[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Nacionales

El club VIP que le vende las medicinas al IGSS


A través de la modificación del Listado Básico de Medicamentos, el IGSS aumentó el gasto y a su vez favoreció a ciertas casas proveedoras evitando así las compras por Contrato Abierto. El sistema que utiliza el Seguro Social para comprar los medicamentos para sus afiliados incluye requisitos que favorecen a casas proveedoras como J.I. Cohen, Agefinsa y Meproser, entre otras.

Si el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) fuera el anfitrión de una fiesta, en el Listado Básico de Medicamentos figuran los únicos invitados. Solo los medicamentos que ahí aparecen pueden entrar, los que no, simplemente quedarán fuera. Para el listado el proveedor sería lo de menos, no obstante, al observar las características que debe tener cada producto y la documentación necesaria para ingresar, la fiesta se convierte en un VIP donde entran solo los amigos del organizador de la fiesta.

Un estudio elaborado por una experta en el mercado de medicamentos, quien solicitó el anonimato por seguridad, describe cómo el sistema de compras del IGSS está diseñado para favorecer a los grandes proveedores de Guatemala como J.I. Cohen (propiedad de la familia Cohen), Agencia Farmacéutica Internacional -Agefinsa- (propiedad de Fernando Jarquín, amigo y financista de la ex vicepresidenta Roxana Baldetti).

Además de otros emergentes, pequeñas empresas pero con influencia como Mederi, Meproser y Prizm todas vinculadas a Juan Pablo Muralles, quien está procesado por el caso Negociantes de la Salud.

La mayoría, propietarios de las licencias de distribución de los medicamentos “invitados” por el IGSS.

Las barreras

Según describe el estudio, cuando una farmacéutica crea un nuevo medicamento la fórmula es protegida por una patente que dura entre cinco y 15 años. La razón de la exclusividad de su fabricación es para que la casa creadora tenga tiempo de recuperar lo invertido en el desarrollo del producto, vencido el plazo, el medicamento podrá ser elaborado por casas de genéricos. Sin embargo, en Guatemala aunque haya vencido el periodo de protección, los proveedores han influenciado para modificar los requisitos que permitan el ingreso de los genéricos al mercado y extender así la protección para las fórmulas originales. Las compras directas en el IGSS son un buen ejemplo.

Si el Seguro Social necesita hacer una compra y el monto es menor a Q90 mil, la  Ley de Compras y Contrataciones del Estado permite hacer la adquisición directa y sin mayores procedimientos. No obstante, es habitual que el IGSS pida al potencial proveedor una declaración jurada en la que asegura haber presentado los estudios toxicológicos y clínicos del fármaco ante el Departamento de Regulación de Medicamentos del Ministerio de Salud.

Los estudios mencionados son producto de la investigación de la casa farmacéutica creadora de la fórmula, los fabricantes de genéricos no tendrán acceso a ellos. Aunque la patente de exclusividad haya vencido, este requisito perpetúa indirectamente la protección para el medicamento original y bloquea la posibilidad de adquirir productos genéricos, usualmente más baratos. A esto se agrega que el propio Departamento de Regulación de Medicamentos ha manifestado que dichos estudios no son un requisito establecido para obtener el Registro Sanitario del producto genérico.

El estudio cita algunos ejemplos de la ventaja de permitir la competencia de genéricos. La cápsula Dutasteride fue vendida durante muchos años al Seguro Social a Q13.40 cada unidad. Cuando en 2015 venció la patente de protección y se autorizó el registro sanitario para un medicamento generico, J.I. Cohen y Corporación Amicelco (únicos distribuidores autorizados del medicamento original) entraron en una guerra de precios contra el genérico. El precio bajó hasta Q5.10 por cápsula.

Las barreras se intentaron reforzar en diciembre de 2015 cuando la farmacéutica J.I, Cohen planteó un recurso contra los medicamentos genéricos que fue avalado por la Corte de Constitucionalidad (CC). La resolución hizo obligatoria que los medicamentos no reconocidos en las farmacopeas de Guatemala (Libro oficial de medicamentos que recoge las normas para mezclar las sustancias medicinales), deberían presentar los estudios toxicológicos y clínicos para obtener el registro sanitario, algo imposible para los fabricantes y distribuidores de productos genéricos.

En este sentido, la experta cuestiona el por qué esta declaración se pide solo para las compras menores y no para las mayores de Q90 mil. Una posible explicación: Las licitaciones mayores están controladas de manera distinta.

Vigilancia externa

El 29 de septiembre de 2015, la gerente de J.I. Cohen, Déborah Cohen, envió una carta al Jefe del Departamento de Regulación y Control de Productos Farmacéuticos y Afines del Ministerio de Salud. En la misiva, Cohen solicita información respecto al registro sanitario del producto No Farmacopéico Sitaglipta+Metformina y saber si Croient Pharma sometió los estudios toxicológicos propios del fabricante.

En su respuesta del 1 de octubre, el Ministerio de Salud aseguró que los mencionados estudios no fueron sometidos pues no son requisito establecido para el registro sanitario. El 22 de diciembre, después de haber obtenido el aval de la CC que pedía más requisitos a los genéricos, Cohen envió otra misiva para pedir la cancelación del medicamento Sitagliptina+Metformina.

La solicitud pudo proceder, no obstante, el 22 de diciembre la CC en una aclaración estableció que el Estado debía continuar con las normas internacionales ya suscritas. El requisito de presentar los estudios de toxicología será aplicable para los genéricos que intenten registrarse de ahora en adelante.

Inclusiones para la lista de invitados

El proceso para que un medicamento sea agregado al Listado Básico de Medicamentos debe iniciar desde que el afiliado al IGSS es examinado. A partir de su diagnóstico, será el médico quien solicite el fármaco que su paciente necesitará. El Comité Terapéutico Local de cada unidad del Seguro Social recopila las peticiones de los doctores, las analiza y las traslada al Comité Terapéutico Central para determinar si procede o no la solicitud. Si el dictamen es positivo, la Junta Directiva del IGSS da su aprobación final y se hará la compra al proveedor. En la realidad, el sistema funciona a la inversa.

Según el estudio, el verdadero tráfico de influencias se da aquí. Una manera de comprobar estas anomalías es la inclusión de fármacos de reciente creación “¿Cómo es que siendo un medicamento que apenas acaba de salir al mercado, y que probablemente los médicos no lo han utilizado, pudieron recomendar para su inclusión en el listado?”, cuestiona la experta.

La respuesta es que dicha inclusión ni siquiera fue recomendación de médicos tratantes sino que fue propuesta directa del proveedor. “Este es el caso de empresas que ofrecen fármacos de multinacionales que nadie más vende, como los distribuidos por  J.I. Cohen, Agefinsa, Lanquetin y CIPLA, este último a través de Juan Pablo Muralles, operador del IGSS en la época de Juan de Dios Rodríguez, detenido por el caso Negociantes de la Salud”,  se lee.

Durante la administración de Rodríguez como presidente del IGSS, el Listado se incrementó de forma exponencial. Las denuncias de personas cercanas a la adición de medicinas hablaban de una red que se encargaba de vender la inclusión del producto al listado por coimas de más de Q500 mil por producto.  Esta red era operada por Muralles, según las investigaciones de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y el Ministerio Público (MP).

En agosto de 2014, la Junta Directiva del IGSS aprobó la inclusión de nuevos productos en el Listado Básico de Medicamentos, beneficiando principalmente a:  J.I.Cohen con 21 códigos nuevos; Agefinsa e Iberfarma (vinculadas a Fernando Jarquín) con 15 códigos  nuevos; Meproser, Mederi y Prizm (vinculadas a Juan Pablo Muralles) con 13 códigos (hasta 2013 no le vendían al IGSS) y Pharmalat con 12 códigos entre otros laboratorios.

Además de varias modificaciones al listado básico que provocó que los precios de los productos, en su mayoría nuevas presentaciones del medicamento con recubiertas para duración prolongada o con menor contenido del principio activo, se incrementaran sustancialmente en perjuicio de las finanzas del Seguro Social y en beneficio para las ventas y cuentas bancarias de las casas farmacéuticas.

Por ejemplo, la Docetaxel que distribuye Agefinsa, el IGSS la empezó a comprar a Q1,790.48 el vial, cuando anteriormente la compraba a Q345 en el contrato abierto a otra casa médica; la Insulina de Agefinsa la compró a Q82.50 el vial de 5 ml, cuando anteriormente la compraba a Q35.20 el vial de 10 ml a otra casa médica (más cara por menor contenido) y la Warfarina Sódica de Iberfarma la pasó a comprar a Q3.30 la tableta de 3 ml, cuando antes la compraba a Q2.30 la tableta de 5ml.

La Junta Directiva del IGSS, ahora presidida por Carlos Contreras, impulsa a marchas forzadas la firma de un convenio con la UNOPS para comprar los medicamentos del listado básico, una negociación que despierta muchas suspicacias de que pueda tratarse de una compra onerosa más para el Seguro Social.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Méndez Vides
“Leer es para burgueses”

VIAJE AL CENTRO DE LOS LIBROS

noticia Redacción / elPeriódico
Reinician combate del incendio forestal en La Antigua Guatemala

Llamas llevan más de 15  días de propagarse en zonas boscosas de la ciudad colonial.

noticia Evelin Vásquez/ elPeriódico
Salud reporta 21 casos en Sansare, El Progreso en un día

Por el aumento de casos la municipalidad confirma que se establecerá un cordón sanitario a partir del sábado por la mañana.



Más en esta sección

EEUU dice que Irán y Rusia obtuvieron datos de electores registrados

otras-noticias

Jefe de Comando Sur de EE.UU. analiza con El Salvador lucha contra narcotráfico

otras-noticias

Autoridades hondureñas incineran cargamento de cocaína incautado a cárteles

otras-noticias

Publicidad