[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Nacionales

Perplejidad sin límites


foto-articulo-Nacionales

El Ejército condecoró de manera vergonzosa a la canciller Sandra Jovel por “poner en alto el nombre de Guatemala”, específicamente, por haber ido a Nueva York de simple mandadera “no deliberante”, a lloriquear y quejarse incesantemente de la CICIG y de Iván Velásquez, durante largos y tediosos 75 minutos, con el secretario general de la ONU António Guterres; quien, no obstante, con respeto le reiteró su apoyo incondicional a la Comisión internacional Contra la Impunidad en Guatemala y al señor comisionado Velásquez y con desdén y perplejidad implícitos, la dejó conversando con algunos de sus asesores, que terminaron de escuchar con resignación, estoicismo y paciencia de santos, su obstinación y disparates absurdos, característicos de una caja de resonancia proveniente de un país menos que bananero.

Después de ministros de Relaciones Exteriores de la talla y dimensión de Gert Rosenthal, Roberto Herrera Ibargüen, Emilio Arenales Catalán, Adolfo Molina Orantes, Enrique Muñoz Meany, Jorge García Granados, Jorge Skinner Klee, Edgar Gutiérrez, Eddie Stein, Fernando Andrade Diaz Durán y diplomáticos de la estatura del erudito Córdova Cerna, es francamente penoso, produce vergüenza, tristeza y pena ajena, que Guatemala esté representada por un personaje tan patético, grotesco y con evidentes y excesivas limitaciones intelectuales como Sandra Jovel. A estas alturas, solo alguien con una mente tan modesta y rudimentaria y que no le importa jugar un “papelón” es capaz de representar al alcalde Álvaro Arzú y a su marioneta sin gracia que tenemos de presidente en el extranjero.

 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Eduardo Antonio Velásquez Carrera
Edelberto Torres-Rivas; “Lo que el viento, no se llevó” (VII parte y final)

Es, somos, toda una generación de científicos sociales latinoamericanos que poco a poco va cumpliendo su ciclo vital.

noticia Rogelio Salazar de León
Hasta la vista, Joker

Tiempos peligrosos, “tiempos recios”, tiempos salvajes, tiempos revueltos y retorcidos; tiempos en los que lo más normal es subvertir el género de las cosas.

noticia Juan D. Oquendo
Pokémon Go

AT-Field



Más en esta sección

Manifestantes de Sololá piden destitución de Giammattei

otras-noticias

Japón aporta US$4.5 millones para proyecto de reintegración económica de jóvenes migrantes

otras-noticias

Alcalde de San Cristóbal Totonicapán ofreció cupones de alimentos a cambio de votos el día de las elecciones

otras-noticias

Publicidad