[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Nacionales

Continúa el debate sobre la gestión de los servicios del IGSS


El sector privado pide que el contribuyente pueda elegir en dónde depositar sus recursos a la hora de escoger un plan de retiro o un seguro de salud.

foto-articulo-Nacionales

Las audiencias públicas para discutir las reformas que debe sufrir el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) tuvieron un nuevo capítulo donde el sector privado volvió a poner sobre la mesa la posibilidad de que el contribuyente elija en dónde depositar sus recursos para su pensión de retiro o qué seguro médico contratar.

Esta postura, en opinión de Roberto Ardón, director ejecutivo del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (CACIF) no es una privatización sino devolverle el poder a quien está cotizando que son los trabajadores. Así ellos decidirían y no lo haría un grupo de funcionarios como hasta ahora. Y aclaró que el IGSS siempre seguirá siendo el ente rector como lo aclara la Constitución.

El presidente de la Comisión, Luis Pedro Álvarez, coincidió con el sector privado en que el modelo actual está agotado y por eso se está hablando, entre otras posibilidades de la opción de privatizar la gestión. Además dejó claro que no ve realista ni viable reforzar el sistema actual ya que eso depende de que el Gobierno pague los más de Q30 millardos que adeuda al IGSS.

A estas deudas también se refirió Gloria González, que participó en la reunión como representante de ex trabajadores del IGSS. Ella pidió que paguen lo que deben tanto el Estado como los patronos del sector privado. Además destacó que hay que mejorar el servicio del IGSS pero siempre garantizando su autonomía y sin un fin lucrativo.

Para la analista del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN), Verónica Spross, se debe buscar la viabilidad financiera a través de un sistema sostenible y autofinanciable donde las personas se den cuenta que hay que hacer un esfuerzo si quieren una pensión en el futuro y no puede pretenderse tener una pensión sin haber cotizado en su vida.

Entre las medidas propuestas están la diversificación de los fondos, obligar a la gente a que tenga un ahorro complementario, establecer una edad mínima para jubilarse , incrementar la tasa de cotización o revisar el programa para pagar pensiones a los que fueron empleados públicos y que le cuesta al Estado cerca de Q2 millardos al año.

¿Hay monopolio?

Durante las últimas semanas también se ha hecho referencia a la supuesta monopolización de IGSS donde un trabajador no puede elegir dónde depositar sus recursos para cubrir su salud y un retiro digno.

En este contexto se analizan en cuenta varios modelos utilizados por diferentes países, entre ellos el de Chile, en el cual se presenta un sistema de capitalización individual operado por empresas privadas.

Este fue alabado por el diputado Álvarez, debido a la “gran capitalización” lograda en los años que lleva vigente y la generación de un gran rendimiento para los contribuyentes con un promedio del 9 por ciento, cifra superior a lo que la mayoría de fondos de inversión ofrecen.

Este escenario positivo de la privatización y el rendimiento de los fondos no lo comparte Karin Slowing, integrante del Consejo Nacional de Salud.

“Nadie en lo individual ahorrando tendría la capacidad de asegurar su vejez. Si se privatiza se desprotege a los de menores ingresos. Además hoy el IGSS no está monopolizado ya que una persona con capacidad puede tener planes de pensiones o seguros médicos complementarios. Pero esa libertad de unos pocos no se puede aplicar a todos porque la mayoría saldrá perdiendo. Me parece algo inhumano y poco solidario”.

De acuerdo a las cifras de la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi) de 2014 casi el 60 por ciento de la población de Guatemala se encuentra en la pobreza.

Atraer más cotizantes

Durante las diferentes ponencias el día de ayer lo que si pareció claro fue la necesidad de reformar un modelo que no funciona y en la que cotizan solo alrededor del 17 por ciento de la Población Económicamente Activa (PEA).

Uno de los mayores problemas es que en Guatemala un 70 por ciento de la población está en la informalidad, explica Álvarez. Por ello en su opinión hay que incentivar y flexibilizar el modelo para que más gente pueda cotizar.

En este sentido recordó que hoy solo pueden optar a pertenecer al IGSS los empleados formales y por tanto hay que hacer que “personas en situación de autoempleo, de economía informal o migrantes con sus remesas entren al sistema”.

Ese problema lo comparten todos los implicados. “El IGSS actual no es ninguna maravilla y necesita reformas y que más personas pueda cotizar. Pero siempre buscando una cobertura mínima para la mayoría”,  dice Slowing.

La salud como negocio

Karin Slowing también se refirió a los seguros privados que tienen condiciones y restricciones según el ingreso y las enfermedades que puedan tener los usuarios. Y destacó que es porque ellos siguen una lógica de ganancias frente a una institución como el IGSS en donde debe prevalecer por encima de todo el bienestar de la persona.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Cómo quitar las uñas de acrílico fácil y rápido
noticia
Justo y merecido comentario
noticia Tulio Juárez
Prohibido casarse antes de los 18 años de edad en este país

Legislativo modifica Código Civil que autorizaba –al menos hasta que entre en vigencia el Decreto aprobado hoy- el matrimonio entre mujeres de 14 años en adelante y 16 en varones, lo cual queda vedado.



Más en esta sección

Gobierno estadounidense continúa con apoyo a damnificados por tormentas

otras-noticias

Familia busca a su perro perdido en Antigua Guatemala

otras-noticias

Día del médico: Carlos Finlay identificó al mosquito que da la fiebre amarilla, pero le dieron la espalda

otras-noticias

Publicidad