[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Nacionales

“Ya no tenemos a nadie que nos defienda”


La querellante se negó a firmar un convenio de indemnización con Pisa, porque asegura que nada le devolverá la vida a su madre, Luz Elvira.

foto-articulo-Nacionales

Claudia Figueroa, hija de Luz Elvira González –una de las pacientes que contrajo una infección peritoneal posterior al cambio de Pisa como proveedor de la diálisis ambulatoria en el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS)– comparte algunas de sus vivencias. Las conclusiones del juicio por ese caso podrían iniciar el próximo 1 de junio.

A Figueroa le molesta que la defensa de Pisa o algunos peritos señalaran que la situación de pobreza, falta de instrucción o impericia para aplicar el tratamiento que Pisa les proveyó haya provocado las infecciones que causaron la muerte de los pacientes. Le choca, dice, porque la falta de preparación de la empresa era tan evidente, que un transporte sin ninguna identificación les llevaba los insumos. “El producto para la desinfección era cloro activo, italiano, decían, pero quién sabe”, explica. Lo cierto, es que causaba resequedad en la piel.

La vida de Luz Elvira cambió abruptamente después de Pisa, recuerda Figueroa. Su madre tenía una vida laboral activa y, cuando tenía seis meses viviendo con insuficiencia renal, viajó a Arizona con su familia. La diálisis no fue un problema, ya que el proveedor les aseguró suministro en el extranjero para continuar con el tratamiento.

Enseguida del cambio a Pisa, Luz Elvira comenzó a padecer de diarreas, llagas en su cuero cabelludo y vómitos, entre otros malestares. Un mes después, tuvo una infección severa por la que no recibió atención ni en el Seguro Social ni en un hospital privado, donde Pisa los citó para instruirles sobre el tratamiento.

Luz Elvira sobrevivió a la infección porque fue atendida y hospitalizada durante 14 días en un sanatorio privado, indica su hija Claudia, quien se estaba preparando para donarle uno de sus riñones. El trasplante ya no fue posible, pues Luz Elvira murió.

Justicia, nada más

Claudia asegura que lo único que espera es justicia, impartida por jueces imparciales. “Ya no tenemos a nadie que nos defienda”, añade. Los abogados de la Fundación Sobrevivientes dejaron de asesorar a las víctimas, cuando ocho de ellas convinieron una indemnización con Pisa.

El abogado de Sobrevivientes, Rodolfo Díaz, expuso que al suscribir la indemnización los pacientes desistieron y sin víctimas, no puede haber querellantes. Claudia no firmó, porque hacerlo no le devolverá la vida a su madre. Más que beneficiar a las víctimas, el convenio favorece a Pisa porque los pacientes se comprometen a no atestiguar ante futuras sindicaciones, añade.

Es favorable

David Pineda, defensor de dos exdirectivos de Pisa, indicó que el convenio favorece a las víctimas, ya que el juicio en desarrollo se circunscribe al determinar si hubo o no fraude en contrato del Estado con un proveedor, no si las muertes encuadran o no en homicidio culposo. El abogado indicó que los convenios son confidenciales, para proteger a las víctimas.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia CINDY ESPINA cespina@elperiodico.com.gt
Jimmy Morales viaja a Argentina a comprar dos aviones para el Ejército

La compra se realizaría pese a que la semana pasada la Contraloría señaló que no existe evidencia del mantenimiento de los tres radares que posee el Ministerio de la Defensa.

 

noticia AFP
El papa se disculpa por haber «perdido la paciencia» con fiel demasiado insistente
noticia Redacción
Productos del Aire entrega donación de alcohol y mascarillas


Más en esta sección

Encuentro con artistas en Cuba fue «difícil» pero «constructivo», dice viceministro

otras-noticias

Queman bus de Transurbano y PNC se retira de la Plaza

otras-noticias

Seis departamentos se unen a las protestas en contra de Giammattei

otras-noticias

Publicidad