[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Nacionales

Diputados finalizan contrato de cabildeo en EE. UU.


Los parlamentarios aseguran que ya atrajeron la atención del país norteamericano para mejorar el clima de negocios en Guatemala.

foto-articulo-Nacionales

El contrato de cabildeo que firmaron cuatro diputados del Congreso de la República con la firma de lobistas Barnes & Thornburg fue concluido el pasado 12 de septiembre, de acuerdo con información disponible en la web del Registro de Agentes Extranjeros del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

El polémico contrato fue firmado el pasado 1 de junio por los legisladores Jaime José Regalado Oliva, del Movimiento Reformador (MR); Óscar Armando Quintanilla, del bloque Alianza Ciudadana (AC); Julio Lainfiesta Rímola, de la Unidad del Cambio Nacional (UCN); y Fernando Linares Beltranena, del Partido de Avanzada Nacional (PAN).

El diputado Jaime Regalado, dijo que ya terminaron el contrato pero que no ofrecería declaraciones hasta ponerse de acuerdo con sus otros colegas.

En tanto, Linares Beltranena, señaló que no hubo cancelación del contrato, sino que simplemente se dejó de pagar. A criterio del parlamentario “el lobby dejó de ser una prioridad una vez se logró atraer la atención de las autoridades de los Estados Unidos para mejorar el clima de negocios en Guatemala”.

Agregó que sigue sin autorización para revelar quiénes fueron los financistas que pagaron por el lobby en EE. UU.

El Ejecutivo, a través, de su entonces embajador de los migrantes, Claus Marvin Mérida, también había contratado los servicios de Barnes & Thornburg. Ambos contratos estipulaban gastos por US$1 millón 920 mil (Q14.4 millones).

El objetivo del gobierno y los diputados era tener acercamientos con senadores, congresistas y funcionarios de Estados Unidos y de esta forma esquivar al entonces embajador de EE. UU. en Guatemala, Todd Robinson, quien era el vínculo directo entre los dos países y quien tenía una posición firme en la lucha contra la corrupción y por lo tanto causaba molestia tanto en Casa Presidencial como en el Legislativo.

Robinson concluyó su período al frente de la Embajada de los EE. UU. el pasado 20 de septiembre y en su sustitución fue nombrado Luis Arreaga.

La crisis de “los cuatro idiotas”

Posterior a la publicación de elPeriódico en el que se hacían públicos los contratos, el entonces embajador Robinson declaró en una reunión con directores de medios de comunicación, que habían “cuatro idiotas en el Congreso”, en alusión a los diputados firmantes del lobby.

Los legisladores también enfrentaron fuertes críticas luego de reconocer que ellos no pagaban por el cabildeo firmado y por no querer revelar quiénes fueron las personas que financiaron dicho cabildeo y dijeron que eso quedaba entre ellos, los financistas y la empresa contratada.

La firma Barnes & Thornburg con sede en Indiana, Estados Unidos, también se negó a revelar quiénes estaban pagando dichos contratos y se limitaron a decir que esa información era confidencial.

Por su parte, el Ministerio Público aún analiza si los cuatro diputados y el exembajador Mérida habrían incurrido en delitos por la firma de los contratos.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción elPeriódico * Con información de Agencias
México no quiere deportados de otros paises
noticia Cindy Espina cespina@elperiodico.com.gt
Dos personas mueren en accidente de autobús en Jutiapa
noticia
México: El sismo que reveló las grietas de la corrupción

Tras la tragedia, se cuestiona la supervisión de construcción de edificios nuevos que con el sismo quedaron derrumbados o inhabitables.



Más en esta sección

Movimiento Universitario convoca a una marcha para hoy en la Plaza

otras-noticias

El derecho a exigir cambios radicales

otras-noticias

Giammattei gana tiempo

otras-noticias

Publicidad