[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Nacionales

El dedo que perdió Jesús


La caída del dedo medio de la consagrada imagen de Jesús Nazareno de La Merced durante la procesión de Viernes Santo, se suma a diversos incidentes en actividades religiosas.

 

 

foto-articulo-Nacionales

Dedos rotos, agudas exclamaciones y vestiduras rasgadas… no, no es el cuadrilátero de Chivarreto al que los pobladores de esa aldea en Totonicapán suben a arreglar sus conflictos cada Viernes Santo a puño limpio. Y tampoco es Santa Cruz del Quiché, donde Jesús, Poncio Pilatos y un servidor de Herodes fueron agredidos el pasado viernes, cuando el actor que representaba al Nazareno cayó con todo y cruz sobre el carro de uno de los espectadores que se lanzaron a golpes contra la compañía teatral. No, es el saldo de daños al cierre de los cortejos procesionales.

El anda que llevaba al sepultado de El Calvario tuvo problemas con la iluminación del adorno, lo que generó un atraso de más de una hora en el recorrido. El Cristo del Amor de Santo Domingo también se retrasó cuando parte de la urna que protege la imagen se desarmó debido al movimiento del mueble. Y a Jesús de La Merced se le quebró un dedo de la mano izquierda.

Las falanges de la catástrofe

Cuando Jesús Nazareno de La Merced –la primera imagen consagrada de América en 1717– pasaba por el Conservatorio Nacional de Música en su tradicional recorrido de Viernes Santo por la zona uno capitalina, una de las liras que se usa para levantar los cables eléctricos golpeó la cruz de la imagen y esta recayó sobre la mano izquierda, quebrándole el dedo medio. Ante el incidente la procesión siguió su rumbo.

Pero con los celulares y cámaras los devotos captaron el dedo faltante, cuya ausencia generó rumores que vaticinaban una próxima catástrofe y terremotos. Esto porque la escultura tallada en 1654 por Mateo de Zúñiga y encarnada por Joseph de la Cerda, fue nombrada Patrón Jurado contra las Calamidades en 1721.

Durante la homilía de ayer, Domingo de Resurrección, el párroco Orlando Aguilar aclaró el tema. Bajo los arcos y bóvedas de La Merced, el cura dijo que no era la primera vez que se le quebraba un dedo a la imagen. En los últimos 30 años se han recogido dedos casi una docena de veces, debido a la cercanía de los mismos con la cruz. Restauradores del Instituto de Antropología e Historia (IDAEH) los han reparado varias veces.

Por eso es que, cuando en los años ochenta se restauró al Nazareno mercedario, se hizo una réplica de las manos para sacar en procesión, para evitar daños a las piezas originales, señaló el párroco, agregando que “se podía caer una oreja, una nariz, una cruz”. La mano izquierda será restaurada esta semana. “¡Ese cuentecito del dedo aquí se termina! ¡Dejen de estar especulando que si va a haber un terremoto, que si va a ser una catástrofe!”, terció Aguilar.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Fernando González Davison
“Lula”, Doria y las Fuerzas Armadas de Brasil

Doria y Lula han tenido fuertes diferencias en el pasado, pero una alianza entre ambos sería urgente para que paren las acciones retorcidas de Bolsonaro.

noticia
5minutos

Lea lo que tiene que saber hoy en 5minutos.

noticia Redacción elPeriódico
Morgue del San Juan de Dios no dispone de cuarto frío


Más en esta sección

Elektra Guatemala celebra sus 23 años

otras-noticias

Nestlé Guatemala inaugura su centro de distribución más grande de la región

otras-noticias

Día Mundial contra la Polio: Cerca de su erradicación

otras-noticias

Publicidad