues lo recibieron con tamalitos de chipilín. “El otro día probé una sopa de chipilín que prepararon las personas y pregunté si había algo más delicioso. Me dijeron que los tamales eran más ricos y tenían razón”, dice.

Andrés describe la crisis del volcán de Fuego como una vasija con muchos agujeros: “cada cual pone un dedo en el agujero que puede tapar”, explica. Por la noche visitará los albergues de Alotenango. “Solo quiero que la gente que perdió su casa, su trabajo, a su familia, tenga qué comer. Esa es una preocupación menos”, dice antes de volver a La Antigua Guatemala.

 

Una pareja de esposos de la comunidad Ceilán, Escuintla, carga los alimentos para su aldea.

Reconstrucción RN14

A más tardar el próximo miércoles se tendrá habilitado el paso por la ruta afectada por la erupción del volcán de Fuego –RN14–. Además, ya se tiene en el lugar un puente Bailey que se instalará en la reconstrucción prevista tomando en cuenta precauciones como la construcción de tres rotondas para facilitar el retorno en caso sea necesario y la construcción de un puente en el área de San Miguel Los Lotes. Aún no hay advertencia oficial de que la ruta actual deba ser cambiada, aseguró el ministro José Benito.

30

Albergues reciben ayuda de World Central Kitchen.

200

Voluntarios trabajan cada día para preparar comida para los damnificados.

6

Food Trucks operan en distintos puntos para llevar alimentos a las aldeas aledañas al volcán de Fuego.

10

Mil raciones de alimentos entrega cada día World Central Kitchen en las zonas afectadas.

 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Lucero Sapalú/ elPeriódico
¿Cómo evitar desinformación ante el COVID-19?

UNESCO y PNUD recomiendan verificar información en fuentes oficiales antes de compartirla.

noticia
Incidente a gritos, insultos y empujones entre la detenida exdirectora del Registro de Información Catastral y una guardia de presidios

Emilia Ayuso, procesada en caso de plazas “fantasma” del RIC ordenadas por Roxana Baldetti y firmar sospechosos contratos de seguridad, se lía a insultos con agente que conforme el protocolo de seguridad la palpaba físicamente en ingreso al sótano judicial.

noticia Adolfo Méndez Vides
Sobre la vida y obra de Manuel José Arce

Viaje al centro de los libros



Más en esta sección

Queen’s Gambit hace un nuevo jaque Mate

otras-noticias

EE. UU se repliega ante escalada del virus, mientras Europa comienza a relajar restricciones

otras-noticias

Francia aplicará la «tasa Google» en 2020 pese a las amenazas de EE. UU

otras-noticias

Publicidad