[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Nacionales

Piden fiscalizar remodelación de comisaría en Quetzaltenango


Diputados de Encuentro por Guatemala señalan sobrevaloración en construcción de comisaría en Quetzaltenango; solicitan a la CGC fiscalizar el proyecto.

foto-articulo-Nacionales

Hace dos años el Ministerio de Gobernación por medio de la dirección General de la Policía Nacional Civil (PNC) suscribió un contrato con la empresa Inversiones en Tecnología y Construcción S.A. para remodelar la Comisaría Regional de la Policía Nacional Civil en la cabecera departamental de Quetzaltenango. El costo del proyecto fue de Q41.5 millones que fue otorgado directamente a la constructora cuyo representante legal es Otto René Flores Negreros.

En el proceso de contratación que fue por excepción estuvo relacionado con el plan de reconstrucción N7. Coincidentemente el proveedor es primo de Juan Enrique Negreros Morales, quien fungió como director del Fondo Social de Solidaridad (FSS) en el gobierno del Partido Patriota (PP).

El plazo de la ejecución de la obra que incluía desde instalaciones hidráulicas, sanitarias, eléctricas especiales, muebles y elementos fijos, obras exteriores, trabajos preliminares, movimientos de tierras, cimentación, losas, vigas, techos, sanitarias y levantado de block era para realizarse en 300 días “calendario”. Materiales que en la mayoría de casos, a juicio de la diputada de Encuentro por Guatemala, Nineth Montenegro, están sobrevalorados.

A la fecha el Estado ha pagado por la construcción y reposición de la comisaría Q39 millones, pero “extraoficialmente” se conoce que se pedirá una ampliación de Q8 millones, para concluir con el tercer módulo. De concretarse la constructora que también se identifica comercialmente con otros cinco nombres superaría los Q83.2 millones que ha ganado en los cinco años que ha sido proveedor del Estado.

La congresista solicitó a la Contraloría General de Cuentas (CGC) una auditoría a la adjudicación de todos los proyectos de reconstrucción del terremoto del 7 de noviembre de 2012, “en especial a la comisaría de Quetzaltenango para verificar la posible sobrevaloración y determinar por qué está paralizada la obra”, concluyó.

Sanitarios sobrevalorados

El contrato administrativo número SC-SGAL-PNC-22-2013 de fecha 22 de mayo de 2013, describe las ofertas presentadas a los 21 renglones, dentro de ellos sobresale inodoros, lavamanos, mingitorios, duchas, entre otros productos. Además, en su sexta cláusula autoriza la ampliación del contrato aunque exista variaciones en el valor de la obra.

Por ejemplo, el subgrupo 17.01 –inodoros- fueron comprados cada uno por Q4 mil 350, de los que se obtuvieron 59 unidades de “inodoros, calidad intermedia” por un total de Q256 mil 698. Aunque el precio en el mercado oscila entre los Q800 a Q2 mil 500 cada unidad el cual depende de la calidad del producto.

Otro producto que llamó la atención es la adquisición de 57 lavamanos por el que se canceló Q140 mil 300 a Q2 mil 461 cada uno. A ello se suman 13 mingitorios, cada uno con un valor de Q5 mil 354.

La empresa también vendió a la Comisaría, 17 tipos de puerta, dentro de ellas 107 de MDF –ancho 0.90 por 2 metros de alto– de una sola hoja por un monto de Q450 mil 794; otra que sobresale es la adquisición de tres persianas por Q58 mil 623 cada una.

Los antecedentes

El 5 de julio de 2013, el subinterventor de la Empresa Puerto Quetzal, Julio Sandoval, firmó un contrato de usufructo oneroso con Otto René Flores Negreros para 25 años. La empresa recibe 2 mil 982.88 metros cuadrados, por lo que debía de pagar US$598.58.

La empresa de Flores Negreros había sido contratada por el expresidente, Otto Pérez Molina, para la construcción de una rampa de inspección de contenedores que se instalaría dentro de la Empresa Portuaria Quetzal, el proyecto estaba valorado en Q16 millones.

Juan Enrique Negreros fue el director del Fondo Social de Solidaridad y que estuvo a cargo del proyecto que Pérez Molina buscaba impulsar en el Aeropuerto La Aurora, la Plaza Baktun.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Topografía y sismos dañan casas comunitarias
noticia Lucero Sapalú/ elPeriódico
Giammattei dice que la ley para garantizar servicios básicos tiene “defectos”

Este jueves termina el plazo para que el Ejecutivo apruebe o no, el decreto 15-2020.

noticia Luisa Paredes
Cuatro guatemaltecos indocumentados entre víctimas de choque en Arizona

Los connacionales viajaban en la parte trasera de un vehículo conducido por dos “coyotes”.



Más en esta sección

5 minutos

otras-noticias

La portada del día

otras-noticias

Red Medrano conserva propiedad de 24 bienes

otras-noticias

Publicidad