[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Nacionales

“La estructura y el funcionamiento del actual gobierno no garantizan un ambiente favorable para cumplir los Acuerdos de Paz” Héctor Rosada, Investigador social y negociador de los Acuerdos de Paz


Rosada explica cómo se generó el escenario para las negociaciones de la paz, pero también cómo los consensos del diálogo anterior a la firma no fueron tomados en cuenta y de cómo el gobierno de Álvaro Arzú estableció la plataforma para que lo acordado fracasara como proyecto social y político para formar un mejor país.

foto-articulo-Nacionales

 Al consultar al investigador social, Héctor Rosada, las explicaciones del panorama pasado y actual del país se vuelven cursos de historia en donde el disertante fue un actor presencial y fundamental de los hechos ocurridos.

Rosada relata los puntos más destacables de lo que sucedió antes y durante las negociaciones de la paz, los propósitos que se establecieron, lo que no se pudo cumplir, los bloqueos políticos ante una refundación estatal, entre otros.

Explica que la etapa de diálogos fue fundamental para lograr consensos y generar una ruta estratégica en las negociaciones posteriores. “Se tomaron tres decisiones que marcarían esa ruta. Lograr que las partes negociaran directamente, establecer acuerdos políticos y que esos acuerdos debían convertirse en cambios constitucionales”.

“La base fundamental del fracaso era el propósito que tenía cada gobierno porque en el momento en que termina el diálogo, los participantes se quedan como apoyos colaterales, pero ya no tienen decisión. Mantienen algún nivel de influencia o comunicación con los sectores políticos, pero no son quienes toman las decisiones”, comenta.

Rosada enfatiza que cada gestión gubernamental estableció distintos propósitos en torno al término de la guerra. Según él, durante el gobierno de Ramiro de León Carpio se propuso resolver las causas que generaron la guerra mediante el cumplimiento de lo acordado. Aunque con Álvaro Arzú, luego de firmados los acuerdos, el propósito más importante era terminar la guerra otorgándole amnistía a las partes en conflicto con la promulgación de la Ley de Reconciliación Nacional. “Este propósito ayudó a que no se cumpliera el primero, que era resolver las causas que determinaron la guerra y a que el proceso del cumplimiento de lo acordado no se diera como se había planteado”, reconoce.

En relación a la pregunta sobre qué factores se produjeron para que los Acuerdos de Paz fracasaran, Rosada menciona el bloqueo de las reformas constitucionales de 1999.

“El gobierno de Arzú fue el responsable de generar obstáculos para que se votara por el NO. Se habían aprobado 17 reformas, 15 que sí eran reformas y dos que hacían atinencias a nombres de capítulos. Esas 17 se convirtieron en 51. La reforma constitucional ya no era para crear una nueva Carta Magna, para generar ese nuevo acuerdo social, sino simplemente para garantizar los intereses de sectores ajenos. Le estaban diciendo a un pueblo que acababa de sufrir una guerra que le iban a cambiar la Constitución, y que dijera si quería o no quería. Pero, de ese pueblo había millones que nunca la habían leído, y si no la habían leído les hubiera costado razonar sobre cambiar 17 acuerdos, pero si le ponían 51 la intención no era que la aprobaran. Antes de que se quiera aprobar un cambio a la Constitución se debe hacer una jornada propedéutica para enseñarle a la gente qué contiene y porqué lo tiene”.

Rosada señala como otro factor para el fracaso, la propuesta de eliminar la posibilidad de aplicar la justicia de transición. “No cabía la posibilidad de recuperar la memoria de quienes fueron masacrados para encontrar la verdad. El gobierno quería bloquear la búsqueda de la verdad para que no se dieran cuenta de quiénes eran los responsables. No se acepta que lleguen a la verdad, tampoco a juicio, y menos que lleguen a condena. Porque si no se llega a eso no habrá reparación y si no hay reparación jamás habrá perdón y olvido”, indica.

Como tercer factor, el analista menciona la remilitarización del contexto político. “Desde 1998 cuando asesinan a monseñor Gerardi, y que hay que decir que fue el Estado Mayor de la Presidencia de Álvaro Arzú, hasta la remilitarización de la Secretaría de Administración y Asunto de Seguridad de la Presidencia (SAAS).

Han negociado la existencia del genocidio y han imposibilitado que esa condena se aplique. Están retomando las estructuras militares, la juntita de Jimmy Morales es un Estado Mayor Presidencial, por ejemplo”, cita.

“Se ha retomado el espacio en la Conferencia de Ejércitos de América, está Avemilgua y la Fundación contra el Terrorismo. A partir de 2012 con el gobierno del PP es que se entra de nuevo en el proceso de regresión autoritaria, pues militarizaron varias instancias gubernamentales. Además, se han incrementado las alianzas con las mafias militares, empresariales y de narcos. Y eso hace que se incremente la corrupción y la impunidad”.

Rosada no vislumbra un panorama positivo. “No tengo esperanza de que esto camine para otro lado. La estructura y el funcionamiento del actual gobierno no garantizan un ambiente favorable para cumplir los Acuerdos de Paz. En lugar de superar las causas del conflicto generamos el ambiente de otra guerra.

Hay muchachos armados que matan pilotos de buses, hay guerra cuando un motorista le roba a un piloto de carro, cuando matan a alguien en la calle por un celular, cuando hay más oficiales armados y se incrementan los elementos de la Policía”, dice.

La solución sería la voluntad política, menciona. “Hay que tomar los acuerdos como referente para formar un nuevo proyecto para cambiar el país. No se pueden cumplir al pie de la letra, pero se pueden tomar como un modelo. Se necesitan nuevos políticos, nuevas instituciones políticas, se necesita voluntad”, concluye.

Apuntes de los propósitos y los fracasos de los Acuerdos de Paz

> El investigador social, Héctor Rosada, plantea distintos aspectos que determinaron el panorama para que se negociaran los Acuerdos de Paz, aunque también especifica cuáles fueron los errores para que ese pacto fracasara.

Aporte del diálogo (1986-1990)

Determinar la ruta estratégica.

Aporte de la negociación (1990-1996)

Determinar la agenda que se iba a trabajar.

Decisiones que se tomaron en el diálogo

1) Lograr que las partes en conflicto negociaran directamente.

2) Establecer acuerdos políticos.

3) Los acuerdos políticos debían convertirse en cambios constitucionales.

Los propósitos subyacentes de los cuatro gobiernos que protagonizaron diálogo y negociación

1) Resolver las causas que generaron la guerra mediante el cumplimiento de lo acordado. (Ramiro de León Carpio)

2) Terminar la guerra otorgándole amnistía a las partes enfrentadas en el conflicto armado a través de la Ley de Reconciliación Nacional. (Álvaro Arzú)

3) Descontrainsurgentizar la contrainsurgencia, es decir, eliminar de la mente la actitud de destruir al otro desde el poder y hacer que un ciudadano del interior que se suponía estaba protegido por la Constitución vigente fuera masacrado por las mismas fuerzas de seguridad del Gobierno. (Este objetivo nunca se planteó)

Efectos luego de la firma de la paz

1) Se bloquearon las reformas constitucionales en 1999.

2) Proponer eliminar la posibilidad de aplicar la justicia de transición.

3) La remilitarización del espectro político.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Hugo Barrios / Colaborador de elPeriódico
PGN rescata a dos niñas por maltrato físico en Amatitlán
noticia Lorena Álvarez / elPeriódico
Presupuesto 2021 quedará de Q107.5 millardos sin discusión en el Congreso

Nueva confrontación se inicia para la reducción del techo como lo ofreció esta semana el Presidente. El Ejecutivo trata de evadir la discusión en el Legislativo.

noticia Luisa Paredes / elPeriódico *
¿Qué es el Acuerdo de Escazú y por qué Guatemala no lo ha ratificado?

Este 22 de abril, en el marco del Día Mundial de la Tierra, entra en vigor el Acuerdo de Escazú en América Latina, un ambicioso tratado para salvaguardar el medioambiente, en una región destacada por su biodiversidad pero con infames problemáticas como la deforestación de la selva amazónica.


De último momento

MP presenta solicitud de antejuicio contra Jimmy Morales

La Fiscalía contra la Corrupción tiene una investigación abierta que involucra a Morales. El expediente está relacionado a la expulsión del comisionado de la CICIG, Iván Velásquez.

noticia Luisa Paredes /elPeriódico

Más en esta sección

Bomberos evacuaron a residentes de casa que se inundó en Bárcenas

otras-noticias

PNC reporta ataque contra agentes que realizaban allanamiento en Camotán

otras-noticias

Lewandowski empata y España sufre

otras-noticias

Publicidad