[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Nacionales

Patrullajes obligatorios y de menores de edad preocupan al PDH


La oficina del Procurador de Derechos Humanos ha recibido diez denuncias de abusos por parte de vecinos que se organizan para ejercer vigilancia en sus comunidades.

 

foto-articulo-Nacionales

Las fotografías en la página de Facebook Yo amo a Ciudad Peronia cuentan parte de la historia de los vecinos que se organizaron a principios de año para patrullar las calles de esta colonia de la zona 8 de Villa Nueva.

Una de las imágenes muestra a un hombre encapuchado que sostiene una escopeta calibre 12 –cuya tenencia para particulares es permitida, aunque su uso es casi exclusivo de las empresas de seguridad privada– frente a una señora que vende alimentos en una de las calles de Peronia.

La publicación generó 30 comentarios, algunas felicitaciones y gestos de aliento hacia los patrulleros. Otros, llaman la atención sobre el riesgo de que “cuando llegan a tener el control de lugar, más de alguien se infiltra en cosas malas y paran ellos siendo los grupos delincuenciales”.

En las aldeas o áreas en donde hay grupos de vecinos que patrullan por las noches es común observar estas mantas.

Otras preocupaciones han llegado hasta la oficina del Procurador de los Derechos Humanos (PDH).

El 23 de enero, vecinos acudieron a la institución para manifestar su preocupación por la participación de niños en los patrullajes, junto con sus madres, “debido a que los hombres tienen que trabajar”.

Además de la escopeta que sostiene el encapuchado, según la denuncia, los vecinos se arman con palos, cuchillos o machetes. Otra de las instantáneas en Facebook muestra a un patrullero encapuchado y con un machete escondido detrás de la nuca.

elPeriódico buscó a uno de los líderes de la asociación de vecinos de Peronia, pero no fue posible entrevistarlo para conocer su forma de organización y las actividades que llevan a cabo.

Los que participan aseguran que tomaron la decisión de patrullar por el incremento de la violencia en el lugar.

LA CAUSA

Uno de los vecinos comentó, bajo reserva de su identidad, que tomaron la decisión de salir a patrullar ante el incremento de asaltos a las personas cuando regresan a sus casas después de la jornada laboral. En algunos sectores el patrullaje no es tan constante, debido a que “es más tranquilo”, cuenta.

El asesinato de una tendera, por haberse negado a pagar la extorsión, marcó un aumento en la percepción de inseguridad entre los vecinos, manifestó el entrevistado. Algunas escuelas cerraron durante un par de días mientras volvía la calma, de acuerdo con una persona que trabaja en uno de los centros de estudio.

Asimismo, indicó que la Policía Nacional Civil (PNC) ha brindado algunas charlas a los vecinos, con el objetivo de hacerles conciencia de que, si detectan algún ilícito, acudan de inmediato a ellos y entreguen a los presuntos infractores.

Los que participan en estos grupos no muestran sus rostros y varios portan armas de fuego.

En un recorrido durante el día se observaron algunos puestos de registro de la PNC en los accesos a Ciudad Peronia y agentes patrullando en las calles. Según los vecinos, la presencia no es permanente.

El director general de la PNC, Nery Ramos, aseguró que se tiene presencia permanente en Peronia y otras zonas de alto riesgo. “Hemos reforzado la presencia con unidades GRIL (Lobos), fuerzas especiales, núcleo de reserva y personal ordinario y gracias a ello no tenemos hechos lamentables; es una zona grande y tenemos muchos operativos móviles y estacionarios”, agregó.

PREOCUPACIÓN

Verificar si los vecinos están organizados al amparo de una asociación inscrita legalmente es una tarea que le corresponde al Ministerio de Gobernación, explicó la directora de Procuración de la oficina del PDH, Lucrecia Dollagaray. La institución da seguimiento a las denuncias con la finalidad de velar que no se vulneren los derechos humanos de los vecinos, indicó.

Lo que es preocupante, advierte, es el riesgo en que se involucre a menores de edad en estas tareas debido al riesgo al que podrían exponerse en los patrullajes o que se obligue a las personas a participar de la vigilancia. Las delegaciones departamentales buscan un acercamiento con los vecinos para manifestarles que “nadie puede ser obligado a participar en esas actividades”, agregó.

Vecinos también han denunciado su preocupación porque varios de los integrantes de estos grupos portan cuchillos, palos y escopetas.

La seguridad corresponde a la institución de la PNC, si los vecinos quieren apoyar dentro del marco jurídico –aportando información vía denuncia, que puede ser anónima–serán bienvenidos, precisó Ramos. “Que ellos hagan las veces de Policía no está enmarcado en ley”, puntualizó.

El analista Javier Monterroso señala que la Constitución prohíbe los grupos armados, lo cual también está tipificado como delito en el Código Penal. El Artículo 398 de esa normativa define como agrupaciones ilegales de gente armada, a aquellas que no sean las del Estado o autorizadas por este e impone una sanción de seis a ocho años de prisión.

Disputa de pandillas

En Peronia, algunos vecinos atribuyen la ruptura de cierta tranquilidad a la intención de un grupo pandillero por tener algo de control en la comunidad. En el área han dominado históricamente Los Caballos y Los Metaleros, según una fuente consultada. Ambos grupos acordaron una tregua en 2009, con la mediación de una iglesia evangélica, según una publicación del medio salvadoreño elFaro.

En algunos casos hay menores de edad y niños que patrullan junto a sus madres.

Acercamiento con la comunidad

Recientemente la PNC se reunió con vecinos de San Pedro Ayampuc para conocer y entender sus necesidades y generar confianza, indicó el director Nery Ramos.

En esa localidad también se ha organizado un grupo de vecinos con la finalidad de vigilar su comunidad.

En muchos de los casos la demanda de seguridad es legítima, pero algunos lugares se crea temor con base en información falsa, según la PNC.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Familiares y amigos de Luz María realizan marcha para pedir justicia

Las marchas continuarán hasta que se esclarezca el asesinato de Luz María. 

noticia Patricia Clarembaux > Univision
“Si estuviera bien ya hubiera llamado”

La comunidad de Comitancillo llora a sus familiares sin tener la certeza de que murieron en México. Hasta ahora aún no han recibido una notificación oficial y han llegado a la conclusión de que sus padres, hijos o tíos no cruzaron a Estados Unidos, como era el plan, porque desde el 21 de enero no han sabido nada de ellos.

noticia Europa Press /EDIZIONES
Este pescado fresco esconde una dulce sorpresa


Más en esta sección

Instagram: cuentas de menores de 18 años serán privadas

otras-noticias

La ONU denuncia la situación de los fiscales en Guatemala

otras-noticias

Cómo nacen los exoplanetas sin ser destruidos en su entorno caótico

otras-noticias

Publicidad