[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Nacionales

Travesía acuática desvela los secretos del lago de Atitlán


En un cómodo barco, con un nivel que ofrece vista al exterior, el visitante recorre las aguas del lago hacia los distintos poblados ubicados en la cuenca, mientras escucha historias poco conocidas que incluyen a grandes escritores y recientes descubrimientos arqueológicos.

foto-articulo-Nacionales

El viaje comienza en el muelle público de Panajachel, Sololá, con Jorge Aldana, director de operaciones y ventas de la empresa Crucero de Atitlán, propietaria de una embarcación pintada a mano por artistas indígenas de San Juan La Laguna con los diseños del traje regional y aves nativas de la comunidad, quien afina los detalles del trayecto hacia el lugar, en compañía de un grupo de turistas taiwaneses y dueños de empresas tour operadoras.

Aldana es un joven de 23 años, trata que el grupo disfrute con comodidad la experiencia y lo instala en el área exterior del barco, desde donde se aprecia la natural belleza del lago. Los asiáticos ocupan la parte izquierda y los nacionales, la derecha, mientras es sensible el bamboleo de las aguas, que a más de uno, le causa vértigo.

Vista de uno de los senderos del eco hotel Uxl Abil.

Los visitantes escuchan una voz que domina. Es Juan Chocoy, guía comunitario, quien repasa algunas medidas de seguridad y solicita la colaboración de los presentes, antes de que la embarcación abandone el muelle.

La embarcación arranca motores y comienza entonces la travesía. Chocoy habla sobre el origen del lago y cómo el bello manto acuífero y los parajes que lo rodean han inspirado a grandes escritores.

Delfina Par cuando prepara el algodón de los tejidos.

Por ejemplo, el célebre Antoine de Saint-Exúpery, autor de El Principito, habría trazado la ilustración de la serpiente que traga el elefante, luego de observar el Cerro de Oro cuando recorría el lago; o el notable escritor guatemalteco Mario Monteforte Toledo conocería el impacto del racismo y la pobreza en las poblaciones indígenas de Sololá, cuando hacía esos viajes acuáticos.

Los visitantes también escucharon sobre la desaparición del pato Poc, especie endémica del país y el descubrimiento de Samabaj civilización antigua, del periodo Preclásico Maya.

Edson Navichoc muestra productos desarrollados con cacao.

Llegada a tierra

Una hora más tarde, el barco alcanza el muelle del eco hotel Uxl Abil y se escucha a los lejos los acordes de un clásico son. El grupo avanza por una escalera de piedra y un caminamiento rústico rodeado por huertos tradicionales de plantas medicinales y hortalizas hacia el restaurante, ubicado en un punto que permite la vista al lago.

Mientras dura el almuerzo, la música del grupo Tz’utuj Q’ajom, dedicado al rescate de la música maya ancestral, invade la estancia. Los músicos acompañan las notas de la marimba con sonidos de viento y percusión autóctonos.

El grupo Tz’utuj Q’ajom en una presentación.

Finalizada la comida, el guía comunitario Juan Chocoy dirige a los turistas a unos campos cultivados con café y milpa y cercano a los tules acuáticos. De la fibra de esa planta los lugareños elaboran los petates, una especie de alfombra que aún se utiliza para dormir y en la antigüedad sirve como mortaja.

Sale el grupo de los sembradíos y aparecen las calles adoquinadas de San Juan La Laguna. El grupo camina y descubre la casa más antigua del municipio, construida con adobes y preservada del paso de los años. En el techo hay dos palomas esculpidas que son las que indican la antigüedad de la vivienda, explica Chocoy. “En la antigüedad era señal de fidelidad y lealtad”, menciona.

Curiosidades

En el paso por San Juan La Laguna los visitantes conocen la Casa Flor de Ixcaco, donde un grupo de 28 mujeres tejedoras resguardan los secretos del arte del telar. Delfina Par, gestora de ventas, ofrece demostración al grupo de la forma cómo se maneja el algodón orgánico de los hilos a utilizar en los tejidos.

En la orilla del lago de Atitlán crece el tul, una planta con la que se hacen los petates.

La organización ha experimentado con plantas para obtener colores naturales y hoy cuenta con un pantone de 35 distintas tonalidades de azul, amarillo, morado, anaranjado y rojo, por ejemplo.

Picasso, el perro familiar cuya cara es parecida al del chileno Chilaquil, llega al lugar de la presentación, en busca de caricias y mimos y los turistas dividen su atención. Las risas se escuchan cuando Picasso interrumpe a Delfina y ella le manda que salga, lo cual el can evita.

El grupo hace otra parada en el local que ocupa Licor Marrón-Chocolate, una empresa familiar que ha conseguido aprovechar las bondades del cacao. Con recetas que incluyen: cardamomo, macadamia, naranja y licores han conseguido producir chocolate artesanal, para beber caliente o disfrutar como merienda, a este último se le agrega leche, cuenta Edson Navichoc, encargado de la tienda.

El recorrido finaliza frente a la Iglesia católica del poblado y la reconstrucción de edificio con apoyo local. El grupo marcha por la calle principal de la comunidad hacia el muelle, donde el barco espera listo para enfrentar los vientos del Xocomil, que soplan en las tardes como dice la leyenda.

Otras opciones

Jorge Aldana, director de operaciones y ventas de Crucero de Atitlán, menciona que la empresa ofrece dos tipos de tour: uno estandarizado y otro personalizado. Además del recorrido cultural, hay uno de aventura que incluye visitar el Cerro del Rostro Maya.

Dónde llamar

> Los interesados pueden llamar al 46 44 00 74 para obtener mayor información y reservar.

Interés

En el viaje organizado el pasado 30 de septiembre, Aldana invitó a representantes de tres empresas operadoras de turismo autorizadas por el Instituto Guatemalteco de Turismo (Inguat), Maya Zone, Getaway y Descubre Guatemala con la finalidad de que conocieran el servicio.

Para Guillermo Cuéllar, director de Descubre Guatemala, el encuentro permitió compartir experiencias con otros empresarios. “Cada empresa trabaja en un segmento y por eso los aportes son importantes”, dijo. “Podemos complementarnos”, consideró Mónica Sosa, de Getaway, especialista en bodas de destino.

Maya Zone, en tanto, hace turismo receptivo en Guatemala, Honduras y Belice.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Europa Press
Microsoft Math, la app que ayuda a resolver problemas matemáticos desde la cámara del móvil
noticia Marco Antonio Curley G.
Cómo minimizar los efectos desastrosos de las tormentas tropicales en Guatemala

El efecto del mal uso y manejo de los recursos naturales por los campesinos y agricultores en general hace que la población rural (67 por ciento) viva cada día más pobre.

 

noticia Katerin Chumil elPeriódico
Sandra Jovel sabrá en junio si se libra o no de proceso legal sobre adopción ilegal


Más en esta sección

La SAT aprueba Tabla de Valores del Impuesto de Circulación de Vehículos

otras-noticias

«Podríamos haber ayudado más a Maradona», estima Klopp

otras-noticias

Rusia empezó a vacunar a sus militares contra el covid-19

otras-noticias

Publicidad